Es verdad que no siempre tenemos la posibilidad de abandonar el trabajo y la ciudad para disfrutar de la tranquilidad y la naturaleza. Por suerte, existen formas terapéuticas y sencillas que le ofrecen al cerebro algo muy parecido a la tranquilidad. ¿Qué te parece un paseo por la Antártida?

hielo-paisajes-naturaleza

El neurocientífico Antonio Damasio explicó alguna vez que el cerebro de cualquier persona tiene la capacidad de simular estados corporales. Por ejemplo, cuando alguien bosteza, de pronto tenemos ganas de hacerlo.

Digamos que el estímulo visual tiene mucho que ver cuando tratamos de provocar algo en nuestra mente; así que si intentas alcanzar la tranquilidad, tal vez estos paisajes azul hielo de la Antártida te ayuden.

hielo-paisajes-polares

Leah Kennedy es una fotógrafa australiana que pasó un tiempo en la Antártida. Su cámara logró capturar los escultóricos detalles de hielo que flotaban en el agua. Entre destellos plateados, grises azulados y blancos cristalinos, la Antártida atravesó el lente para cautivarnos con sus detalles de luces y sombras abstractas.

Podríamos mirar durante horas estos bordes sutiles, navegar por el paisaje tranquilo e infinito que nos otorgan estas brillantes fotografías y dejarnos caer en la calma. La luminiscencia atrayente del azul profundo es intrigante, nos permitimos explorar este frío entorno y pensar un momento en su frágil estructura que poco a poco desaparece por la crisis climática.

hielo-antartida-naturaleza

Esta es una contribución visual, una mezcla entre tranquilidad y urgencia. La Antártida yace majestuosa, pero visiblemente desgastada. Preservar su inmensidad es un esfuerzo que vale la pena hacer porque, gracias a estas hipnotizantes texturas y colores, descubrimos el sentido del espacio natural.

antartida-paisajes-naturales-hielo

antartida-hielo-agua-paisaje

leah-kennedy.fotografia-antartida

 

Sigue leyendo: Escucha el canto brujo de la tribu inuit en el silencio de un paisaje glacial