PUBLICIDAD

ORBE CULTURAL

Cómo sobrevivir a los tiempos difíciles (tips de una psicóloga)

Los últimos tiempos se han caracterizado por marcar coyunturas históricas en distintas áreas tanto de salud, como sociales. Aunado a la ajetreada vida que suele permear en las grandes ciudades, la salud mental ha sido una de las más afectadas con los cambios de hábitos a los que nos orilló la reciente crisis de salud. Según la OMS, más de 264 millones de personas alrededor del mundo viven con ansiedad, una afección que sigue aumentando y que trae consigo sus riesgos, pues la estigmatización y la discriminación hacia personas que la sufren, todavía sigue estando ampliamente generalizada. Por esta razón, un profesional de la salud nos ofrece claves importantes para sobrevivir a los tiempos difíciles que han impactado en la salud mental de muchos.

La Dra. Elisa María González Lozano del Instituto Humanista de Psicología Gestalt y especialista en terapia infantil enfocada en ansiedad, ofrece valiosos consejos para afrontar tiempos difíciles. Explica que existen distintos factores en la vida de una persona que pueden desencadenar ansiedad, misma puede traer un efecto abrumador en la mente que nos impide racionalizar la situación. En ese sentido, no se tiene una visión clara de qué podría estar ocasionando dicho estado y la confusión se apodera de la mente. Incluso puede suceder que el malestar se refleje en el plano físico y cause síntomas fisiológicos.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW


En tales casos, la mejor opción siempre será consultar a un especialista, sin embargo, puede suceder que no se cuente con la oportunidad de hacerlo justo en el momento en que la mente se nubla. Para ayudarle en esos instantes donde apremia el consejo de un profesional de la salud mental, la Dra. González brinda 7 Valiosos consejos para afrontar la ansiedad.

Respirar

Aunque sea el consejo más recurrente, el enfoque en la respiración es clave y una de las técnicas más básicas para relajar tanto el cuerpo como la mente. A través del control de la frecuencia y profundidad de la respiración, las pulsaciones del corazón bajan y brinda un estado de tranquilidad. Además se ha comprobado que la respiración profunda activa regiones del cerebro que alteran la mente de manera positiva. Realice de cinco a quince respiraciones profundas inhalando por la nariz y exhalando por la boca.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Relajación desde la cabeza hasta los pies

Sobre una superficie cómoda, recuéstese con las piernas estiradas mientras coloca sus manos sobre su vientre. Comience a realizar respiraciones profundas y concéntrese en cómo afectan positivamente su cuerpo empezando por la cabeza y bajando lentamente hasta la punta de los pies. Hágalo hasta que sienta que la tensión se haya ido, la clave es mantener la atención en las sensaciones corporales.

Vacaciones mentales

Esta es una técnica de visualización que le permitirá a su mente transitar hacia estados de relajación. Comience por colocarse en un sitio cómodo, ya sea sentado o acostado. Una vez ahí, imagine un sitio en donde se sienta en plena calma, puede ser una playa, en medio de la tranquilidad boscosa o algún sitio que le recuerde estados de alegría en su niñez. Asegúrese de que su percepción del lugar vayan más allá de lo visible, es decir, concentre su atención en detalles intangibles como el aroma, los sonidos y la atmósfera de tranquilidad.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Apretar objetos puede ayudar

Cuando se experimenta ansiedad, uno de los instintos básicos del cuerpo es la necesidad de apretujar algún objeto, incluso se puede ver reflejado en la quijada que se mantiene tensa. Dejar salir este instinto con sus debidas precauciones puede ayudar a liberar la tensión acumulada en el cuerpo. Es tan simple como parece, juegue con cualquier objeto suave como una pelota antiestrés o un juguete comprimible, apriete fuertemente sin lastimar sus manos hasta el punto donde considere oportuno. Luego de eso, sienta la relajación que deja el momento posterior a aplicar tensión en el objeto. Repítalo tantas veces como necesite sin llegar a lastimarse.

Ejercicio

Uno de los consejos más frecuentes es la de realizar ejercicio y no por nada se coloca como uno de los hábitos más recomendados, pues ayuda en gran medida tanto a la salud física como mental. El ejercicio ayuda a liberar endorfinas que afectan positivamente a la mente al concentrar toda la atención en las sensaciones de los músculos. Bailar, correr, nadar o simplemente caminar, ayudarán enormemente a bajar la ansiedad.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Escritura

La escritura es una de las técnicas a las que más recurren los profesionales de la salud cuando se trata de organizar los pensamientos. A través de la narración, se logra externar sentimientos que en ocasiones es imposible decirlos de otra forma, también ayuda a volver conscientes pensamientos escondidos en el inconsciente, la mejor manera de sanar asuntos inconclusos.

Afrontar la situación

Dese un respiro de la confusión proveniente del exterior y las noticias que podrían estar detonando la ansiedad. De esta forma podrá determinar si el estímulo que provoca tal estado de ánimo es inherente a los acontecimientos de su alrededor o tiene un origen más personal. Alejarse un poco para detectar el foco de ansiedad puede ayudar enormemente a afrontar la situación y sanar el origen.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Entrevista publicada originalmente en CC+

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD