Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

NATURA

6 razones por las que tu perro ladra (esto intenta decirte)

Por: Ecoo sfera22 de marzo de 2022

La conexión entre el hombre y los perros no es para nada reciente, estas dos especies llevan al menos unos 10 mil años entretejiendo su evolución. El lobo es probablemente el primer animal que los humanos domesticaron y que poco a poco fue transformándose en lo que hoy conocemos como perro. Es por ello que existe un gran vínculo que ha logrado gestar una especie de comunicación entre ambos. Si ha llegado ha pensar que su perro intenta decirle algo en específico, no es producto de su imaginación, ellos usan su ladrido para comunicarse. Estas son 6 razones por las que su perro ladra.

Reacción a algo que escucha

Muchos perros suelen reaccionar a los sonidos agudos del entorno como sirenas o alarmas. Cuando se ven estimulados por este tipo de ruidos, suelen responder en forma de aullido que constantemente asusta o molesta a sus humanos. Sin embargo, esto no tiene nada de raro y por el contrario, se trata de un instinto ancestral.

Los lobos utilizan el aullido para comunicarse entre sí en la naturaleza, los perros guardan este instinto. Así que al emitir esta vocalización, su perro está tratando de reconocer el sonido agudo de su entorno y a su vez anuncia su respuesta. El aullido suele producirse mientras el ruido se emite, una vez que este se calla entonces los perros también guardan silencio.

Alerta de peligro

Otras causas por las que los perros ladran o aúllan es para proteger a los suyos, si su instinto le dicta que algo no anda bien, inmediatamente comenzará a ladrar para tratar de advertirle sobre el peligro. Es por esto que suelen ladrar cuando un desconocido se acerca a casa, funcionan como un sistema de alarma de posibles peligros.

Socializando

Como ya hemos dicho, los perros descienden de los lobos, es decir que en algún momento de su evolución vivieron como animales silvestres. De ahí adoptaron distintos comportamientos que todavía pueden observarse en las manadas de lobos que viven en libertad.

“Aullar está destinado principalmente a comunicarse con otros perros”, dice Rebecca Greenstein, veterinaria en jefe del Hospital Veterinario de Kleinburg. “Piensa en lobos o coyotes en el bosque aullando a su manada. La intensidad de un aullido está destinada a ser escuchada a una distancia más larga, por lo que la intención es que tu perro esté haciendo una especie de anuncio de larga distancia a una audiencia”.

Así cuando escuche que su perro está ladrando sin razón aparente, probablemente se está comunicando con sus vecinos caninos. La socialización es importante para ellos pese a que en la actualidad reconocen a los humanos como parte de su manada, también es importante la convivencia con otros de su especie.

Quiere llamar tu atención

Para ellos eres parte de su manada, así que como lo hacen con otros perros, ladrar para llamar su atención es parte de su forma de comunicación. Sin embargo, al nosotros acostumbrarlos a proveerlos de todo lo que con anterioridad conseguían por sus propios medios, los ha vuelto dependientes y cuando desean algo, es común que utilicen los ladridos y aullidos como una forma de manipulación.

La mejor forma de evitar este tipo de comportamiento es estipular límites, evitar el contacto visual hará que no se alimente la ansiedad. La recompensa tanto de cariño como de comida, debe venir únicamente cuando su can se encuentre tranquilo.

Ansiedad por separación

Muchos perros sufren de ansiedad por separación, que es una dependencia obsesiva de la persona. En ese sentido cuando ocurre un distanciamiento físico, experimentan fobias, inseguridad y ansiedad que desencadena aullidos mientras permanecen solos. Algunos comportamientos asociados a la ansiedad por separación son el gimoteo, inquietud, excavaciones y en general destrozos de objetos.

Si su perro sufre de estre problema, acuda con un experto en comportamiento canino para aprender cómo debe tratarlo para evitar tal inseguridad. Si bien es cierto que los perros requieren reentrenarse para desaprender ciertas conductas adquiridas, la mayoría de las veces el apego viene también por parte del humano. Hay que recordar que ellos son el reflejo de sus dueños.

Experimenta molestias

Si ninguna de las causas anteriores explica los ladridos de su perro, quizá sea momento de acudir al veterinario. Cuando experimentan dolor suelen lanzar aullidos esporádicos que muestran su sentir físico. En estos casos será necesario que revise usted mismo si existe alguna lesión visible que cause dolor a su can.

En caso de que persistan los aullidos y no de con la razón aparente, una visita al veterinario será la mejor opción.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: