Joven artista pinta ojos sobre piedras (que luego devuelve al sitio donde las encontró)

Los transeúntes pueden sorprenderse al descubrir la mirada voyerista de estas piedras en su camino…

¿Te imaginas ir por el bosque o por la calle y de pronto sentir una mirada? ¿Y qué tal si voltearas y notaras que no hay nadie a tu alrededor? ¿Y si la mirada proviniera de una piedra? Eso te podría pasar si estas de paseo por Queenstown, una ciudad de Tasmania. Y es que en esta isla australiana vive una joven artista que dedica parte de su tiempo creativo a pintar ojos hiperrealistas sobre piedras, las cuales luego regresa al sitio donde las encontró.

Jennifer Allnutt pinta penetrantes y realistas miradas –todas con una expresión específica– sobre las piedras que encuentra en su ciudad natal, en la cual la actividad minera ha dejado un tipo de piedra que funciona perfectamente como lienzo. En este original juego, que oscila entre pintura y performance, esta artista ha encontrado la manera perfecta de dar a conocer parte de su obra. Y nos demuestra de manera preciosa cómo debe ser la labor del artista: despreocupada, desprendida, siempre aspirando a generar asombro y a develar lo real. Porque como dijera el pintor Paul Klee, el arte no reproduce lo visible: lo hace visible.

Así, a través de los ojos que pinta Allnutt podemos develar la realidad y hasta vernos a nosotros mismos. Pero ya que parece improbable que te encuentres uno de estos tesoros oculares, aquí te dejamos algunas fotos del trabajo hiperrealista de esta pintora, cuya obra puedes ver también en Instagram.

pintura-hiperrealista-rocas-anatomia-arte-callejero

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

arte-pintura-rocos-ojos-hiperrealismo-11

 



Banksy aparece de nuevo con esta heroica obra en las calles de Venecia

Banksy logró montar una obra callejera en Venecia antes de ser expulsado por la policía.

Banksy llega siempre a donde no lo invitan. Este mes no fue la excepción: el artista apareció en Venecia para revelar una obra nueva al público. En el marco de la exposición de la Bienal de Venecia, que reúne lo mejor del arte internacional, Banksy aprovechó para plantear una obra que sólo podría lucir en las calles.

Quizá en contraste con la elegancia y buen gusto asociadas a la Bienal, Banksy escogió un puesto callejero para montar su obra, que tituló Venecia al óleo. El artista acomodó nueve pinturas para revelar una sola imagen masiva a los transeúntes. En ella, un crucero cubre por completo la ciudad de Venecia. Sus movimientos llamaron la atención de la policía, quien terminó por echarlo del sitio.

En la obra, unos pequeños personajes en góndola parecen huir con miedo del enorme monstruo que bloquea la vista de una de las ciudades más bellas del mundo. La imagen parece criticar el turismo de masas desalmado y mecánico que inunda a la ciudad de Venecia cada vez con más frecuencia. 

Una sola imagen deriva en cientos de significados. Al ver esta obra de Banksy, pensamos en los preocupantes efectos del turismo económico que no conoce límites, incluidos los estragos al medioambiente. El artista, cuya identidad permanece en secreto, también tomó en cuenta a aquellos extranjeros que no son tan bienvenidos en Europa: los migrantes.

Antes de desaparecer de nuevo, Banksy dejó una última provocación. El muro de un canal en Venecia ahora tiene un grafiti con un niño migrante que pide socorro.

Te dejamos el video que el propio artista compartió en su Instagram, el cual ya tiene más de 2 millones de reproducciones:



El arte es indispensable para vivir, y este barrio de colores en Perú nos lo recuerda

Murales prismáticos de Xomatok cubren las calles de Lima con ráfagas de color. El artista recupera el espacio público y deposita sus colores en los lugares más cotidianos.

Los humanos tenemos una necesidad básica de rodearnos de arte y belleza. Está comprobado que vivir en un lugar hermoso (es decir, que el barrio, delegación o espacio en el que habitamos sean bonitos) hace que disminuya la criminalidad y la violencia.

De hecho, diversos estudios han demostrado que en un entorno feo y sucio se multiplica el vandalismo callejero, mientras que en las zonas cuidadas y bien mantenidas ello se reduce, lo cual es bastante lógico.

xomatok-lima-murales-barrio-criminalidad-violencia-germen-crew-peru Xomatok-10

Por fortuna hay personas que con actitudes positivas producen grandes efectos en la vida de los demás. Es el caso de este sugerente proyecto que dio color a la realidad de un barrio en Lima, Perú. El artista visual y director de arte Xomatok ha dejado su huella con colores vivos y frescos, imprimiendo una imagen muy singular en muros, escaleras y edificios abandonados.

Las vívidas intervenciones están en el distrito de Lima llamado Villa el Salvador. Según la revista Colossal, el estilo del artista es agregar color en las áreas al aire libre.

Con sus colores, Xomatok invita a quitarse la venda y superar la ceguera que tantas personas, especialmente los tomadores de decisiones, parecen tener ante el hecho de que los humanos necesitamos el arte y la belleza.

xomatok-lima-murales-barrio-criminalidad-violencia-germen-crew-peru Xomatok-7-768x563@2x