Esto es lo que ocurre en tu cerebro cuando odias

Odiar a otros es una reafirmación del yo y de los otros, tanto como el amor (e involucra las mismas partes del cerebro).

¿Quién no ha sentido aversión hacia lo diferente? Todo lo que es ajeno nos asusta, y hace que se activen en nuestro cerebro los más primitivos instintos de supervivencia. Por supuesto, no hay una justificación meramente neurológica para el racismo, la xenofobia, el machismo o cualquier tipo de supuesta superioridad étnica, de estatus o de género.

Pero nuestro cerebro sí es un productor de odio.

…O por lo menos, de lo que conocemos como odio. Porque los animales saben de agresión, pero no lo racionalizan como “odio”. Pero más allá de semánticas, para la humanidad esta cuestión es en realidad muy antigua; primitiva, incluso. Porque el odio no es sino el producto de la división entre un “ellos” y un “nosotros; es decir, antagonismos que incluso existen en el reino animal.

El odio es una especie de programación en nuestro cerebro, que se activa cuando nos sentimos amenazados por “ellos.

por que odiamos que ocurre cerebro odias-DANIEL ZENDER-2
Ilustración: Daniel Zender

Muchos estudios han demostrado la manera tan efectiva como funciona el odio en el cerebro. Por ejemplo, al mostrarle a personas de una raza la fotografía de personas de otra raza, la amígdala –la parte del cerebro que activa el miedo, la ansiedad y la agresión– se ilumina más intensamente que cuando se le presenta a los participantes fotografías de individuos de su misma raza.

De igual manera se ha comprobado que la hormona oxitocina, encargada de activar la confianza y la generosidad en las personas, actúa de forma opuesta ante los grupos ajenos al propio. A su vez, todo esto se activa a partir de señales que manda lo que algunos científicos han llamado el “circuito del odio”: una región del cerebro que se ilumina cuando experimentamos aversión, y que involucra al giro frontal medial, el putamen, la corteza insular y la corteza premotora.

Todas estas áreas están encargadas de regular nuestro comportamiento, como la corteza premotora, que además controla la acción de los músculos del tronco. Es decir que el odio en el cerebro puede conducir a su vez a una reacción corporal, ya sea de ataque o de defensa.

Pero el odio es una mediación tan necesaria como el amor, y ocurre en las mismas áreas.

porque odiamos-i-TOMASZ WALENTA-2
Ilustración: Tomasz walenta

Lo curioso es que el amor y el odio también están relacionados a nivel neurológico. El putamen y la corteza insular, según han probado diversos estudios hechos con imágenes de resonancia magnética (IRM), también se iluminan cuando experimentamos emociones de amor romántico.

Así que, aunque hay cosas que parecen opuestos irremediables, todo parece ser cuestión más bien de equilibrio y plenitud. El odio es, en parte, una respuesta automática e inconsciente de todo nuestro organismo. Pero tiene su lado positivo: sentirlo puede ser señal de que queremos defender o proteger a nuestra comunidad.

Sin odio, ni siquiera podríamos sentir su aparente contrario: el amor. E incluso podemos odiar relativamente a quien amamos, en contextos muy concretos, pues el putamen es un área que se activa también cuando sentimos disgusto.

Experimentar todas estas emociones de manera contradictoria es inevitable. Así somos los seres humanos. La cuestión es, pensando el odio filosóficamente, cómo lo llevamos de ser una emoción negativa a ser una mediación positiva entre el “nosotros” y el “ellos”. Porque la diferencia es constitutiva de toda identidad, y la identidad da coherencia a la propia vida.

Por lo tanto, el antagonismo –o el odio– son necesarios si pensamos en la pluralidad inherente a la naturaleza y a las colectividades. Pero el odio no tendría que ser disruptivo, sino canalizarse para fortalecer los atributos de lo singular y la identidad sin aniquilar lo otro.

Entonces, ¿podemos evolucionar el odio? Parece algo que habría que hacer, si queremos transformar nuestras sociedades.



Júpiter en oposición: este fin de semana podrás verlo (y también a sus lunas) ✨☄️

Con unos binoculares podrás apreciar incluso a, por lo menos, 4 lunas de Júpiter.

Júpiter es un masivo y hermoso planeta que es fácil poder ver, como una joya roja, en la bóveda celeste. Pero este mes será el mejor mes para observarlo, pues en general estará más cerca de nuestro planeta. Además, el día lunes 10 de junio, Júpiter entrará en completa oposición, lo que significa que se encontrará perfectamente alineado con la Tierra y el sol no perturbará nuestra visión.

Júpiter en ojupiter-oposicion-2019-lunas-visibles-como-ver-fenomenos-astronomicosposición: una oportunidad para ver a este masivo planeta (y a sus lunas)

La oposición sucede cuando un planeta se posiciona de manera casi opuesta al sol, alineándose con la Tierra en una danza de milimétrica perfección. Así se forma una línea recta entre el sol, la Tierra y este masivo planeta, que ostenta 61 lunas. O bueno, eso creemos: lo cierto es que hasta hace poco se han seguido descubriendo satélites que orbitan alrededor de Júpiter.

El punto es que la oposición de Júpiter nos permitirá verlo como nunca, e incluso admirar a algunas de sus lunas, siempre y cuando miremos con binoculares o con telescopio hacia el cielo.

¿Cómo ver a Júpiter en oposición?

Júpiter entrará en oposición a las 15:27 horas UTC el día lunes 10 de junio, lo que significa que en México y parte del hemisferio sur será de día. No obstante, el efecto de la oposición se contemplará en su mayor magnitud desde el fin de semana y durante varias noches, así que puedes contemplarlo este fin de semana en toda su grandilocuencia.

Te recomendamos ir a un lugar con poca luz, quizá un sitio natural cerca de tu hogar, y llevar unos binoculares o telescopio. Debes buscar a Júpiter en la constelación de Ofiuco, que puedes buscar con alguna de estas apps.



¿Qué tanto contribuyes al problema de la basura en México? (y cómo ser un agente de cambio) 🌎

Nuestro país enfrenta un grave problema: generamos demasiada basura. Limpiemos México te invita a ser hoy parte de la solución.

Ya no es un secreto: la basura es uno de los problemas más grandes que enfrenta hoy el planeta. Pero ¿sabías que una buena parte de la solución está en tus manos, en las de todos nosotros? ¡Por eso tenemos que actuar ya!

¿Tú también quieres un México sin basura? Pues es tiempo de demostrarlo con acciones: ciudadanos, gobierno y empresas, todos debemos unirnos por el bien de nuestro país. Y obviamente esto tiene que ver con cambiar hábitos para no generar tanto basura, pero también para recoger lo mucho que ya se generó…

¿Por dónde empezar?

Lo primero es informarnos. Según un reporte del Banco Mundial, somos el país que más basura genera en América Latina. Este dato te ayudará a dimensionar el nivel de reto que tenemos por delante.  

 

 

Tan sólo los habitantes de la CDMX generamos alrededor de 13 mil toneladas diarias de basura: ¡eso es muchísimo!

*Reporte de Limpiemos México. 

¿Listos para actuar?

Limpiemos México, impulsada por Fundación Azteca y apoyada por muchísimas empresas del país, especialmente por Banco Azteca, propone que todos nos involucremos para limpiar nuestros espacios públicos. Se trata de acciones simples en tu día a día, pero que terminarán por convertirte en un héroe y ¡dejar impecable cada rincón del territorio mexicano!

 

Un movimiento para transformar un país 

Limpiemos México no es simplemente un buen deseo, es una realidad contundente. Hasta ahora + de 5 millones de mexicanos han participado en + de 100 mil brigadas para limpiar calles, plazas, parques, monumentos históricos, playas y bosques de todo México. ¿Y sabes cuánta basura ha recogido Limpiemos México?

¡¡¡+ 25,000 toneladas!!!

Gracias a esta iniciativa, que el pasado 19 de mayo celebró una más de sus mega jornadas de limpieza, hoy hemos comprobado algo muy importante: 

No tenemos que seguir siendo parte del problema de la basura, podemos convertirnos en parte de la solución…

limpiemos-nuestro-mexico-limpiar-basura-datos-27

¡Ya es hora!

Limpiemos México te invita hoy a convertirte en un Héroe por el planeta, y que cultives el mismo espíritu en tu vida diaria, empezando por tu hogar, escuela, trabajo, y todos los espacios que formen parte de tu vida.

Hace mucho que las palabras dejaron de ser suficientes. México, y el planeta, te necesitan ahora más que nunca…

¡Únete!

Si necesitas más información visita este link, también puedes ir directo a la página Facebook de Limpiemos México, o bien, leer un poco más en el hashtag #HeroesXelPlaneta 🌎