PUBLICIDAD

NATURA

México aprueba el comercio de totoaba, poniendo en grave peligro a la vaquita marina

La vaquita marina es uno de los cetáceos más pequeños del mundo y es endémica de México, lamentablemente se encuentra en peligro crítico de extinción y poco se ha hecho para evitar que desaparezca del Golfo de California. Por el contrario, el Comité Permanente de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) ha tomado la decisión de aprobar en México el comercio de totoaba, una especie de pez que habita en el mismo ecosistema. Con esta aprobación la vaquita marina que de por sí está ampliamente amenazada, podría llegar hasta números todavía más alarmantes.

Los miembros del comité rechazaron los argumentos conservacionistas para evitar que Earth Oceans Farms, una empresa de acuicultura en México, participe en el comercio de peces totoaba criados en cautiverio. Distintos países y organizaciones a favor de la conservación de la vaquita marina han dicho que la permisión de venta de totoaba en México puede desencadenar la pesca ilícita en el Golfo de California, poniendo en riesgo los pocos ejemplares de vaquita marina que todavía nadan de forma libre en sus aguas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta es la primera vez en casi 50 años que la mayoría de miembros del CITES votaron a favor para apoyar la apertura del comercio internacional de totoaba. Este especie de peces es la más grande que habita en el Mar de Cortés y se ha catalogado como el más caro del mundo. De hecho, se trata de una especie en estado vulnerable pues en años anteriores sus números disminuyeron dramáticamente y actualmente se encuentra protegido.

¿Por qué el comercio de totoaba afecta a la vaquita marina?

La decisión de abrir la comercialización de ejemplares de toboada criados en cautiverio ha generado controversia entre los conservacionistas. Pues aseguran que esto podría alentar a los pescadores ilegales a infiltrarse en el Golfo de California para conseguir ejemplares de totoaba en estado silvestre. A su vez esto afectaría enormemente a la vaquita marina que está considerada como una especie en peligro crítico de extinción, ya que se estima que únicamente viven 7 vaquitas marinas en todo el mundo de forma silvestre.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La introducción de pescadores ilegales al ecosistema natural de la vaquita marina sería tremendamente desastroso para la especie, debido a que los pequeños cetáceos quedan atrapados en las redes y se les pesca incidentalmente. En vez de poner a la región en la mira de los pescadores, debería estarse apuntando en dirección contraria, hacia la conservación de una especie que está a punto de desaparecer de los mares de la Tierra.

A todo lo anterior se suma que la carne de totoaba no tiene gran demanda a nivel mundial, sino que son sus vejigas natatorias (un órgano de flotación que poseen algunos peces óseos) las que tienen gran demanda en el mercado internacional, una industria conocida como pesca de fauces. Principalmente China y otros países asiáticos, buscan las vejigas natatorias ya que se les considera de gran valor medicinal aunque no hay investigaciones que lo confirmen, además de que se les usa como símbolo de riqueza.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Esta decisión no tiene sentido y podría ser la última gota para uno de los mamíferos marinos más amenazados de nuestro planeta”, dijo al respecto Alex Olivera quien es investigador principal y representante de México en el Centro para la Diversidad Biológica.

Pese a que México y Earth Oceans Farms se han comprometido a destruir las fauces de la venta de totoaba en cautiverio, es bien sabido que las vejigas natatorias de mayor tamaño son las más codiciadas y estas se encuentran en los ejemplares más grandes de peces que viven en estado silvestre, más no en cautiverio. Esta decisión deplorable podría condenar a la extinción a la vaquita marina, que de por sí ya se encuentra críticamente amenazada.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD