El mundo siempre ha sido un lugar extraordinario, en constante cambio y adaptación. Y seguramente, si ahora te preguntas cómo es el mundo, marcarás un mapa en tu cabeza con siete continentes. Pero la realidad es que el planeta no fue ni será (posiblemente) como ahora lo conocemos.

mundo-mapa-continentes

La Tierra se mueve, las fronteras continentales cambian por efecto natural, pero también por las acciones del ser humano. Sin embargo, hace algunos 150 a 300 millones de años el planeta vivió uno de los cambios más radicales.

Algunos mapas revelan el brutal cambio del suelo terrestre hasta quedar como hoy lo conocemos. Es posible que en el pasado no habríamos necesitado aviones para conocer otros continentes, ya que todos permanecían unidos en un gran trozo de tierra llamado Pangea.

De acuerdo con el geofísico alemán Alfred Wegener, antes de la Pangea pudieron haber existido unidades continentales que se extendían alrededor de todo el mundo. Estas placas se unieron hace aproximadamente 335 millones de años.

Una vez que se unieron estos bloques de tierra, nació la Pangea. Sin embargo, tiempo después ésta comenzó a separarse nuevamente—exactamente hace unos 175 millones de años—. A este fenómeno, varios científicos lo conocen como la deriva continental.

 

Otra visión sobre el pasado del mundo

No obstante, el profesor de biología Matthew Wills destapó otra posible teoría que cambia el paradigma propuesto por Wegener. Dicha teoría argumenta que el mapa de la Pangea y la distribución de los continentes puede ser errónea, ya que en los 300 millones de años que han transcurrido seguramente se ha desarrollado una nueva corteza terrestre.

mundo-pangea-continentes

Esta propuesta sacude los mapas existentes de la Tierra en la antigüedad y podría darnos una idea sobre los extensos cambios que el mundo ha experimentado a lo largo del tiempo. Nuevos paradigmas se presentan ante nosotros llenos de probabilidades.

 

Sigue leyendo: Cómo se verá el mundo en el año 250,002,018