Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

NATURA

¿Ojos abiertos o cerrados? La curiosa forma de dormir de los tiburones

Por: Ecoo sfera28 de marzo de 2022

Las criaturas que habitan en las profundidades del océano guardan un sinfín de misterios que poco a poco los científicos han ido desvelando. Una de las cuestiones que más ha intrigado a los estudiosos de la vida marina es cómo los tiburones logran conciliar el sueño. Durante décadas se pensó que los tiburones no dormían nunca, ya que no pueden dejar de moverse, pues si lo hacen, no podrían aprovechar el oxígeno del agua mediante sus branquias. Pero una nueva investigación ha desvelado este secreto antiguo y los resultados son sumamente interesantes.

Ecofisiólogos de la Universidad de Australia, se adentraron en el análisis de los niveles metabólicos o dicho en otras palabras, cuánta energía queman los tiburones de tiro (Cephaloscyllium isabellum). La finalidad era descubrir cómo es que estos tiburones gastan energía y luego la recuperan, una incógnita antigua ya que se pensaba que los depredadores oceánicos nunca duermen.

Ojos bien abiertos

Contrario a lo que se creía con anterioridad, la investigación reveló que los tiburones sí que duermen, pero lo hacen de forma peculiar; los depredadores del océano logran conciliar el sueño manteniendo ambos ojos bien abiertos. Resultó que estos animales entran con frecuencia en un estado de reposo para conservar su energía y cuando dicho descanso sobrepasa los cinco minutos, los científicos lo denominan como sueño.

“Hemos proporcionado la primera evidencia fisiológica del sueño en los tiburones”, escriben los autores en su estudio. También describen que estos grandes animales marinos, entran en estado de reposo en intervalos distintos a lo largo de las 24 horas del día, con la finalidad de conservar su energía y continuar nadando.

El descubrimiento de que los tiburones sí duermen, requierió un análisis de la energía quemada a lo largo del día, en este caso por los tiburones llamados Cephaloscyllium isabellum. Gracias a esto, se dieron cuenta de que los tiburones no duermen como la mayoría de los seres vivos.

A diferencia de la mayoría de animales que buscan un sitio oscuro y seguro para conciliar el sueño, los tiburones se ‘desactivan’ temporalmente para conservar la energía proporcionada por los alimentos. Estos pequeños descansos pueden durar más de 5 minutos y no se limitan a la noche, sino que lo hacen a lo largo de las 24 horas del día.

Un ‘fósil’ del comportamiento

Michael Kelly, investigador principal del estudio, se percató de que sólo una región del cerebro de los tiburones se desactiva cuando entran en estado de reposo, es por esto que logran hacerlo con los ojos bien abiertos. También explica que probablemente por esta razón se pensaba que los tiburones no dormían, pues únicamente se quedan estáticos por algunos minutos y luego continúan su camino.

Este tipo de animales marinos no pueden quedarse quietos por mucho tiempo, pues de lo contrario sus branquias no aprovechan el oxígeno disponible en el agua en movimiento. Pero al parecer unos cuantos minutos no hacen la diferencia en sus organismos y pueden fácilmente lidiar con ello.

Kelly y su equipo han dicho que aunque la investigación se centró en tiburones de tiro, es probable que este comportamiento también se aplique a otras especies de depredadores marinos. Y también creen que su forma de sueño podría representar un ‘fósil’, ya que podría dar luz sobre cómo los organismos primigenios más complejos lograban guardar energía.

Referencias: Kelly, M. (2022). Energy conservation characterizes sleep in sharks. Biology Letters. DOI


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: