Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

ORBE CULTURAL

El significado espiritual del equinoccio de otoño

Por: Ecoo sfera22 de septiembre de 2022

El equinoccio de otoño tiene un significado espiritual muy especial, es el momento en que la Madre Naturaleza nos marca el cierre de un ciclo y la apertura hacia una intención nueva. Es el momento del año en que la luz y la oscuridad alcanzan el equilibrio, para luego sumirse en las sombras naturales que comienzan a dominar sobre la luz; el día se vuelve cada vez menos duradero y las noches se alargan debido a la posición de la Tierra respecto al Sol. Estos cambios de estación son puntos clave en el ciclo de la naturaleza, pero también traen consigo un mensaje más profundo para la humanidad, tal como lo han visto las culturas antiguas.

Un significado mucho más profundo

La palabra “equinoccio” proviene del latín “aequinoctium” que significa “noche igual”, dando a entender que es el momento en que la noche y el día tienen la misma duración. Es por esto que el significado espiritual del equinoccio es la apreciación del equilibrio, es el momento en que honramos la interacción de la luz y la oscuridad. Una no puede existir sin la otra y por lo tanto, la oscuridad no siempre es un aspecto negativo, es sólo la ausencia de luz y una invitación para mirar hacia adentro.

Cuando vinculamos de manera consciente nuestra mente con los ciclos de la naturaleza comenzamos a profundizar en la comprensión de nuestros propios ciclos. Espiritualmente, el otoño representa la época de la cosecha, no sólo de nuestras plantas, sino incluso de nuestro propio crecimiento, es el tiempo ideal para reconocer nuestra evolución.

Los pueblos tradicionales reconocían la sabiduría basada en la tierra y lograron entender que los cuatros puntos focales del año: el solsticio de invierno, el equinoccio de primavera, el solsticio de verano y el equinoccio de otoño, son etapas de un viaje espiritual interior, un ciclo espiritual que cada persona realiza dentro de sí misma. Nuestras vidas pasan por ciclos de crecimiento, cosecha, muerte y renacimiento.

Reconectar con nuestro ciclo espiritual

Con tanta distracción presente en nuestras vidas, hoy en día resulta muy complicado prestar atención a lo realmente importante. Voltear a desvelarse uno mismo es una praxis que no se nos enseña como parte de las sociedades modernas, es por eso que los solsticios y equinoccios pasan desapercibidos sin mayor importancia.

Sin embargo, incluso con los cambios vertiginosos de la vida moderna el equinoccio nos abre un espacio hacia la reflexión. Puedes honrar todo lo que tienes en tu vida y cambiar tu conciencia de una carencia a una prosperidad y gratitud a través de un pequeño ritual o ceremonia, como encender una vela o dar las gracias por lo que tenemos y somos. Al representar lo espiritual con un ritual físico podemos reconocer y concretar nuestro proceso espiritual, el cual forma parte de nuestra realidad tanto como lo material.

El otoño es la época del año donde nos preparamos internamente haciendo espacio para lo que vendrá en el próximo año, es aquí cuando creamos un espacio para que nuestras visiones crezcan permitiendo que el espacio vacío y el silencio se apoderen de nuestro interior.

Al limpiar nuestro terreno en otoño, entramos en letargo permitiendo el descanso que más tarde vendrá con el frío y la oscuridad del invierno. Entramos en un periodo de hibernación y nos volvemos creativos al quedarnos en silencio y escuchar lo que está tratando de emerger de nuestro interior.

Hacer consciente el significado espiritual del equinoccio nos ayudará a mantener la mente en calma, reflexionar lo sucedido durante la siembra de proyectos a lo largo del año y finalmente descansar durante el invierno para preparase para una nuevo ciclo.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: