Si eres de las personas que aún cree que comer pan es malo, te invitamos a leer esto…

Tenemos algunos buenos argumentos que te harán revalorar el pan (y que te harán querer comer uno ahora mismo).

La comida es eso que te metes a la boca acompañado de pan. Tan versátil y delicioso, este acompañante milenario nos vincula –de un bocado– con casi todas las personas del mundo, a pesar de sus diferentes dietas, y al mismo tiempo masajea nuestro antojo y nos nutre. ¿No es maravilloso?

beneficios de comer pan

¿Quién podría no comer pan? Pues aunque no lo creas, existen personas que han dejado de comerlo por mitos sin fundamento. 

Muchas de ellas han optado por eliminarlo de su dieta –y seguro no sin sufrimiento de por medio–, ya que desde hace un tiempo comenzó a ponerse de moda prohibir los carbohidratos en las dietas para bajar de peso, una tontería si reconocemos que, por ejemplo, deberíamos estar haciendo ejercicio para obtener buenos resultados, y para hacer ejercicio, necesitamos de mucha energía que el cuerpo destila desde los carbohidratos. 

pan beneficios-comer carbohidratos son buenos

Entre estos datos que, más allá de ayudarnos, desinforman, se dice que

comer pan engorda, que inflama o que se puede sustituir fácilmente.

Pero lo cierto es que no es tan fácil. Así que te invitamos a seguir leyendo para que te enteres de por qué SÍ deberías comer pan o seguir acompañando tus comidas con él (claro, con inteligencia y moderación), si es que eres de los que aún guarda sus dudas. 

 

¿De dónde surgió la idea de que los carbohidratos –y el pan– engordan?

beneficios del pan-

Primero que nada, muchas personas han adoptado estrictos regímenes alimenticios en los cuales se restringe el consumo de carbohidratos –y con ellos, el pan–, pues en teoría “nos hacen engordar”. ¡Pero esto no es buena idea! Los carbohidratos son nuestra fuente de energía primaria: nuestro cuerpo los necesita para funcionar y, de hecho, nuestra dieta debe tener por lo menos 45% de carbohidratos.

También existe la idea de que, supuestamente, los carbohidratos elevan la producción de insulina, una hormona que se produce en el páncreas y que ayuda a regular el suministro de nutrientes en las células. Pero cuando se produce en exceso, la insulina deja de ser efectiva, y los nutrientes –que se transforman en grasas– comienzan a acumularse en el cuerpo. No obstante, la ciencia ha comprobado en numerosos estudios que el exceso de insulina no es provocado directamente por un alto consumo de carbohidratos, sino que ocurre en cualquier dieta en la cual se incurra en excesos –incluso en las dietas bajas en carbohidratos–.

beneficios comer pan carbohidratos

Por eso lo importante es retomar el diálogo con tu alimentación, y no tanto restringir alimentos o reducir calorías.

Además, hay otra razón para consumir pan…

 

El pan no es puro carbohidrato

beneficios pan salud carbohidratos

Cuando consumes pan estás consumiendo también una alta dosis de fibra, así como vitaminas y minerales que son muy difíciles de obtener por otra vía. Cada rebanada de pan contiene una porción de estos elementos, que no sólo te mantienen sano, sino que pueden propiciar la pérdida de peso gracias a que regulan el azúcar en la sangre y ayudan a sentir saciedad.

Pero si pensaste que sólo estamos hablando de pan integral, tienes algo más que saber: no es el único saludable.

El pan blanco también puede contener granos enteros esenciales, y es una buena fuente de vitaminas y minerales. Además, su proceso de fermentación descompone los nutrientes, de manera tal que se vuelven más asimilables para el organismo. Por si fuera poco, este proceso crea bacterias buenas que restauran la flora intestinal –como en el caso del yogur o los pepinillos–. Por eso los alimentos fermentados son esenciales en las dietas de las personas más longevas, pero pocos saben que el pan entra en esa categoría.

 

¿Y el gluten?

beneficios comer pan salud nutrcion-2

Mucho se ha dicho que el gluten, la proteína del trigo, es un enemigo de nuestro bienestar digestivo. Pero, como han señalado algunos apasionados panaderos, ¿es creíble que tras milenios de consumir pan, de pronto millones de personas se estén volviendo intolerantes al gluten? Muchos apuntan a que no comer gluten se ha vuelto más una moda que una necesidad real y que tiene más que ver, otra vez, con el deseo de perder peso.

Pero para quienes no son parte del 1% de la población mundial intolerante al gluten, no comer esta proteína equivale sólo a un gasto de dinero innecesario –ya que los productos “gluten-free” son muy caros–. Adicionalmente, una dieta así seguida sin supervisión puede provocar desnutrición, no por la falta de gluten, sino porque implica dejar de comer una gran cantidad de alimentos esenciales que forman parte de las recetas con trigo y pan.

 

Pero si no consumes pan porque eres vegano, ¡ahí te va otra buena noticia!

beneficios comer pan carbohidratos-4

Si tu dieta es vegana y tiene como base un imperativo ético que te prohíbe consumir alimentos de origen animal, debes saber que eso no implica que abandones el pan. Quizá ya sabes que existen opciones veganas, o que tú mismo puedes hacer tu propio pan. Pero no tienes que ir tan lejos: muchos panes artesanales, e incluso comerciales, suelen ser veganos (sí, leíste bien), pues hay una gran variedad que no contiene huevo, leche ni ningún otro ingrediente de origen animal.

Comer pan bajo un régimen vegano es aún más necesario, ya que es una gran fuente de energía.

 

Así que, como puedes ver, no comer pan puede ser muy contraproducente para la salud. Además, ya hay mucho de feo en el mundo: ¿para que sumarle la abstención de algo tan delicioso como el pan, que sin duda nos hace más felices?

Si esto te dio hambre, mira algunas recetas que saciarán tu antojo al instante. ¡Y que viva el pan!



5 tips para sacar lo mejor del pan (y que tu cuerpo agradecerá)

El pan te aporta muchos beneficios, pero si además aplicas estos hacks, podrás sacar lo mejor de este alimento.

Es difícil encontrar a un ente que no le guste el pan. Ok, tal vez exageramos, pero si estás leyendo esto seguro te encanta el pan y te identificas con uno horneadito y fresco 🍞🥐🥖. Este artículo es el pretexto perfecto para enterarte de sus beneficios, así que sigue leyendo, que te va a gustar lo que está a punto de iluminar tu cabeza. 

beneficios de comer pan descubre

El pan es crucial para la dieta humana; algunos incluso se atreven a decir que “la comida es eso que acompañas con pan”, o hasta lo usan como sinónimo de alimento (te suena “¿el pan nuestro de cada día?”). Y con mucha razón, pues esta pieza gastronómica no sólo es sabrosa y excelente con todo tipo de comida; también es un complemento nutricional obligado.

Desde su invención, al menos hace más de 14 mil años (ahora existen vestigios que revelan su antigüedad), el pan ha nutrido, literalmente, a cientos de civilizaciones. Aunque algunos de los pueblos más poderosos de la historia han florecido, justo, por desarrollarse cerca del agua, en realidad fue la agricultura (primordialmente de granos), y por ende la invención del pan, lo que sacó adelante a las civilizaciones de las diferentes épocas (incluida la nuestra). Y así, un alimento horneado de sabroso aroma, textura y sabor llegó a la mesa…

Exacto: sin pan no es igual

 

¿El pan es bueno o malo para la salud?

Mucho se ha dicho sobre el pan, sus beneficios y la necesaria moderación en su consumo. Y aunque los expertos en nutrición aún no se han puesto completamente de acuerdo, está más que comprobado que el pan (su fibra y carbohidratos) es necesario para la dieta humana

Así que es simple: el pan es bueno y no debes eliminarlo de tu dieta, si quieres estar sano. 

beneficios de comer pan tipo de pan

Necesitamos energía (mucha energía), vitaminas, minerales y otros beneficios que aporta el sencillo acto de incluir pan en nuestra dieta diaria. Sin embargo, todos los panes son diferentes, y no todos aportan las mismas cosas o en la misma cantidad. Por ejemplo, se ha dicho mucho de que el pan integral suele ser mucha más saludable, pues sus granos aportan más vitaminas, minerales y fibra que otros. No obstante, existe otra postura que dice que la verdadera maravilla del pan no está en el grano, sino en la complejidad de su transformación a través de dos tipos de fermentación: levadura y bacterias.

En un ensayo publicado en Psychology Today se explica que la fermentación del pan convierte azúcares y otros carbohidratos en diversos nutrientes mediante la utilización de microorganismos cuyo valor para la salud humana (incluido el funcionamiento del intestino, el cerebro y el sistema inmunitario) se está investigando seriamente hoy en día.

El pan es saludable, pero ¿por qué no llevar esto al mejor extremo? 

 

5 tips para que el pan complete aún más tus alimentos

Van unos hacks para maximizar los beneficios de comer pan. Así, no sólo disfrutarás de este delicioso alimento; también estarás sacándole el máximo provecho a sus cualidades nutricionales… 

 

* Este texto fue elaborado con información nutricional de diversos especialistas: 

BMJ Open

NCBI

The Daily Meal

Cell Metabolism

Woman’s Day



7 tipos de alimentos que crees que necesitas, pero la verdad es que no

Mucha de la comida que consumimos pasa por violentos procesos industriales que le quitan el potencial nutricional que nuestra cultura ha aprendido a asociar con ellos.

supermarket5

Si tan sólo 1/4 de la población mundial dejara de consumir estos alimentos, la obesidad y presencia de otras enfermedades caería en 50%. Su valor nutricional es nulo si no tóxico, además de que su consumo produce precursores para enfermedades autoinmunes.

1. Trigo

La medicina tradicional suele evitar hablar de los nocivos efectos del trigo en el sistema: puede producir enfermedades cardiacas, cataratas, diabetes, artritis y acumulación de grasa. Su función histórica para la primera revolución económica ocurrida 8 siglos antes de nuestra era con la aparición de las sociedades agrícolas. Sin embargo, el agrocultivo moderno ha deteriorado la calidad del grano a tal punto que el consumi de trigo conlleva más peligros que ventajas debido a su alto contenido de insecticidas.

2. Soya

La percepción generalizada de la soya como un alimento nutritivo e incluso dietético no pasa por la consideración de que al menos 95% de la soya que encontramos en estado puro, en bebidas y sustitutos de carne para vegetarianos ha sido genéticamente modificado, además de tener uno de los índices más altos de pesticidas en cualquier comida disponible de la actualidad.

La soya hace que el estrógeno en los hombres aumente de 6 a 8 veces más allá de lo normal. Su consumo puede bloquear la absorción de minerales como el calcio, magnesio, cobre, hierro y zinc. Al igual que con el trigo y otros cereales, las empresas productoras de soya gastan millones de dólares en producir una imagen atractiva al consumo de estos productos; pero el fin es económico, no de salud.

3. Maíz

El segundo cereal con mayor modificación genética es el maíz. El peligro actual del maíz es que la hibridación de las cepas modificadas afecte a los cultivos naturales, en una cadena entrópica devastadora. Los productos de maíz también son peligrosos para la salud, no solamente en forma de masa sino en jarabe de maíz, el cual se realiza primordialmente de maíz modificado genéticamente, con el riesgo de provocar resistencia a la insulina, diabetes, hipertensión arterial y aumento de peso.

4. Comida procesada

Debido a sus altos niveles de sodio, la comida procesada estuvo involucrada en 2.3 millones de muertes por ataques al corazón, infartos y otros problemas cardiacos alrededor del mundo en el 2010. En este rubro se enmarca la comida rápida, de microondas o chatarra, las cuales pueden provocar esclerosis múltiple, alopecia (calvicie) y asma.

Toda comida empacada que contenga conservadores como sal, azúcar, lecitina de soya, gelatina, benzoato de sodio, sorbato de potasio, polisorbato 80, goma de xanta, aspartame, nitratos de sodio o similares deben ser evitados, lo que equivale en la práctica a evitar cualquier alimento enlatado o empacado.

5. Harinas refinadas

La mayoría de las harinas se derivan de cereales de grano entero, las cuales pasan por un proceso de refinado para hacer pan. Los procesos actuales de molido ponen las semillas a una temperatura tan alta que remueven hasta el 90% del contenido nutricional de la fibra, dejando solamente la cáscara. Además de esto, las harinas están hechas con los cereales descritos anteriormente, que provienen a su vez de cultivos modificados genéticamente (otra delicadeza de Monsanto.)

La mayoría de la gente que deja de consumir harinas refinadas (sea en forma de pan, galletas o pasta) experimenta reducción de diversos dolores en el tracto digestivo así como inflamación en menos de 30 días.

6. Carne procesada

Más del 70% de la carne que se consume en EU, Canadá y muchos otros países está tratada con monóxido de carbono como conservador, un gas sumamente venenoso. Además de la conservación está el asunto de las hormonas y vacunas utilizadas en la industria ganadera. Los antibióticos administrados al ganado para prevenir y curar enfermedades comunes han resultado tan violentos que parte de esa dieta médica está terminando en nuestros platos día tras día.

La ingesta de carne procesada puede aumentar en un 40% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Virtualmente cualquier tipo de carne de res o pollo que esté disponible en el supermercado, a menos que se trate de orgánicos, ha pasado por un proceso de administración de hormonas, vacunas y alimentación con cultivos llenos de pesticidas.

7. Lácteos convencionales

En teoría, los mamíferos no deberían consumir otro lácteo que la leche materna, y eso solamente durante los primeros meses del crecimiento. Los entusiastas de la leche bronca (leche sin pasteurizar) la han defendido durante años: la pasteurización destruye enzimas, disminuye el contenido vitamínico, destruye las vitaminas C, B12 y B16, mata todas las bacterias benéficas, produce cólicos, problemas de crecimiento, osteoporosis, artritis, enfermedades cardiacas y cáncer.

La leche bronca, de hecho, parece prevenir muchas de estas enfermedades. Sin embargo la política y la economía tienen que ver más con nuestro hábito de consumo de leche que la nutrición. EU, por ejemplo, es uno de los mayores productores de leche, pero uno de los países que menos la consume. Con el descenso del consumo, la industria lechera trata por todas las vias de eliminar a los productores de leche bronca, que les disputan un mercado cada vez menor.

La leche bronca producida en granjas orgánicas es más saludable debido a la alimentación y condiciones de vida de las vacas. Por añadidura es recomendable eliminar de la dieta los yogurts, el helado, queso y cualquier producto derivado de la leche, aún estando fermentados, si provienen de leche pasteurizada. Si consumes alguno de ellos, trata al menos de eliminar los demás.

 Más allá de lo que decidas o no comer, cuestiona el origen de la comida que traes a tu vida. En ocasiones la comodidad o la disponibilidad nos hacen pensar que la carne o las verduras aparecen espontáneamente empacadas en los supermercados o que se materializan congeladas, como por arte de magia. Pregúntate dónde estuvo lo que estás a punto de llevarte a la boca: es tu comida, ¿a quién puede interesarle más que a ti?

[Waking times]