Pensar que fuimos creados a partir del polvo de estrellas puede sonar muy poético, no obstante, muchas investigaciones han comprobado que la premisa es cierta. Investigadores ya habían indagado sobre el origen del calcio y concluyeron que procede de la explosión de una supernova. Ahora un par de nuevos estudios encontraron que la mayor parte del carbono de la Tierra tuvo su origen en el medio interestelar.

carbono

Según los investigadores, probablemente esto sucedió mucho tiempo después de que el disco protoplanetario, la nube de gas y polvo que rodeaba nuestro Sol y contenía los bloques de construcción de los planetas, se formara y se calentara.

El carbono tuvo un origen interestelar y no nuboso 

Con anterioridad se pensaba que el carbono provenía de moléculas de gas nebular, que posteriormente se acumulaban en los planetas rocosos. Luego de que los gases bajaban su temperatura lo suficiente, las moléculas eran capaces de precipitarse. Sin embargo, la investigación liderada por Jackie Li de la Universidad de Michigan, señala que las moléculas de gas que transportan carbono no estarían disponibles para construir la Tierra. Según los investigadores, una vez que el carbono se vaporiza no se vuelve a condensar en sólido.

origen del carbono en la Tierra

“El modelo de condensación se ha utilizado ampliamente durante décadas. Se asume que durante la formación del sol, todos los elementos del planeta se vaporizaron y, a medida que el disco se enfrió, algunos de estos gases se condensaron y suministraron ingredientes químicos a los cuerpos sólidos. Pero eso no funciona para el carbono”, explica Li.

Gracias a estas observaciones y a la premisa de que el carbono no vuelve a condensarse en una forma orgánica, el equipo asegura que la mayor parte del carbono presente en la Tierra tuvo más bien un origen directamente del medio interestelar, evitando la vaporización por completo. Contrario a lo que se pensaba antes.

origen del carbono en la Tierra

Para tener un mejor entendimiento del origen del carbono en la Tierra, Li estimo la cantidad máxima de carbono que podría albergar el planeta. Utilizó la comparación de la rapidez con la que viaja una onda sísmica a través del núcleo, con las velocidades de sonido conocidas del núcleo. Esta comparación le brindó información sobre la probabilidad de que el carbono constituye menos del medio por ciento de la masa de la Tierra. Conocer los porcentajes de constitución de carbono del planeta, les da indicio a los expertos sobre cómo pudo haber llegado este elemento, que es la columna vertebral de la vida.

Equilibrio para el surgimiento de la vida

El segundo estudio realizado por los mismos autores, aunque esta vez dirigido por Marc Hirschmann de la Universidad de Minnesota, examinó el procesamiento del carbono en precursores de planetas. Estos pequeños orbes conocidos como planetesimales, retienen carbono durante su formación inicial. Podría decirse que son prototipos para convertirse en planetas.

planetesimales

Al examinar la formación de sus núcleos, encontraron que durante su transformación planetaria gran parte del carbono se pierde. A medida que los planetesimales se derriten, forman núcleos y pierden gas. Así, en conjunto ambas investigaciones llegaron a la conclusión de que la pérdida de carbono es esencial para la formación de un planeta habitable como la Tierra.

origen carbono

A pesar de los millones de factores y probabilidades en la formación de la Tierra, esta obtuvo las cantidades necesarias de carbono provenientes del medio interestelar. Cuando se trata de carbono, debe existir un equilibrio para que surja la vida. Tanto como si se tiene mucho o muy poco, el planeta estará en problemas para desarrollar la vida. Así cada que pienses en el sentido de estar aquí, podrías pensar en que existes en un mundo de posibilidades que pudieron haber resultado desastrosas.

Referencias:
Hirschmann, M. Bergin, E. Blake, G. Li, J. Ciesla, J. Early volatile depletion on planetesimals inferred from C–S systematics of iron meteorite parent bodies. PNAS. 118(13.) DOI

Li, J. Bergin, E. Blake, G. Ciesla, J. Hirschmann, M. Earth’s carbon deficit caused by early loss through irreversible sublimation. Science Advance. 17(14). DOI

Sigue leyendo: Descubren un planeta ‘algodón de azúcar’ tan grande como Júpiter pero mucho menos pesado