Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

ORBE CULTURAL

La leyenda japonesa del hilo rojo del destino

Por: Ecoo sfera30 de septiembre de 2022

Para los japoneses el amor entre unos y otros no es una suerte de casualidad, sino que está predestinado desde el momento en que los dioses atan hilos rojos en los meñiques de aquellos que deben enseñarse mutuamente. La leyenda del hilo rojo del destino, más sublime estéticamente hablando que la creencia de las almas gemelas, es la manera en la que la cultura japonesa mira la conexión impetuosa entre dos personas.

Una conexión que escapa al entendimiento

Según la leyenda, las dos personas conectadas por este hilo tendrán una historia importante, sin que el tiempo, las circunstancias o el lugar impidan el encuentro. Aquellos que estén unidos en sus meñiques por un hilo rojo, encontrarán los caminos para reunirse el uno con el otro y, terminarán por vivir una historia que les cambiará la manera en la que ven la vida.

Para la cultura japonesa, la atadura del hilo rojo es una especie de narrativa para comprender los encuentros que desarrollamos a lo largo de nuestra vida. Aunque a diferencia de otros mitos que explican el amor de dos personas, la leyenda del hilo rojo no se limita al amor de pareja, sino que cada roce íntimo está ligado a nosotros mediante un hilo rojo que nos fue dado dese el nacimiento y que nos predetermina para encontrar a todos aquellos con los que tejeremos una historia importante. En ese sentido, el hilo escarlata atado a los meñiques de cada uno, se puede estirar, enredar y contraer de maneras incomprensibles, pero nunca romper.

Si bien la leyenda reúne los elementos más románticos y estéticos para comprender el destino, se desprende curiosamente del hecho de que la arteria cubital conecta el corazón con el dedo meñique. De ahí que muchas otras culturas también asociaran las promesas con la acción de entrelazar meñiques.

El origen de la leyenda del hilo rojo

El origen de la leyenda no está del todo claro, pues se trata de una creencia antigua que se ha ido pasando de generación en generación. Pero la narrativa cuenta que el Abuelo de la Luna, un sabio anciano que vive en la Luna, sale cada noche en búsqueda de aquellas almas afines a reunirse en la Tierra y que están destinadas a enseñarse mutuamente y cuando las encuentra las une para siempre con un hilo rojo.

Cada noche el abuelo se encarga de atar cientos de miles de hilos rojos a los meñiques de los recién nacidos, así cada que un bebé nace, su alma ya está conectada con aquellas con las que tendrá una historia que cambiarán su vida para siempre.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: