Con una vasta experiencia en crear vida, la naturaleza es en sí misma excepcional. Es la respuesta del planeta a los posibles problemas de la vida, que encontró cómo adaptarse, evolucionar y sobrevivir. Esta es la forma de vida más resiliente que hasta ahora conocemos. Por esta razón, la ciencia ha tratado de emular a la naturaleza.

Identificar aquellos procesos que se llevarían a cabo para ser mejores, al mismo tiempo que se respeta el entorno: esto es lo que plantea la biomímesis, una técnica científica que busca emular la vida natural, reconocerla como mentora de la evolución. De acuerdo con esta teoría, la ciencia y la tecnología han desarrollado distintas habilidades del ser humano que encuentran inspiración en la naturaleza. Estas cosas son exactamente las que nos recuerdan lo maravillosa y útil que puede ser la estrecha conexión con el entorno.

biomimesis

 

11 cosas de la naturaleza que migraron al entorno humano

El velcro y los cardos

velcro-cardo-naturaleza-inspiracion

 

Impermeables y hojas de loto

impermeable-hoja-loto-inspiracion-natural

 

Mejillones y pegamento

mejillones-pegamento

 

Sillas y huesos

sillas-huesos-insectos-naturaleza

 

Sistemas de ventilación de nidos de termitas y construcciones

termitas-construccion-ventilacion-inpiracion-naturaleza

 

Una telaraña y el hilo de náilon

telaraña-hilo-nylon-parecido-naturaleza

 

Luciérnagas y luces led

luciernagas-luces-led-parecido-naturaleza-inspiracion

 

La piel de tiburón y un traje de baño

tiburon-piel-traje-baño-comparacion

 

Ballenas jorobadas y ventiladores

ballenas-jorobadas-aletas-ventiladores

 

Colmillos de serpiente y aguja hipodérmica

serpiente-aguja-parecido

 

Gatos y visión nocturna

gato-vision-nocturna-humano-naturaleza

Todos estos elementos de la naturaleza han funcionado de distintas formas para inspirar los actos y productos humanos. Como los animales, tratamos de adaptarnos y mejorar nuestras habilidades para sobrevivir con mayor facilidad al entorno. La ventaja de la naturaleza es que ha logrado una evolución infinita sin tecnología o recursos económicos. Simplemente va de la mano de los elementos que la componen.

Sin embargo, imitar los mecanismos naturales no es suficiente para ser tan intuitivos como la naturaleza. Es necesario reconocer lo que nos rodea, nuestras capacidades y límites. No es posible evolucionar si no estamos dispuestos a dejar lo que nos ha hecho tanto daño. La evolución se trata de encontrar una mejor versión de nosotros mismos, y cuando seamos capaces de hacer eso, seremos tan resilientes como la sabia naturaleza.

 

Sigue leyendo: Si necesitas consejos para “vivir mejor”, mejor observa la naturaleza