Una expedición reciente, reveló lo que se piensa debe ser la isla más septentrional o más al norte de todo el mundo. Anteriormente se pensaba que Oodaaq, una isla a 700 kilómetros al sur del Polo Norte, era la isla más septentrional del globo terráqueo. No obstante, esto cambió con el descubrimiento de investigadores de la Universidad de Copenhague que aseguran haber descubierto una nueva isla al norte de Groenlandia.

La vastedad del planeta nos desafía con distancias y rincones que a veces son inaccesibles para el humano. Pensar en los paisajes más crudos y extremos, es sinónimo de dificultad para llegar hasta ellos. Por esto, pese a que coexistimos la misma realidad, a veces ni siquiera tenemos idea de que están presentes aquí con nosotros, habitando el mismo planeta. Hasta que una serendipia emerge y nos revela un nuevo descubrimiento.

nueva isla groenlandia
Julian Charriere/Reuters

Una nueva isla frente a las costas de Groenlandia

Investigadores de la Universidad de Copenhague emprendieron el viaje hacia el Polo Norte para llegar a Oodaaq, la considerada hasta ahora isla más septentrional. Pensaron haber llegado a su destino y descendieron para tomar muestras del lugar, que era su objetivo inicial. No obstante, más tarde se dieron cuenta de que una falla en los sistemas de localización satelital, los habría hecho pensar que se encontraban en terreno conocido, pero no fue así. Como una serendipia, acababan de descubrir una nueva isla, la más al norte del mundo, frente a las costas de Groenlandia.

“Nos informaron que había un error en el GPS, que nos hizo creer que estábamos en Oodaaq. En realidad, habíamos descubierto una nueva isla más al norte. Un descubrimiento que hace un poco más grande el reino (de Dinamarca)”, de explicó Morten Rasch investigador del Artic Station.

nueva isla al norte de groenlandia
Julian Charriere/Reuters

Y aunque se trata de un descubrimiento relevante, los científicos aclaran que podría tratarse de una isla perteneciente a la categoría de “islotes de corta vida”. Es decir, que “nadie sabe cuánto tiempo durará. En principio, podría desaparecer en cuanto llegue una fuerte tormenta”, explicó Rash.

El nuevo islote hasta ahora sin nombre, mide aproximadamente 60 metros de largo, por 30 de ancho y alcanza una elevación de tres a cuatro metros por encima del nivel del mar. Y no se sabe cuánto tiempo lleva sobre las aguas del Ártico y por cuánto tiempo más perdurará, lo que sí es seguro es que se trata del punto más hacia el norte de toda la extensión terrestre que conocemos hasta ahora.