Volcán Popocatépetl

Volcán Popocatépetl: todo lo que debes saber

El cerro que humea o mejor conocido como el volcán Popocatépetl se ubica en el centro de México, más específicamente entre los estados de Puebla, Morelos y el Estado de México, es posiblemente el volcán más majestuoso y activo del país, lo que hace que siempre se encuentre bajo una constante vigilancia debido a su comportamiento impredecible que amenaza a demasiadas personas, pues una erupción afectaría a millones de habitantes de al menos cinco estados de la República Mexicana. 

Volcán Popocatépetl
ShutterStock

Características del volcán Popocatépetl 

El Popocatépetl es un estratovolcán, lo que significa que se formó a partir de capas de lava solidificadas y de cenizas volcánicas que fueron expulsadas en explosiones volcánicas, de forma cónica simétrica con un diámetro de 25 kilómetros y una altura de 5 mil 500 metros, lo que lo convierte en el segundo más alto de los volcanes de México, sólo por debajo del volcán  Citlaltépetl. 

De acuerdo con estudios geológicos que se le han realizado, el volcán Popocatépetl tiene una de edad aproximadamente 730 mil años, este dato varía conforme van sucediendo mas erupciones y desplomes de su cráter principal. Se encuentra en constante vigilancia para prever posibles erupciones y gestionar la dirección de posibles coladas de lava. 

La leyenda detrás del Popocatépetl 

La leyenda prehispánica narra la historia de dos de los volcanes más importantes de México, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl. Cuenta la leyenda que hace miles de años sucedía una de las tantas peleas entre los aztecas y los tlaxcaltecas. Popoca, uno de los guerreros de Tlaxcala se enamoró perdidamente de Mixtli, la hija del monarca y cuando este pidió su mano, el gobernante aceptó con la condición de que fuera a luchar contra sus enemigos y volviera victorioso, algo que parecía casi imposible. 

Volcán Iztaccíhuatl
ShutterStock

Popoca partió a la guerra para cumplir con su propósito y durante el tiempo que estuvo ausente se corrió el rumor de que había muerto en combate, cuando esta noticia llegó a la princesa, se quitó la vida desesperada por su dolor. Cuando Popoca volvió victorioso de la guerra y se enteró de la triste noticia, veló el cuerpo de su amada blandiendo la antorcha de fuego eterno hasta que él mismo murió por su tristeza. 

Así los dioses cubrieron sus cuerpos para que permanecieran cara a cara, juntos por toda la eternidad y fue entonces cuando se convirtieron en montañas y nacieron sus nombre en náhuatl: Iztaccíhuatl sígnica “la mujer dormida” y Popocatépetl “la montaña humeante”, el cual aún emite fumarolas que recuerdan el amor que tuvo por Mixtli. 

Actividad del volcán Popocatépetl 

La mayor parte de su vida, el Popocatépetl ha estado en actividad, aún cuando pasó la mayor parte del siglo XX en reposo. Pero partir de 1991 comenzó a incrementar su actividad y dos años más tarde sus fumarolas comenzaron a ser más visibles. Existe una enorme cantidad de registros de la actividad del volcán desde la antigüedad: 

1927: esta erupción fue provocada por la dinamización del cráter para extraer el azufre del mismo. 

1994: evento eruptivo que se caracterizó por la emisión de cenizas volcánicas, fue precedido por aumentos en los eventos sísmicos vulcanotectónicos, cambios en la temperatura y concentración de sulfatos y cloruros en el lago del cráter, así como la presión parcial de dióxido de carbono en los manantiales. 

Volcán Popocatépetl
ShutterStock

2000-2001: de diciembre a enero se registró la ultima erupción violenta del volcán, donde hubo precursores como las anomalías magnéticas negativas y pequeños cambios en los manantiales. 

2005: en el cráter del volcán se produjo una explosión de lava que provocó una columna de humo y cenizas de hasta 3 kilómetros de altura. 

2014: por la noche del 4 de noviembre comenzó a ser visible una columna de humo sobre el volcán hasta la madrugada del día siguiente, durante este tiempo hubo varias explosiones con material incandescente, vapor de agua y ceniza. 

2016: comenzó a tener actividad en la madruga del 18 de abril con emisiones de cenizas seguidas por pequeñas erupciones y una lluvia de material incandescente generando una fumarola que se extendió por kilómetros, ocasionando una lluvia de ceniza. 

2018: luego del sismo del 16 de febrero, el volcán expulsó una gran fumarola de agua y ceniza que alcanzó los 700 metros de altura. 

2020: lanzó columnas de humo y ceniza a mas de 600 metros de altura. 

Recientemente se han registrado varias explosiones y se ha activado la Fase 2 de alerta volcánica, ya que estas detonaciones contenían fragmentos de roca y columnas de humo y cenizas que se alzaron a más de dos kilómetros. 

Total
43
Share