PUBLICIDAD

NATURA

Zeus, el búho ciego que guarda una galaxia en sus ojos

Una mañana en el sur de California, un inesperado visitante llegó hasta el porche de una casa cuyo dueño se sorprendió al observar de quién se trataba. Resulto ser una lechuza occidental, pero no una convencional. Esta tenía una asombrosa característica, sus ojos parecía estar llenos de estrellas cual galaxias en el universo. Sin embargo, su rescatista pronto se dio cuenta de que el búho a quien más tarde llamaron Zeus, estaba herido y era ciego.

Luego de una visita al veterinario para evaluar el estado de salud de la pequeña ave, el búho encontró un hogar en donde recibiría todos los cuidados necesarios. Los miembros del Centro Aprendizaje de Vida Silvestre en Sylmar, California, decidieron adoptar a la lechuza. Fue ahí donde recibió el nombre de Zeus, en honor al dios griego del cielo debido a los hechizantes ojos del pequeño búho.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Una mirada cósmica 

Sus cuidadores se percataron rápidamente de que Zeus estaba ciego y de hecho percibieron que se encontraba herido. Llegaron a la conclusión de que el búho llegó hasta el pórtico de su rescatista a causa de una colisión como consecuencia de su ceguera. Se golpeó contra alguna superficie y luego cayó hasta el suelo. No obstante, los veterinarios lo ayudaron a recuperarse, aunque debido a su ceguera tomaron la decisión de no devolverlo a la naturaleza. Un oftalmólogo experto en aves lo examinó y determinó que sólo conserva el 10% de su visión. Bajo su condición, sería muy complicado para Zeus sortear a los depredadores y demás peligros de la vida silvestre.

Por esta razón, decidieron adoptarlo y así, brindarle todos los cuidados necesarios para que tenga una vida de calidad. Ahora vive de forma permanente en el Wildlife Learning Center Sylmar y forma parte de la familia. El pequeño búho incluso ha aprendido a convivir con los visitantes del lugar, quienes viajan hasta ahí para observar la hechizante mirada de Zeus. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sus ojos tienen el color de la bóveda celeste y se pueden apreciar en ellos, pequeñas motas de color blanquecino que asemejan a estrellas. Es una condición conocida como catarata capsular, que causa esos pequeños destellos estrellados con coágulos únicos de fibrina, un pigmento sanguíneo. El pequeño Zeus ya no podrá regresar a la naturaleza, pero está causando un gran impacto en la consciencia de la gente que ahora sabe la importancia de su especie.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD