Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

ORBE CULTURAL

Los esqueletos de Simbu, símbolo de identidad cultural

Por: Ecoo sfera23 de febrero de 2022

Papúa Nueva Guinea apenas alcanza los 7 millones de habitantes, sin embargo, se trata de uno de los territorios con mayor diversidad cultural. Tan sólo en aquella región ubicada en una isla de Oceanía al norte de Australia, coexisten al menos 312 pueblos indígenas; la mayor expresión de pluriculturalidad que existe en el mundo, quizá a la par de los pueblos tradicionales de la Amazonía. Cada uno de los pueblos que habitan en esta región del mundo tienen sus tradiciones muy bien marcadas, una de las que más ha llamado la atención de los antropólogos es la de los esqueletos bailarines de Simbu.

Riqueza cultural en Papúa Nueva Guinea

La tribu de los simbu o chimbu, se ha ganado la atención del mundo pues sus costumbres escapan completamente a la vida modernista. Están acostumbrados a vivir en las zonas más inaccesibles para la mayoría de las personas, a una altura de entre 1,400 y 2,600 metros en las montañas papúes ubicadas en la región que les dio su nombre (Simbu). Se sabe que hablan principalmente kuman, que es una de las más de 800 lenguas que se hablan en aquella nación de Oceanía.

Con anterioridad esta zona de Papúa Nueva Guinea se encontraba altamente poblada por otros pueblos tradicionales. Por lo tanto, la batalla por los recursos naturales solía estar presente en la vida de los indígenas que, para garantizar su supervivencia, desarrollaron sus propios métodos de lucha. Los simbu, como muchos otros indígenas en el mundo, encontraron métodos para aterrorizar psicológicamente a sus contrincantes y en ese sentido, mantenerse a salvo.

Utilizando únicamente los recursos que la Madre Tierra les brinda, pintan sus cuerpos de negro y blanco para simular un esqueleto. Hacen los trazos casi de forma perfecta y a cuerpo completo de manera que parecen calaveras vivientes. Y aunque se conoce muy poco sobre los simbu, se sabe que utilizaban esta táctica para hacer creer a otros pueblos circundantes que se trataba de fenómenos sobrenaturales. Además de pintarse también hacían una especie de baile que más tarde se convirtió en sagrado para ellos, y así lograban evitar la lucha y mantenían seguro su territorio.

De mecanismo de defensa a identidad cultural

Hoy en día las montañas de Simbu ya no son escenarios bélicos entre pueblos que, en algunos casos, han logrado la interculturalidad. Es por eso que los simbu ya no se pintan de esqueletos con la finalidad de asustar a todo aquel invasor. Pero con el paso de los años, más allá de la protección que esta costumbre les dio, se fue convirtiendo poco a poco en parte de su construcción cultural y por lo tanto, de su identidad misma.

Gracias a esto, los simbu hoy en día continúan con esta tradición. Se siguen pintando como esqueletos y practican su baile sagrado frente a otros pueblos en un evento llamado Sing Sing, donde los clanes cercanos se reúnen para celebrar sus costumbres y rituales sagrados.

Conocer las tradiciones como la de los simbu es imperante para mantener viva la pluriculturalidad. Es necesario abrir el panorama para aprender más sobre la coexistencia tan necesaria, de distintas creencias en un mismo planeta. En la diferencia y la otredad se encuentra la verdadera riqueza del ser humano, al lograr comprenderlo, entonces la interculturalidad surgirá.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: