Una serie prolongada de microsismos sacudieron las tierras del estado de Michoacán. Su magnitud se situó casi tan pasiva que los habitantes no pudieron percibir muchos de los pequeños movimientos. Pero pese a que todo parece estar en calma en la superficie, debajo en las profundidades de México los movimientos auguran el nacimiento de un nuevo volcán.

nacimiento volcán México

Enjambres sísmicos 

Geólogos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mantienen constantemente monitoreados los movimientos telúricos de la zona. Gracias a esto se percataron de la presencia de lo que los especialistas llaman enjambre sísmico, esto es una serie de sismos pequeños. En menos de un mes, el estado michoacano experimento más de 242 microsismos en la región de Uruapan y el corredor volcánico Michoacán-Guanajuato.

También en Ecoosfera: ¿Hubo una erupción en el Iztaccíhuatl? Estas son las probabilidades de que el volcán despierte

Con anterioridad ya se habían presentado enjambres sísmicos en la zona, en los años 1997, 1999 y 2004. Estos pequeños movimientos también se han registrado en los estados de Durango, Chiapas y Ciudad de México. Su característica principal es que aparecen durante varios días y luego cesan por periodos prolongados. Pero han estado incrementando su actividad durante los últimos años, algunos de ellos incluso ya han registrado una magnitud superior a 4.

nuevo volcán Michoacán

Los geólogos de la UNAM han dicho que los microsismos son indicadores claros del nacimiento de un nuevo volcán en México. Aunque claro, no son el único factor que se presenta cuando desde las profundidades emerge un coloso. También deben considerarse la presencia de deformación del terreno, emisión de gases, manifestaciones hidrotérmicas y alteraciones visibles.

El nacimiento de un nuevo volcán

Parece que la Tierra está gestando el nacimiento de un nuevo volcán en México, los especialistas suponen que los enjambres sísmicos están asociados al movimiento de magma. Aunque este último no siempre logra llegar hasta la superficie. “Estos enjambres aparecieron en 1997, 1999 y 2006, y no llegó el magma a la superficie. Tal vez pasa lo mismo ahora, por lo que es muy importante seguir vigilándolos”, dice Xavier Francois, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM.

nacimiento nuevo volcán México

El volcán más famoso de Michoacán ha sido el Paricutín, desde que este emergió de las profundidades en 1943. A él también le antecedieron una serie de microsismos que más tarde dieron vida al coloso. No obstante, no es el único volcán de la región, según los geólogos de la UNAM, existen más de 1,200 volcanes pequeños en el corredor volcánico que va de Michoacán a Guanajuato.

Los investigadores exhortan a la población a estar atenta a posibles emanaciones de gases que también acompañan al surgimiento de actividad volcánica. Además de seguir una estricta vigilancia científica en la zona ya que “no se sabe cuánto tiempo puede durar”. Y aunque el magma no siempre brota hasta la superficie, es necesario establecer protocolos de seguridad en caso de que se requieran.

Sigue leyendo: El proceso de una erupción volcánica, ¿qué sucede realmente?