Si se trata de encontrar la fórmula perfecta para ser feliz, Finlandia es el ejemplo perfecto. Con una mezcla de valores, actividades y servicios, este país fue nombrado por las Naciones Unidas por segundo año consecutivo como el país más feliz del mundo.

Rescatando la esencia del reportaje original de Ana Alfageme presentado en el diario El País, presentamos un ligero resumen de los siete pasos fundamentales para ser feliz. La fórmula está basada en siete aspectos, los cuales se dividen en ámbitos como la sociedad, los valores, la economía o la educación.

finlandia-habitantes-happiest-country
Martti Kainulainen/Lehtikuva

Esta fórmula aplica de manera individual y como sociedad. Los cambios propuestos son una inspiración para hacer las cosas bien desde las cúpulas más grandes hasta los integrantes más pequeños, ya que si existe un trabajo en conjunto es más viable la posibilidad de ser más feliz.

 

Finlandia y su fórmula para ser feliz

1 Protección social

Finlandia es una sociedad igualitaria desde el trato entre sus habitantes hasta las leyes de protección social. El núcleo resistente de la sociedad es lo único que puede garantizar un país igualitario, y esto depende tanto de sus habitantes como de las autoridades que ofrecen todo un paquete de beneficios.

 

2 Equilibrio educación-trabajo

El sistema educativo funciona muy bien, ya que otorga las herramientas necesarias para enfrentarse al entorno. Finlandia trata la educación con un equilibrio entre presión y libertad para que los alumnos tengan buenos resultados. Todo esto porque consideran que entre más preparados estén, habrá mejores y más empleos.

finlandia-habitantes-felices

 

3 Conexión con la naturaleza

Unos baños de agua helada en el río o un baño caliente en el sauna. El estado de bienestar es importante porque otorga oportunidades, además de ser una gran base para ser feliz. El contacto continuo con la naturaleza ayuda a bajar la tensión arterial, mejorar el sueño, e incluso genera una inyección de hormonas del bienestar.

 

4 El deporte

Cuando tienes un problema o quieres hacer algún deporte, el ayuntamiento te ayuda y te dirige con las personas indicadas. No tienes que pagar el total de la clase, sólo una tercera parte, lo demás es subsidiado. De esta forma disfrutas del deporte que más te guste a un bajo precio. No importa lo que decidas hacer, el gobierno está dispuesto a hacer que te muevas y desarrolles en alguna área.

finlandia-alberca-ejercicio-deporte
KIMMO BRANDT

 

5 Todos tienen un hogar

Los albergues se han convertido en complejos de departamentos, nadie se queda en la calle o solo. El sistema finlandés creó un tratamiento básico para construir una red de casas para alquilar a un costo muy accesible. Para Finlandia es indispensable que los elementos básicos estén al 100%, es decir, la gente, el trabajo, naturaleza, casa y entretenimiento deben tener protección. 

 

6 La cultura y el diseño

Todos pueden disfrutar de un lugar lleno de cultura y diseño. Los espacios de conocimiento suelen disfrutarlos de manera personal, mientras que el sauna y el entretenimiento se comparten en grupo.

Además, todos los servicios culturales en bibliotecas son gratuitos. Si quieres ir a coser, a los estudios de grabación, a jugar videojuegos o a imprimir en 3D, será gratis.

 

7 Con los pies en la tierra

A pesar de los logros que este país cosecha diariamente, el objetivo se mantiene claro. Todos son iguales y trabajan para el bienestar común, pues si uno no lo hace es posible que la cadena se rompa. Esta es la clave de Finlandia para ser, por segundo año consecutivo, el país más feliz del mundo.

Finlandia invierte en naturaleza, en agua, en espacios, en su gente, en la educación y la sanidad. Esa es la fórmula de la felicidad finlandesa: un estado de protección social funcional que trabaje de la mano de y para sus habitantes.

finlandia-sauna-pais-feliz-mundo

 

Sigue leyendo: Felicidad a la baja: los indicativos de felicidad colectiva son los peores en 10 años