Jóvenes que participan en movimientos sociales podrían ser menos proclives a la depresión

Formar parte de una fuerza colectiva podría tener impactos positivos en la psique. Lo malo es que muy pocos jóvenes lo saben.

La participación de la juventud en los movimientos sociales siempre ha sido tan contundente como decisiva. Prueba de ello son las protestas que, en lo que va de este siglo, han sacudido a muchos paíes; por ejemplo, las de los estudiantes en Chile, mismas que hasta hoy siguen en auge.

No obstante, comparando el total de la población joven a nivel global con el número de jóvenes que participan en los movimientos sociales tenemos como resultado que, en realidad, una gran mayoría de este sector es indiferente a la política. Tal es el caso en México, que aunque se ha visto inmerso en procesos sociales de gran envergadura y su población joven representa el 50%, más del 40% dice tener nulo interés por la política.

Sin embargo, es posible que participar en movimientos sociales sea bueno incluso a nivel psíquico pues, según algunas investigaciones, formar parte de amplios procesos sociales podría impedir el desarrollo de la depresión y otros trastornos emocionales.

participacion-jovenes-movimientos-sociales-depresion

En un estudio realizado en la Graduate School of Public Health se examinó la prevalencia de la depresión en la población de Hong Kong que formó parte de una protesta que duró 79 días en el 2014, llamada Ocuppy Central o Umbrella Movement.

Los investigadores utilizaron una encuesta para determinar probables síntomas de depresión y su incidencia en 1,170 personas. La mayoría (un 37%) resultó ser resiliente, un 22% fue resistente, mientras que con depresión moderada sólo se calificó a un 8%. Sin embargo, las personas no tenían menos depresión sólo por haber participado en el movimiento, sino también porque tenían buenos ingresos y mucho apoyo familiar.

Lo anterior podría apuntar a que muchos habitantes de la urbe, aunque están en relativas zonas de “confort” debido a su posición social, buscan una identidad más colectiva y solidaria, alejada de los patrones individualistas de nuestra sociedad que hacen a los jóvenes tan proclives a la depresión y otros trastornos psíquicos.

Pero, ¿qué hay de quienes no tienen ese trasfondo social? Bueno, participar en movimientos sociales podría ser el lugar en donde obtener aquello que falta en otros ambientes, ya sean laborales, familiares o escolares.

Según un estudio publicado en Sociological Forum, el trabajo cultural en los movimientos sociales está acompañado de fuertes y muy positivas emociones, orientadas a motivaciones y finalidades colectivas en torno a la emancipación, la dignidad y una mejor calidad de vida para todos, lo que en sí constituye una actitud empática que en pocos lugares puede desarrollarse.

De acuerdo con esta investigación, las relaciones de los jóvenes que forman parte de los movimientos sociales suelen ser de lazos afectivos más estables; además, existe mayor lealtad y solidaridad entre sus miembros. Así que, contrario a lo que se ha instalado en el imaginario, un movimiento colectivo no tiene que ser sinónimo de irracionalidad ni de “masas sin sentimientos”. Al contrario: de estos procesos pueden surgir raudales de emociones (individuales y colectivas), expresadas de maneras tan originales como durante las protestas estudiantiles de mayo de 1968 en Francia, cuyas indelebles consignas son todavía inspiradoras:

participacion-jovenes-movimientos-sociales-depresion

Pero entonces…

¿la depresión es inversamente proporcional a nuestra participación colectiva?

A grandes rasgos, y desde un enfoque crítico, podría decirse que sí. Porque la depresión es precisamente desencadenada por muchas de las actuales condiciones de vida ante las cuales los movimientos sociales oponen otras vías: por ejemplo, la precarización laboral, la falta de acceso a la educación, la mala planeación urbana y la destrucción de la naturaleza por el capitalismo. Tener una postura y realizar acciones contra estas situaciones no sólo es motivante, sino que ofrece una oportunidad única para ser más propositivos, así como para desarrollar otras lógicas y otros afectos mientras se busca cambiar las condiciones estructurales.

participacion-jovenes-movimientos-sociales-depresion

Por supuesto, los movimientos sociales no son todos iguales, y antes de interceder en ellos hay que conocerlos y reconocerlos. Porque no se trata de participar del movimiento social como si éste fuese un antidepresivo, sino de hacerlo a conciencia, con genuino interés y a sabiendas de que ser un luchador social implica compromiso y dedicación.

Como sea, los movimientos sociales apuntan a lograr una felicidad colectiva, indispensable para combatir la depresión que es correlato del individualismo y el consumismo; es decir, de las ideas del libre mercado, la realización personal, la competencia exacerbada y otras quimeras por el estilo.

Y aunque ningún movimiento social tiene como principal objetivo sacudir la depresión de la psique individual, y ni siquiera colectiva, parece pertinente saber que la participación activa en estos procesos sociales puede ayudar a combatir los trastornos psíquicos que tanto se han arraigado en el capitalismo, lo que es ya sintomático de que la nueva sociedad –que los propios movimientos sociales quieren construir– sería mejor que esta ilusión que no es, como el mantra leibnitziano supuso, el mejor de los mundos posibles.

 

* Imágenes: 1) Lit-Ci.org; 2) CC; 3) efe/end

Sandra Vanina Greenham Celis
Autor: Sandra Vanina Greenham Celis
Colaboradora del proyecto político Colectivo Ratio. Le gusta potenciar la depresión en su psique consumiendo productos culturales de las postrimerías del siglo XX. Cree teleologicamente en el arribo de la humanidad al comunismo.


15 plantas para repeler mosquitos (y que aromatizarán tu hogar)

Hay muchas plantas que repelen mosquitos eficazmente, ¿sabes cuáles son?

Ya es verano y se vienen las lluvias. Con ellas también se multiplican los molestos mosquitos, que parecerán empecinados en no dejarte dormir y que, además, pueden poner en riesgo nuestra salud. Pero para ahuyentarlos no tienes que llenar de horrible insecticida tu hogar, que además es pésimo para el ambiente. En su lugar, puedes llenarlo de plantas para repeler mosquitos, que no sólo reavivarán tus espacios vitales, sino que despedirán tenues fragancias que deleitaran tu olfato.

Además, aunque algunas plantas ayudan a liberar más oxígeno que otras, lo cierto es que las plantas para repeler mosquitos también te ayudarán con el cometido de limpiar el aire de tu hogar. Así que, si te convence más este remedio natural para repeler mosquitos que los ineficaces –y contaminantes– remedios comerciales, sigue leyendo.

Plantas para repeler mosquitos

Lavanda

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

La lavanda es una planta que no sólo te ayudará a repeler mosquitos, sino que calmara tu mente. El mejor lugar para tenerla será, por ello, en tu habitación.

Albahaca

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

El aroma de la albahaca la convierte no sólo en una planta que repele mosquitos, sino que incluso puede resultar tóxica para sus larvas. Ponla cerca de todo estanque donde puedan incubarse.

Menta

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

Además de repeler mosquitos, la menta es una planta que se puede usar para aliviar las molestias de sus piquetes si se usa en forma de aceite.

Catnip

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

Contiene un químico que la hace repelente de mosquitos y que, curiosamente, también atrae a los gatos. Así que, si tienes gatos, aprovecha para ponerla en un lugar donde ellos la disfruten, para aprovechar el doble beneficio de esta planta.

Bálsamo de limón

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

El bálsamo de limón es una planta un poco invasiva, así que, si quieres repeler mosquitos de una zona más aislada de tu hogar, el bálsamo de limón es la opción perfecta.

Citronela

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

La citronela tiene una fragancia exquisita que, no obstante, repele a los mosquitos y a otros insectos. Además es fácil de cuidar, por lo que puede ser tu opción si no eres un experto cuidando plantas.

Romero

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

Actúa como repelente por su aroma, pero además puedes quemar algunas de sus hojas en una vela y dejar que el aroma ahuyente a los mosquitos.

Salvia

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

La salvia es una poderosa planta ritual que tiene el uso, más cotidiano, de ser un funcional insecticida. Quemar sus hojas, como en el caso del romero, también sirve para mantener a los mosquitos alejados.

Bálsamo de abeja

como-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales-plantas

Además de repeler mosquitos, esta planta atraerá abejas a tu jardín, lo que es genial para ayudar a nuestras queridas polinizadoras a dejar de estar en peligro de extinción.

Caléndula

plantas-para-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales

Su fuerte fragancia es insoportable para los mosquitos y otros insectos. Tanto así que a la caléndula se le conoce también como “el insecticida natural”.

Agerato / Pincel mexicano

plantas-para-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales

Uno de los químicos de esta planta es, de hecho, usado en repelentes de mosquitos comerciales. Pero qué mejor que usar dicho químico en su versión natural, que además es la excusa para adornar tu hogar con esta preciosa flor, que también puedes encontrar en azul, rosa y blanco.

Geranio

plantas-para-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales

Esta flor, que suele adornar las fachadas de los barrios españoles, es fácil de cuidar y mantendrá a raya a los mosquitos.

Poleo

plantas-para-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales

El poleo es una especie de menta adornada con flores pequeñitas que también liberan aroma. Ahuyentará a los mosquitos y también a las pulgas.

Ajo

plantas-para-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales

Si quieres mantener a raya a los mosquitos que puedan entrar por la ventana de tu cocina, puedes cultivar ajos en una maceta. Consumir ajo, de hecho, también hace que los mosquitos ya no se sientan tan atraídos por tu sudor.

Zacate de limón

plantas-para-repeler-mosquitos-ahuyentar-remedios-naturales

Además de repeler mosquitos, puedes frotarlo directamente en tu piel para repelerlos. O hacerte un delicioso té cuyo aroma los repelerá, por lo menos en cuartos pequeños.

Imágenes: CC



Esta isla de Noruega va a eliminar el tiempo

¿Imaginas la radiante libertad de un mundo sin tiempo lineal? En esta isla de Noruega ya es una realidad durante el verano.

Entre el cuento de hadas, la rebeldía ontológica y la física avanzada, recién nos enteramos que los habitantes de Sommarøy (isla de verano), en Noruega, decretaron eliminar el tiempo. Sus poco más de 300 habitantes acordaron en una asamblea abolir el tiempo y reemplazar los relojes por hilados de flores.

Ubicada cerca del Círculo Polar, en Sommarøy no se pone el sol durante más de dos meses (del 18 de mayo al 26 de julio). Proporcionalmente, pero en sentido inverso, durante el periodo invernal y parte del otoño, las noches son eternas. Por eso, en la temporada veraniega todos quieren aprovechar al máximo sus días, y el reloj se vuelve completamente ajeno a la vida cotidiana.

Uno de sus habitantes, Kjell Ove Hveding, compartió en un comunicado: 

Hay luz del día constantemente y actuamos en consecuencia. En medio de la noche, lo que la gente de la ciudad podría llamar ‘2 am’, puedes ver a niños jugando al fútbol, gente pintando sus casas o cortando el césped y adolescentes nadando”. 

El acuerdo entre los habitantes ya fue enviado al parlamento noruego para ser oficializado. Pero lo cierto es que esta abolición del tiempo ya ocurre, en la práctica, en la vida diaria de la isla:

Para muchos de nosotros, obtener esto por escrito simplemente significaría formalizar algo que hemos estado practicando durante generaciones.

En caso de confirmarse la autorización, Sommarøy se convertiría en la primera zona del mundo en ser libre de tiempo –lo cual nosotros en Ecoosfera celebramos, por que nos recuerda que el tiempo lineas es, hasta cierto punto, una arbitrariedad cultural–.