Fotografía del día: una mamá pato y sus más de 50 patitos en fila 🦆

Esta especie no puede tener tantas crías… ¿Por qué tantos patitos seguían a esta mamá pato?

Nunca se había visto a una mamá pato como la que el fotógrafo amateur Brent Cizek capturó en un lago de Minnesota.

Este fotógrafo no podía creerlo cuando, al dirigir su bote a la costa del lago Bemidji para huir de la lluvia, vio a esta mamá pato de la especie serreta grande, detrás de la cual aparecieron diez, 15, 20 patitos, hasta que en la kilométrica fila pudo contar un total de 56. Después, cuando pudo volver al lago una segunda ocasión, se dio cuenta de que el número de patitos ascendía hasta 76.

madres-hijos-pato-patitos-fila-mundo-animal

 

¿Por qué tantos patitos seguían a esta mamá pato?

Según contó Cizek para la Audubon Society, que dio a conocer por primera vez esta fotografía y la historia detrás, ya antes había fotografiado una fila de 20 patitos siguiendo a su madre, pensando que eso ya era bastante asombroso.

Y es que el pato serreta grande sólo puede poner un máximo de 13 huevos. Pero tiene un curioso comportamiento, el cual consiste en que algunas hembras colocan sus huevos en los nidos de otras hembras. Se cree que esta es una táctica para asegurar la supervivencia de algunas crías, pues en caso de que los predadores ataquen un nido, no habrán podido acabar con todos los huevos.

Así que la mamá pato que Cizek captó es un conmovedor ejemplo de solidaridad pues que, según se piensa, los 76 patitos fueron adoptados por ella. Pero aún no comprenden cómo, ya que ella sólo pudo haber incubado un máximo de 20 huevos. Por eso, los expertos de la Audubon Society sostienen la hipótesis de que esta mamá pato encontró patitos abandonados o perdidos en el lago. ¿Por qué estaban perdidos? Tal cosa podría explicarse por muchas razones: quizá se extraviaron a causa de las lluvias, o puede que sus padres fuesen cazados.

¿Cómo saberlo? Lo cierto es que no hay cómo responder a este misterio, pero no cabe duda de que esta mamá pato es un ejemplo de solidaridad y empatía, pues decidió hacerse cargo de estos patitos. Algo que, como todas las madres del mundo saben, no es nada fácil.



Amor, vulnerabilidad y masculinidades alternas: entrevista con el poeta Jericho Brown

“Creo que especialmente para los hombres es difícil salir al mundo a decirles a todos ‘Estoy buscando intimidad. Estoy buscando ser vulnerable.'”

Jericho Brown, nacido en Louisiana en 1973, es uno de los poetas más interesantes de la escena literaria estadounidense actual. Con Please, The New Testament y The Tradition, tres breves pero contundentes libros, Brown ha cimentado una sensibilidad muy particular, donde se unen la rabia y el dolor de la violencia policial que sufren las comunidades afroamericanas, con los propios episodios de la vida del autor lidiando con temas como el racismo, la homosexualidad, la autoimagen corporal y lo que significa ser una persona sensible en un mundo que parece castigar la sensibilidad.

Portada de “The New Testament”

En una entrevista reciente, Brown comparó la creación artística con el enamoramiento. Según él, se trata de actos en donde nos ponemos en situación vulnerable, y que eso es precisamente lo que nos atrae del arte.

“Es como cuando estás enamorado. No te puedes enamorar sin ser vulnerable (…) Todo en nuestra cultura nos entrena para no ser vulnerables, para evitar la intimidad. Y la poesía nos pide que seamos de una forma en la que normalmente no estamos entrenados para ser. La poesía puede entrenarnos para ser así. No estamos entrenados para hacerlo. Creo que es difícil admitirlo para la gente. Creo que especialmente para los hombres es difícil salir al mundo a decirles a todos ‘Estoy buscando intimidad. Estoy buscando ser vulnerable.’”

Y es que, para Brown, los poetas siempre se escudan en ocupaciones secundarias cuando se les pregunta a qué se dedican: responden que dan clases o editan libros, pero no se nombran a sí mismos “poetas”, es decir, seres vulnerables.

jericho-brown
Jericho Brown (Imagen: AJC.com)

¿Pero qué significa exactamente ser vulnerable, y por qué eso debería ser importante?

Para Brown, se trata de que la poesía nos permita observar dentro de nuestros propios abismos sin sucumbir al vértigo. En sus propias palabras,

“Cuando empiezas a observarte a ti mismo encuentras un montón de mierda fea. ¿Sabes a qué me refiero? Así que, cuando hablo de ser vulnerables, me refiero a la habilidad para observar esa mierda fea. Transformar la mierda fea en lenguaje que va a convertirse en algo que esperamos que sea hermoso (…), pero no significa que creas que es hermoso. Puedes ver lo feo que es.”

La vulnerabilidad nos permite observarnos a nosotros mismos y a los demás sin voltear el rostro. Cuando hablamos de intimidad en aspectos emocionales, se trata de poder acercarnos a nuestros rasgos menos atractivos sin tratar de estetizarlos, ni hacer como que no están ahí.

El trabajo creativo (aunque, desde cierto punto de vista, cualquier trabajo, así como la vida misma, comportan un ingrediente de creatividad) es especialmente exigente a este respecto: la obra de arte le pide al artista su vulnerabilidad, y a su vez el artista debe estar atento para reconocer que esa vulnerabilidad que lo lastima puede nutrir su relación con el mundo.

“Escribir más allá de las líneas que salieron fácilmente. La gente llega a la línea fácil y creen que ya terminaron. Pero ese es solo el comienzo. Ahí es cuando te dices, ‘¡Mierda, ahora voy a tener que decir la verdad porque acabo de mentir!” (…) Para mí, eso es lo que quiero decir al hablar de ser vulnerables frente a la obra. Me refiero literalmente a sentarte y hacerla y tomar lo que te ofrezca. Y si no te está dando nada, entonces insistir en ella hasta que lo haga.”

Aquí puedes leer y escuchar algunos poemas de Jericho Brown en español.



La belleza del instinto maternal entre los animales

La naturaleza es muy sabia y brinda a cada animal los elementos necesarios para asegurar la protección de sus descendientes.

En el reino animal, el instinto maternal es un proceso natural que viven muchas especies, incluido el humano. Esta inclinación por el cuidado de las crías, suele presentarse en mayor medida en hembras como parte de su ciclo reproductivo.

No es ajeno el trabajo y colaboración que emprenden algunos machos por el cuidado de los hijos, sin embargo, en múltiples ocasiones y especies, la madre es quien suele ser la encargada de sacar adelante a las crías de manera solitaria; incluso en algunos animales, el esfuerzo maternal consiste en superar condiciones climáticas rigurosas con el fin de lograr que su descendencia se desarrolle. Ejemplo de ello son las ballenas grises, quienes recorren miles de kilómetros para encontrar el mejor lugar para dar a luz.

El instinto maternal en el reino animal no solo abarca la gestación o incubación, también implica la alimentación de las crías, vigilancia en el desarrollo de las mismas y enseñanza de técnicas para sobrevivir. También se desarrolla un lazo fraternal entre la madre e hijo que tiene una serie de reacciones cerebrales en las hembras. Ejemplo de ello es el amamantamiento humano, en el cual se libera oxitocina en el cuerpo de la madre, hormona relacionada con la sensación de placer y bienestar.

Aunque se reconoce el instinto maternal entre los humanos como un acto que responde a procesos sociales, la realidad es que se comparte mucho con los animales respecto al tema, los simios, por ejemplo, son muy parecidos a las personas.

La bióloga Lucía Gandarillas, especialista del Parque de la Naturaleza de Cabárceno en España, asegura que las hembras gorilas tienen el instinto maternal muy desarrollado, son tan protectoras con sus crías que incluso dejan de comer para dedicarles el mayor tiempo posible. Por su parte, las hembras orangután tardan más de 6 años en desprenderse de sus hijos para que estos alcancen la independencia, un largo período de tiempo en el reino animal.

Otra especie que también sorprende por su instinto maternal son los perros, debido a que las hembras son capaces de sustituir como nodrizas a madres que fallecieron para que los hijos sobrevivan.

Sin duda, la naturaleza es muy sabia y brinda a cada animal los elementos necesarios para asegurar la protección de sus descendientes. De esta manera, se mantiene la existencia las diferentes especies que habitan en el planeta. Si conoces alguna otra curiosidad de la maternidad en la biodiversidad de la Tierra, ¡compártela con nosotros!

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic