PUBLICIDAD

NATURA

MEDIO AMBIENTE

Baikal Zen: el fenómeno natural que hace que las piedras leviten

El lago Baikal en Siberia es el lago de agua dulce más grande y profundo del mundo, gracias a su geografía crea un fenómeno increíble que desafía a la gravedad cuando el clima baja a temperaturas extremas: rocas sobre pilares de hielo. Este maravilloso fenómeno se conoce como Baikal Zen, en referencia al apilamiento de piedras en los jardines japoneses.

Dónde están las piedras que levitan

Este lago en forma de media luna alcanza los 25 millones de años, siendo así el más antiguo. Durante siglos fue considerado sagrado y hoy en día aún existen a su alrededor las tallas y partes de los edificios para rituales de las tribus que peregrinaban a Baikal para llenarse de su energía.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imagen: Maria Mosyagina

Incluso hoy se usan sus aguas, ricas en oxígeno y con poca presencia de sales, para algunos tratamientos médicos por lo que los antepasados de los buratos y yakutos lo denominaron “Babi Kul”, que se traduce a “lago rico”.

Situado al sudeste de Siberia, Baikal es uno de los lagos más grandes del mundo, con una superficie de 31,494 km2 y una profundidad de 1,637 m, y contiene el 20% del agua dulce del planeta. Fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imagen: Stas Tolstnev

¿Cómo sucede el fenómeno Baikal Zen?

Para comenzar con este proceso las piedras deben congelarse en el hielo, durante el día absorben el sol haciendo que el hielo debajo de ellas se derrita, con ayuda del viento que actúa como cincel para tallar el hielo y darle forma, así queda un pedestal que logra soportar el peso de la roca y la sostiene.

Imagen: Shutterstock

Este proceso ocurre de 2 a 4 semanas, con una temperatura media de -15°, por lo que radiación solar no provoca el deshielo, pero su aportación energética facilita la sublimación del hielo, haciendo a las piedras alcanzar su momento Zen. El proceso continua hasta que el sostén de la piedra sublima haciéndola caer, y no volverá a suceder hasta el siguiente invierno.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD