Harina, masa madre, aceite de oliva y una pizca de sal. Así de simple es la fórmula de este pan ancestral. Y así de compleja también, porque la masa madre es un antiquísimo ingrediente que consiste en una mezcla de levadura salvaje y ácido láctico. 

Su elaboración artesanal exige paciencia y tiempo. Con el correr de los días, a esta mezcla que continúa su fermentación se le agregan regularmente agua y harina. Esta masa madre se sumará luego a la masa del pan propiamente dicho, que se dejará leudar por varias horas. ¿El resultado? Un pan de caja de aroma delicioso, con una miga suave y una corteza esponjosa.

El secreto de esta alquimia es el gluten, proteína que se encuentra en la semilla del trigo, la cebada y el centeno. Lo sorprendente, además, es que para hacer esta levadura sólo hay que mezclar harina, masa madre, aceite de oliva y una pizca de sal. Esta es precisamente la receta del nuevo Pan Bimbo Natural, que además no contiene leche ni lactosa, lo cual es una buena noticia para aquellas personas que sufren de alergia o intolerancia a estos ingredientes.

Se trata de un pan con un ingrediente clave, la masa madre, cuyos beneficios aún no han terminado de ser descubiertos, pues el uso de esta materia poderosa no sólo resulta en un pan con mejor sabor, aroma y textura, sino también en efectos positivos para el organismo. De hecho, los científicos afirman que la fermentación natural de un pan con masa madre ayuda a descomponer las partículas de gluten que le hacen daño a las personas con celiaquía. Así, según algunos estudios, el pan elaborado de esta forma es mucho más fácil de digerir. ¿Cómo es esto posible? Veamos.

 

Ventajas nutricionales

Para empezar, el pan contiene minerales como magnesio y zinc, cuya absorción se ve inhibida por la acción de los fitatos. Éstos son considerados antinutrientes porque reducen la capacidad del organismo para asimilar los minerales. Sin embargo, como las bacterias ácido lácticas de la masa madre ayudan a bajar el pH del pan, los fitatos se degradan hasta en un 50%, lo cual mejora la absorción de los minerales

bimbo-pan-natural-sandwich

 

Sana digestión

El pan hecho con masa madre es más nutritivo que el elaborado con levadura convencional, y mucho más digerible. Esto último podría deberse a los probióticos de la levadura salvaje que, al igual que el aceite de oliva, también presente en el pan, contribuyen al tránsito intestinal.

 

Contra la diabetes

Otro beneficio de la masa madre es que este antiguo método de fermentación modifica la estructura de las moléculas de los carbohidratos reduciendo el índice glucémico y la velocidad con la cual el azúcar ingresa al torrente sanguíneo. En definitiva, los alimentos que, como el pan de masa madre, poseen índices glucémicos bajos, incrementan menos los niveles de azúcar. Además, las bacterias ácido lácticas presentes en este agente leudante podrían ayudar a prevenir los picos glucémicos. 

 

Beneficios cognitivos

Otra virtud de este proceso de fermentación es que el ácido láctico que allí interviene previene la excitotoxicidad -daño neuronal-, la cual se ha vinculado con el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Por otra parte, el ácido láctico también incrementa los niveles de la hormona orexina en el cerebro, que regula el estado de vigilia y el apetito. Finalmente, el aceite de oliva posee beneficios respecto a funciones cognitivas como el razonamiento, el lenguaje, la memoria y la atención.

 

Un pan noble

Hay todo un abanico de beneficios que tienen un impacto en tu bienestar cada vez que consumes un producto con estas características. El nuevo Pan Bimbo Natural es elaborado con un tradicional método de fermentación que permite volver a las raíces y reencontrarnos con lo importante: ingredientes simples y naturales, sin aditivos ni conservadores artificiales. El pan como debe ser. Y es hora de celebrarlo.