En ocasiones, lo que puede ser un golpe duro para el desarrollo de un pueblo puede convertirse en una gran oportunidad para crear resiliencia. Tal es el caso de una pequeña comunidad en Estados Unidos que enseña a los niños a instalar paneles solares tras un cierre definitivo de sus minas.  

Las Montañas Rocosas del condado de Delta en Colorado, son tierras dedicadas a la agricultura y la minería. La economía del condado comenzó a experimentar grandes cambios por estas actividades, hasta que los fenómenos meteorológicos provocados por el cambio en el medioambiente transformaron el territorio.

Una fuerte sequía y otros sucesos causaron el cierre de granjas, bosques locales y varias de las minas de carbón del condado. Estos cierres pusieron en peligro a las comunidades que estaban acostumbradas a vivir de la industria del carbón.

Sin embargo, la necesidad de reemplazar lo que habían perdido se convirtió en una nueva economía regenerativa. El condado se adaptó a esta reformulación de la economía y a partir de esta idea enseñan a los más jóvenes a capacitarse en empleos de energía solar.

paneles-solares-delta-colorado-estudiantes
Delta High

Las posibilidades ahora son inmensas, pues la comunidad abrió otros enfoques de trabajo: turismo, servicios de alimentos, atención médica, bienes raíces e instalación de paneles solares. Los alumnos de la secundaria Delta High están capitalizando y desarrollando todo un sistema de potencia solar.

La comunidad generó conciencia sobre las oportunidades que tenía el condado para reinventar la economía. Si el carbón no era una industria sustentable, era momento de practicar con otros métodos. Ahora, los estudiantes construyen matrices solares para instalar en todo el condado. Recopilan datos sobre la producción de energía e investigan cómo maximizarla. La vida ha cambiado drásticamente en el condado de Delta en poco tiempo, pero el objetivo ha sido prosperar desde que las minas dejaron de funcionar.

 

La resiliencia detrás de los paneles solares

El ambiente es algo que debemos mantener siempre en mente y, sobre todo, hay que resaltar que no es un recurso inagotable. Podemos construir energías valiosas y sustentables que se conviertan en el futuro de las próximas generaciones. Este fue el mecanismo de resiliencia aplicado por la comunidad de Delta: enfrentar y sobreponerse a la crisis con innovación. 

paneles-solares-delta-colorado
Delta High

De igual forma, impulsar un cambio de conciencia de 360° desde ahora y no esperar a que las tragedias nos obliguen a hacerlo. Esta escuela se dedica ahora a construir e instalar paneles solares, algo que jamás pensaron que necesitarían, después de contar con varias minas de carbón.

El propósito es que estos proyectos vayan creciendo, que la economía se transforme hacia un proceso de regeneración que abandone la extracción de los recursos. Ese es el camino que debemos tomar si queremos mantener vivo el planeta: uno que muestre resiliencia e innovación. 

 

Sigue leyendo: 7 opciones para adquirir paneles solares y producir tu propia electricidad en México