Los efectos medicinales de escuchar música ambient

La salud mental de una persona tiene en la música un inmejorable aliado, y géneros como el ambient son perfectos para combatir la ansiedad.

La música es medicina, no cabe duda. Los efectos que escuchar música provoca en nuestro cerebro, y por lo tanto en nuestros estados psicológicos, han sido ya probados en numerosas ocasiones. Pero también se han encontrado géneros musicales más sanadores, por ejemplo, el ambient.

Desde su nacimiento “oficial”, con el álbum Music for Airports (1978) de Brian Eno, el ambient ha tenido un lugar muy especial en la historia de la música, pero también en los espacios (físicos y mentales). El ambient o música ambiental cultiva atmósferas, más que atender a ritmos o estructuras, y complementa, sin imponer, la sonoridad original de un espacio determinado.

 

Música ambient como medicina contra la ansiedad

De acuerdo con Ryan Bassil, editor asociado del sitio Noisey y quien ha padecido largamente de ansiedad y ataques de pánico, el ambient le ha ayudado a mantener la calma durante momentos de ansiedad extrema y a que su atención se enfoque en el presente. Y cita la obra de compositores como el propio Brian Eno, Fennesz y William Basinski.

Según Bassil, sumergirte en la atmósfera que la música ambiental genera:

Puede colocar al escucha más allá de su propia mente y apelar a sus sentidos para concentrarse en su entorno. 

La experiencia de Bassil para lidiar con su trastorno de ansiedad a través del ambient ha sido ilustrada en el siguiente video. Se trata de un testimonio que arroja clara luz sobre las propiedades medicinales de este género musical.

Y aquí vale la pena recordar la sentencia del gran Oliver Sacks (uno de nuestros hombres de ciencia predilectos):

En 40 años de práctica médica he encontrado únicamente dos tipos de terapia no farmacéutica que son de vital importancia para pacientes con enfermedades neurológicas crónicas: la música y los jardines. 



#MúsicaFresca: un álbum creado con sonidos de agujeros negros

Wiliam Basinski, productor de música ambient, estrena nuevo disco titulado “On time Out of Time”.

William Basinski creció entre Houston y California, cobijado por la música clásica, la naturaleza y astronautas de la NASA.

En su obra musical se perciben pequeñas partículas de todo eso. Selva Oscura, Watermusic; y ahora, en On Time Out of Time, de los agujeros negros.

Quizá era cuestión de tiempo para que hiciera un trabajo de esta naturaleza, un disco que samplea el sonido de dos agujeros negros supermasivos fusionándose (30 veces más grandes que el sol) hace 1.3 mil millones de años luz.

Los dos agujeros negros se extienden como olas en un estanque cósmico y fueron percibidos gracias a las ondas gravitacionales captadas en febrero de 2016 por el interferómetro del LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory).

El disco de Basinski incluye dos tracks, ambos con los sonidos espaciales.

  • “On Time Out of Time”
  • “4(E+D)4(ER+EPR)”

La última pieza fue comisionada por el LIGO en 2017 para la instalación ER=EPR, una colaboración junto a Jean-Marc Chomaz, Evelina Domnitch y Dmitry Gelfand.

Aquí un video de la instalación presentada en 2017 en Berlín, en la expo Limits of Knowing:

 

¿Pero a qué suenan dos agujeros negros fusionándose?

De acuerdo con una simulación del LIGO, suenan más o menos así:

Y si pudiéramos viajar en una nave espacial, el fenómeno luciría más o menos así:

 

¿Quién es William Basinski?

Nacido en Houston, Texas, en 1958, Basinski es un productor de música ambient que se formó en música clásica, pero al escuchar las obras de Steve Reich, Brian Eno y John Cage, se adentró en la experimentación sonora.

Su carrera despegó con su obra The Disintegration Loops I-IV, considerado uno de los mejores discos de ambient de la historia por el contexto que envolvió a la obra durante todo el proceso.

Basinski concluyó The Disintegration Loops I-IV poco antes de los ataques terroristas a las Torres Gemelas de Nueva York, ciudad donde vivía en ese entonces, lo cual le permitió capturar desde su ventana una escena destructiva y surrealista que poco después unió a su pieza musical.

Este fue el resultado:

 

Tributo a David Bowie

Uno de sus grandes ídolos fue David Bowie, a quien le rindió un homenaje post mortem con dos piezas: “For David Robert Jones” y “A shadow in Time”. 

Aquí está antes de presentar el tributo en Londres:

On Time Out of Time ya está a la venta en formato digital y vinil por Temporary Residence o a través de Bandcamp, y será liberado el 8 de marzo.

Autor: Alex GR


Abre tu percepción auditiva: aprende a escuchar música con estas clases de Yale en línea

En poco tiempo refinarás tu oído y entenderás todo lo que siempre quisiste entender sobre música.

La mayor virtud de la música no es sólo pertenecer al mundo del arte, sino ser un lenguaje universal que todos podemos entender y a través de cuyos ritmos nos fundimos con el cosmos. Por eso, bien dijo Víctor Hugo que la música expresa lo que no puede ser puesto en palabras, pero que tampoco puede permanecer en silencio.

Sin embargo, este lenguaje universal tiene su propia gramática, y es fascinante. Aunque para disfrutar de la música no tenemos, necesariamente, que “aprender a escuchar música”: de hecho, si algo hace mágica a la música es que nadie ha podido explicarse su trascendencia en la vida humana –aunque algunos creen que tiene funciones evolutivas–. Lo que es seguro es que parte de su encanto es, precisamente, que podamos entenderla pese a su complejidad, sin ningún tipo de teoría previa.

aprender-escuchar-musica-clases-en-linea-teoria-musical

Aun así, darnos un tiempo para estudiar las bases de la música –ritmo, melodía, armonía, tono– sin duda aporta a nuestra evolución. Intentar comprender este arte es un gran ejercicio para el cerebro, que indudablemente resulta estimulado. Y además, ello abrirá tus percepciones auditivas como quizá nunca pensaste que sería posible.

Así que te invitamos a que te des un tiempo para aprender a escuchar música y a ampliar tus conocimientos con estas clases de teoría musical que forman parte de los Open Yale Courses.

Te garantizamos que estas clases te transmitirán la pasión del genial profesor Craig Wright por la música. Wright, encargado del curso, insiste en que escuchar música no debe ser una actividad pasiva, sino activa y llena de recompensas.

¿Listo para escuchar música? Aquí hay algunas recomendaciones:

Música fresca: un poco de lo mejor del momento sonoro (I)

23 de los mejores discos en la historia de la música ambient (Playlist)

Beats para frenar el ritmo y relajarse al instante (Playlist)

 

* Imagen principal: Lusine – “Just A Cloud”