La neurogénesis es posiblemente la clave para mantener el cerebro renovado. Pero, seamos sinceros, pocos nos hemos detenido a valorar la importancia de este portentoso proceso para nuestra mente. Sin embargo, si te dijéramos que es posible hacer crecer nuevas neuronas en tu cerebro, ¿lo intentarías?

neuronas-mente-neurogenesis-ciencia

Aunque algunos de nosotros somos conscientes del paso del tiempo por la mente, no nos preocupamos por el momento en el que nuestro cerebro esté lo bastante deteriorado como para dejar de funcionar. Naturalmente dejamos que la vida siga su curso, pero la neurogénesis implica que el ser humano es capaz de generar nuevas neuronas.

La neurogénesis, en concreto, es el nacimiento de nuevas células cerebrales a partir de células madre. Algunos años atrás se creía que este proceso sólo era posible antes del nacimiento. No obstante, en 1960 los expertos demostraron que la neurogénesis podía suceder después del primer día de vida.

 

¿Cómo activar la neurogénesis?

Nuestro hipocampo produce alrededor de 700 millones de neuronas por día; esto significa que al alcanzar una edad promedio de 50 años, nuestras neuronas de nacimiento habrán sido intercambiadas por nuevas neuronas (si es que promovemos la neurogénesis).

Por sí solas, las neuronas no irán desapareciendo y generando nuevas. Hay ciertas actividades que podemos realizar para impulsar el crecimiento de nuevas neuronas. En concreto, estas cuatro formas de hacer crecer nuevas neuronas provocarán una neurogénesis increíble en tu mente.

También en Ecoosfera: ¿La ayahuasca estimula el nacimiento de células madre en el cerebro?

mente-hipocampo-neuronas

 

4 formas de crear nuevas neuronas en tu cerebro

Aprender a tocar un instrumento  

Los beneficios de la música son interminables. Un estudio comprobó que aprender a tocar un instrumento nuevo promueve la generación de nuevas neuronas. Esta experiencia involucra un sistema multisensorial y motor que genera nuevas redes neuronales, así que ponla en práctica.

 

Viajando a nuevos destinos

Las nuevas experiencias son el alimento de la neurogénesis. Cuando conoces nuevos lugares, aunque sea dentro de tu misma ciudad, expones a tu cerebro a entornos novedosos. Esta acción crea un estado de desafío en tu mente, produciendo un aumento en su capacidad de funcionamiento.

 

Ayuno intermitente

El vínculo entre el ayuno intermitente y la neurogénesis parece ser más extenso y real de lo que creíamos. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Stanford, la restricción calórica puede promover el crecimiento neuronal, además de disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas.

 

Leer como estímulo

Si lo tuyo no es precisamente dejar de comer, tal vez la lectura te cautive un poco más. En este sentido, la Universidad de Emory demostró que la conectividad en el cerebro continúa después de leer una novela de ficción.

La magia de la lectura reside en que nuestro estado mental parece mimetizarse con el de la protagonista o el protagonista, y esta habilidad permite promover la neurogénesis de forma saludable.

 

En nosotros está activar el proceso de neurogénesis adecuado. Concéntrate en elegir la dinámica que mejor te funcione y te haga sentir cómodo. No se trata de producir neuronas bajo regímenes complejos, sino de encontrar la acción adecuada para impulsar nuestras capacidades mentales.

 

Sigue leyendo: ¿Quieres mejorar la memoria, atención y aprendizaje? Entonces sal a correr