Nuestro planeta ha experimentado múltiples transformaciones, el ambiente terrícola no siempre fue como lo es hoy en día. Los investigadores creen que hubo un momento en la era primigenia de la Tierra donde el agua cubría por completo la superficie terrestre y el oxígeno no dominaba la atmósfera. Entonces, ¿cómo sucedió que el oxígeno inundó por completo el planeta?

oxígeno

La vida en la Tierra tardó relativamente poco en aparecer, luego de la formación de nuestro planeta. Sin embargo, en un inicio la vida existía en su forma más simple, hace unos 3.700 millones de años. No fue hasta la aparición del oxígeno que la vida se complejizó hasta llegar a lo que conocemos hoy en día.

El Gran Evento de Oxidación

Según los estudios geológicos, hasta hace unos 2.400 millones de años, no había oxígeno en la atmósfera terrestre. Pero entonces sucedió algo que cambió por completo al planeta; el Gran Evento de Oxidación, un cambio medioambiental que dio un vuelco drástico al porcentaje de oxígeno. La atmósfera pasó de no contener este gas vital, hasta ocupar el 21% de nuestra burbuja biológica.

atmósfera

La explicación más aceptada responsabiliza de este cambio al surgimiento de los primeros organismos capaces de realizar fotosíntesis oxigénica, una especie de bacterias llamadas cioanobacterias. Estas comenzaron a utilizar la energía solar para producir carbohidratos y oxígeno a partir del agua y el dióxido de carbono. Según los expertos en historia geológica, a partir de aquí se empezó producir oxígeno molecular (O2) en grandes cantidades.

Pero un cambio tan drástico, desde luego que afectó a la biodiversidad de aquella época que en su mayoría estaba compuesta por microorganismos anaerobios. Y como reacción en cadena, surgieron cambios climáticos subsiguientes que derivaron en la glaciación Huroniana, una de las más intensas que han ocurrido en el planeta. Aquello representó un cambio de régimen en el que las cianobacterias triunfaron sobre los organismos anaerobios.

oxigeno agua
Unsplash

El origen de la vida compleja

Hicieron falta 2 mil millones de años para que los niveles de oxígeno en la Tierra alcanzaran el porcentaje idóneo para comenzar a florecer la vida compleja. El aumento en las concentraciones de oxígeno abrió paso a una nueva diversificación biológica. Además, cambio la forma en la que la naturaleza llevaba a cabo sus interacciones químicas entre las rocas, los océanos y la atmósfera.

montañas

Gracias a esto, ocurrió un desequilibrio en los niveles de fósforo en el mar, que depende directamente de la cantidad de oxígeno. Un cambio más se llevó a cabo cuando esto afecto a los animales que vivían de la fotosíntesis y la Tierra por fin cimentó las bases para vidas más complejas que desde entonces habitan en el planeta.

El oxígeno tiene fecha de caducidad 

Pese a que actualmente el porcentaje de oxígeno en la atmósfera alcanza el 21% y es sumamente rico para mantenernos con vida, su declive se dará en algún momento. El gas vital reducirá sus niveles drásticamente, acabando con toda la vida aerobia en el planeta en algún periodo de la historia geológica. El detonante principal será el envejecimiento del Sol, que se calentará y liberará mayor cantidad de energía. Conduciendo a una disminución en la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre, ya que el CO2 absorbe el calor y luego se descompone.

atmósfera

En este futuro lejano, los organismos fotosintetizadores se extinguirán masivamente, dejando a la Tierra con una drástica reducción de oxígeno en la atmósfera. Y justo como hace millones de años, las bacterias anaerobias reinarán nuevamente el planeta, así será la etapa terminal de la habitabilidad en nuestro planeta.

Sigue leyendo: ¿Extraer oxígeno de la Luna? El nuevo plan de la ciencia espacial