Alrededor de 1,400 millones de niños viven actualmente en aislamiento. La pandemia por el nuevo coronavirus trajo en muchos países del mundo meses de encierro. El fin es aliviar la propagación del virus, pero entre estas acciones la salud mental de muchos está en riesgo, entre ellos: los niños.

Han pasado más de 6 semanas desde que los niños salieron por última vez a jugar con sus amigos. En un estudio reciente, el 63% de los padres en el Reino Unido percibieron que sus hijos se sentían solos durante las primeras semanas de aislamiento. El mundo cambió estrepitosamente, y si a los adultos les cuesta entenderlo, a los más jóvenes les resulta aún más confuso. En el Reino Unido el encierro ha incrementado alrededor de un 40% a 50% la sensación de soledad en los niños, y esto pone en riesgo su salud mental.

niños-pandemia-coronavirus-aislamiento-efectos

 

La importancia del juego colectivo para los niños

Jugar es una de las actividades más importantes del desarrollo infantil. Pero no sólo es jugar en solitario, también se trata de formar relaciones y lograr el bienestar social y emocional. La oportunidad de jugar requiere de negociación y compromiso.

Los niños desarrollan habilidades sociales, forman su identidad y aprenden a resolver situaciones desafiantes mientras juegan con otras personas. Al entrar en encierro, los pequeños pierden la oportunidad de evolucionar en cuanto a su sentido social. Hay mayor probabilidad de transitar hacia la normalidad con ansiedad y miedo.

niños-cuarentena-aislamiento

El periodo prolongado sin contacto deja en blanco las habilidades de los niños, como si éstas se detuvieran, y al salir no habrá una preparación óptima. Los desafíos para la salud mental infantil se vuelven más grandes con una pandemia. Los padres han expresado preocupación por las emociones de los niños y las decisiones que se han tenido que tomar en cuanto a la reducción de su libertad.

También en Ecoosfera: Conectar con la naturaleza hace más felices a los niños (está comprobado)

 

¿Qué hacer para aminorar el efecto del aislamiento?

La opción es levantar poco a poco el encierro. Es posible ayudar a los niños a través de un contacto social mediante la tecnología, o bien, un poco de aire libre en una zona segura y sin tanta gente. El tiempo en los dispositivos móviles no es malo, y menos cuando se vuelve uno de los últimos recursos si los padres trabajan y no hay un jardín.

El objetivo es que el tiempo en los aparatos electrónicos se pueda volver de ayuda para los niños, mediante entretenimiento en el que interactúen con otros niños o los inviten a hacer actividades en grupo.

niños-coronavirus-riesgos-salud-mental

Realmente, el reto es ayudar a que los pequeños desarrollen el sentido de identidad. Que sepan que enfrentarán problemas, pero que hay opciones para resolverlos. Su bienestar social y emocional es muy importante, porque será la base de su futuro.

Hay buenas razones para priorizar el juego con los niños, así que tómate un tiempo para hacerlo. Convierte a la tecnología en un salvavidas e impulsa el contacto social a través de ella.

 

Sigue leyendo: Un cuento sobre el coronavirus para explicarle a los niños qué sucede (descárgalo)