En ocasiones la naturaleza nos sorprende con pintorescos acontecimientos. Ya sean extrañas formas en las nubes, atardeceres rojizos u osos danzando, siempre parece haber algo extraordinario que mirar. En este sentido descubrimos en la naturaleza y en  los animales un abanico de vivencias muy cercanas a las del ser humano. Así lo descubrió un profesor finlandés que en un rato de paseo descubrió a tres tiernos osos bailando en el bosque. 

Valtteri Mulkahainen es un profesor de educación física y salud, pero lleva años afinando el tino con su cámara para captar las más impresionantes fotografías de la vida salvaje de su país natal, Finlandia. Años atrás mientras buscaba el objetivo perfecto, se encontró con una escena que parecía salida de un cuento de hadas. Valtteri no podía creer lo que sus ojos veían, incluso llegó a pensar que era producto de su imaginación.

oseznos bailando
Valtteri Mulkahainen

En medio de su exploración, el profesor vio a una osa caminando hacia un claro con varios oseznos detrás de ella. Lo que el profesor visualizó a continuación lo hizo dudar de que la percepción fuera real. Tres osos parados sobre dos patas, jugando y peleando amistosamente. Incluso parecían estar bailando como si se tratasen de personajes de un cuento.

“Los oseznos se comportaban como niños. Jugaban y peleaban amistosamente. Me sentía como mirar un patio de recreo con niños jugando, eso me recordaron. En un momento dado, los tres se levantaron y comenzaron a empujarse. Parecía que bailaban en círculo”.

oseznos bailando
Valtteri Mulkahainen

Los cachorros tenían pocos meses de edad, así que su comportamiento era más bien parecido al de un pequeño juguetón de tres años. De hecho, Mulkahainen cuenta que comenzaron algunas peleas amistosas entre ellos y en una de ellas parecía que daban círculos danzando sobre dos patas. La escena era tan llamativa, que el fotógrafo no pudo evitar disparar el obturador, pese a que se encontraba a una distancia relativamente corta.

oseznos
Valtteri Mulkahainen

Escondido en un refugio a 50 metros, Valtteri logró guardar la discreción como para que la osa y sus cachorros no salieran de escena por los ruidos. Al final del día, las tomas se volvieron virales por la peculiar escena de los tres osos tiernos bailando en medio del bosque. 

Finlandia se caracteriza por la presencia de osos en casi todo el país, pero son animales solitarios que, si se encuentran con humanos, abandonan de inmediato el lugar. Por fortuna el profesor logró ocultar su presencia y pasó toda la tarde fotografiando la pintoresca escena.

Sigue leyendo: Osos y lobos comparten una amistad improbable (fotos, video)