El lago verde o “Green Lake”, cerca del pueblo de Tragoess en el sureste de Austria, cuenta con un peculiar parque de carácter fantástico e irreal. Durante el invierno las flores permanecen estáticas por el congelamiento del lago, pero una vez que el verano llega, su preciosa naturaleza queda atrapada bajo el agua.

Las exóticas aguas de este lago austríaco son ideales para los amantes del buceo y para los admiradores de la naturaleza. Cuando el agua dulce que yace congelada en las montañas que rodean al Green Lake se derrite, inunda al bosque hasta cubrir algunas raíces de árboles, pequeños arbustos, flores e incluso algunas bancas de descanso; es entonces que se transforma en un parque submarino o un bosque bajo el agua.

 

¿Cómo se crea este parque submarino? 

Cuando el lago se llena más allá de su capacidad, crea un parque submarino o bosque bajo el agua, en el que todos desearíamos caminar (o bucear). El agua cristalina deja ver los verdes brillantes de toda la fauna que es absorbida por el hielo derretido.

Este parque onírico vive entre las profundidades y la superficie y es uno de los sitios turísticos más visitados de Austria. Sin embargo, en 2016, las autoridades del lugar prohibieron la exploración de la zona debido a que las intensas actividades de buceo provocaron daños en la vida natural de este maravilloso parque submarino.

 

En este video te presentamos algunas imágenes de este precioso parque bajo el agua:

 

Sigue leyendo: Malasia crea parque marino de 1 millón de hectáreas para proteger al ecosistema