PUBLICIDAD

ORBE CULTURAL

Divertidos dinosaurios celebran la llegada del mítico T-Rex a un museo de Japón

Entre los animales más populares de los amantes de la naturaleza, están los icónicos dinosaurios y es que, pese a que ahora sólo quedan reminiscencias de lo que fue su existencia, no dejamos de asombrarnos con la majestuosidad de estos animales. Quizá uno de los más queridos por su extraordinario tamaño es el gran Tyrannosaurus rex. Y justamente el Museo de la Prefectura de Tottori en Japón, inauguró su última exposición dedicada al gran depredador, pero para celebrar la apertura, pidió a los asistentes vestirse ad hoc para la ocasión. Los participantes felizmente decidieron participar y llevaron consigo sus disfraces inflables de Tyrannosaurus rex, las fotografías son simplemente encantadoras.

Normalmente en los museos se respira un aire de seriedad y silencio, mientras los visitantes miran de lejos las exposiciones. Sin embargo, esta ocasión no es una de esas, pues el Museo de la Prefectura de Tottori pensó que darle un toque de emoción al amor por los dinosaurios sería la mejor forma de rendirle homenaje al animal ya extinto. Por ello, extendió la invitación a sus visitantes de vestirse con sus disfraces inflables para admirar su más reciente exposición llamada ‘Tyrannosaurus Exhibition-T. Rex Amazing Carnivorous Dinosaurs’.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las imágenes captadas por diversos visitantes del museo, ofrecen un vista que supera la diversión en todos los sentidos. Los asistentes disfrazados encantan con sus enormes trajes inflables que los vuelven en cierto sentido, un poco torpes. Así se les puede observar haciendo un esfuerzo extraordinario por subir las escaleras con sus cortas patas y una vez que logran llegar hasta la exposición, la panorámica se vuelve todavía más extraña.

Los conjuntos toscos y voluminosos queriendo aparentar ferocidad, que además están colocados justo en frente de un esqueleto verdadero del majestuoso Tyrannosaurus rex, sin duda alguna, le dan un toque surrealista a las fotografías. El museo encontró la forma perfecta para juguetear con la pasión por los dinosaurios a la par de ofrecer una visita muy educativa. ¡Simplemente una idea genial! Estamos seguros de que más de uno de ustedes no hubiera dudado en asistir al festín de los dinosaurios, ¿eres uno de ellos?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO



Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD