Estas Ranas Se Congelan Por Meses Y Luego Regresan A La Vida

Estas ranas se congelan por meses y luego regresan a la vida

Las ranas de Alaska tienen una habilidad que casi ningún animal tiene, se criogenizan durante largos meses y luego simplemente regresan a la vida.

Cada septiembre las ranas de los bosques de Alaska hacen algo realmente sorprendente, descienden su temperatura corporal hasta quedar completamente congeladas. Dos tercios de su agua corporal se convierten en hielo y quedan plenamente inmóviles, tan así que si recogiéramos un ejemplar en este estado y le dobláramos una pata, esta simplemente se rompería. Pero hay algo todavía más sorprendente y es que son capaces de sobrevivir en este estado por más de medio año.

Las ranas se congelan por meses

Es bien sabido que existen especies que se preparan para atravesar los crudos inviernos, muchas de estas especies cavan madrigueras y se internan en ellas para hibernar hasta que el calor surge de nuevo. Pero las ranas de madera de Alaska llevan este comportamiento al extremo; no sólo hibernan, sino que se criogenizan.

Estas ranas se congelan por meses y luego regresan a la vida

Es de esperarse que dentro de sus cuerpos sucedan mecanismos fisiológicos realmente sorprendentes. Empezando por la respuesta más extraordinaria que parece ir en contra totalmente de la vida y es que sus corazones simplemente dejan de latir. La consecuencia más inmediata es que la sangre ya no fluye por el resto de sus cuerpos y sus niveles de glucosa se disparan al máximo.

“A nivel de organismos, están esencialmente muertos”, dice Don Larson de la Universidad de Alaska, Fairbanks. “Las células individuales siguen funcionando, pero no tienen forma de comunicarse entre sí”.

En su estado criogenizado, las ranas de los bosques de Alaska son capaces de soportar temperaturas extremas de hasta -17ºC durante siete largos meses. Y luego cuando la primavera asoma en la superficie, las ranas simplemente regresan a la vida descongelando sus organismos y continuan con su vida cotidiana.

Estas ranas se congelan por meses y luego regresan a la vida

Periodos de congelación excesivamente largos

Las ranas son abundantes en las zonas del círculo polar Ártico y con anterioridad ya se sabía que algunas especies son capaces de permanecer congeladas durante un par de semanas a una temperatura de -6ºC, sin embargo, Alaska tiene condiciones climatológicas mucho más extremas que eso. Por esta razón, los investigadores se interesaron en las ranas de esta región y comprobaron sus teorías; las ranas de Alaska son capaces de criogenizarse por periodos de tiempo excesivamente largos de hasta siete meses.

Estas ranas se congelan por meses y luego regresan a la vida

Durante la investigación que duró más de dos años, en los cuales analizaron a ejemplares de rana de madera de Alaska, descubrieron que las ranas no se congelan definitivamente, sino que lo hacen paulatinamente. Pasan de una semana a dos, congelándose por la noche y descongelándose durante el día, hasta que la temperatura desciende por debajo del punto de congelación.

Así es como permanecen congeladas durante largos siete meses hasta que la primavera llega y las ranas simplemente vuelven a la vida. Luego de apresuran al estanque más cercano y comienzan su periodo de apareamiento, lo cual tiene sentido ya que sólo tienen cinco meses para asegurarse de que su especie tenga la descendencia suficiente como para sobrevivir en la cruda Alaska.

Referencias: Larson, D. Wood frog adaptations to overwintering in Alaska: new limits to freezing tolerance. National Library of Medicine, DOI

Total
244
Share