Como parte de entender el impacto que genera el consumo de carne en el planeta, la OCDE reveló la lista de los diez países que comen más carne en todo el mundo y también, las estadísticas de impacto al medioambiente en el proceso de producción de la carne, el cual es más grande de lo que creemos.

carne-cancer-consumo-paises
Sue Tallon

A través de la evaluación de perspectivas agrícolas de la OCDE de 2017 a 2026, se calculó el peso en kilogramos por persona de cada uno de los países que participan en esta lista. En primer lugar, Estados Unidos reunió un total de 97 kilogramos de carne por persona al año.

Australia ocupó el segundo lugar con un total de 94.8 kilogramos por persona, consumo que se incrementó en los últimos años. En la tercera posición se encuentra Argentina con un total de 86.1 kilogramos por persona, seguido de Uruguay con 81 kilogramos.

Debajo de los 80 kilogramos se encuentra Israel con 80 kilogramos por persona, Brasil con 77 kilogramos, Chile con 71 kilogramos, Canadá con 70 kilogramos, la Unión Europea con 69 kilogramos y Nueva Zelanda con 67 kilogramos. Este es posiblemente el ranking en el que ningún país preocupado por el medioambiente quiere figurar.

De acuerdo con las estadísticas presentadas por la OCDE, la huella de carbono producida por la carne roja es una de las principales causas de la emergencia climática. El ganado vacuno produce cerca de 27 kilogramos de gas contaminante por un 1 kilogramo de carne.

Está comprobado que las hortalizas cultivadas, vegetales, granos, frutas y semillas generan menos gas contaminante en su producción. Si una familia evita la carne por 1 día, ello equivale a ahorrar la circulación de un auto durante 1 mes.

 

Vivir sin carne es una opción sustentable 

Crear conciencia sobre el impacto nocivo que comer carne tiene para el planeta es esencial para ayudar a mitigar la crisis ambiental, preservar nuestros recursos y mejorar nuestra salud. Recientemente, un representante de la OMS descubrió que la carne procesada puede causar cáncer, y aun así decidimos consumirla.

De esta forma, no estamos pidiendo que te conviertas en vegetariano de la noche a la mañana, porque sabemos que es un proceso complicado y que lleva tiempo. La esencia de nuestra propuesta es que disfrutes de conocer una nueva forma de vida y consumo.

Esta nutrición se enriquece con ingredientes supernutritivos como aguacate, semillas, vegetales, pastas, legumbres, etc. Todo es parte de redescubrir un nuevo menú, hay muchas proteínas que funcionan como alternativas a la carne.

Toma tan sólo unos minutos decidir emprender una mejor alimentación que beneficie a todos. El objetivo a largo plazo es eliminar a cualquier país de esta lista de consumo. A corto plazo podemos ir modificando nuestros hábitos, para no depender de un producto que daña en muchos sentidos.

 

Sigue leyendo: No podemos depender del petróleo, pero tampoco de la carne