La música de los volcanes: una nueva herramienta para predecir erupciones

Los volcanes generan una peculiar sinfonía que podría salvar vidas en un futuro.

Los volcanes generan más que estruendosos sonidos producto de las erupciones. En realidad, sus ritmos forman parte de muchos otros extraños sonidos que podemos percibir en la naturaleza. Pero contrario a otras sinfonías naturales, la de los volcanes podría ser usada para prevenir erupciones.

musica-volcanes-sonidos-naturaleza
(Foto: AP / Sergio Tapiro Velasco)

Investigadores vulcanólogos de la Universidad Estatal de Boise en Idaho han descubierto que el volcán ecuatoriano Cotopaxi se ha convertido en un órgano monumental tras su despertar en agosto del 2015. Después de la inusitada erupción los investigadores ecuatorianos encontraron que el cráter, completamente fuera de su vista, estaba generando extraños sonidos que pudieron captar a través de instrumentos de monitoreo de ondas.

Al parecer las ondas generaban una especie de movimiento en espiral, por lo que los científicos les llamaron “tornillos”; las ondas oscilaban en un vaivén al interior de la geometría del volcán, hasta desaparecer a los 90 segundos. Estos infrasonidos continuaron hasta junio del 2016, pero los vulcanólogos no han podido esclarecer qué los ocasionó; sólo están seguros de que tiene que ver con un proceso dinámico de origen tanto atmosférico como topográfico.

Es probable que otros volcanes generen sonidos similares, aunque cada uno sería tan distinto como lo es cada volcán respecto de los demás volcanes. Pero según estos investigadores, ahondar en los estudios sobre esta misteriosa música volcánica podría ayudar a entender qué pasa en el interior de los volcanes y, por lo tanto, predecir algunas reacciones a partir de ello.

Así que las sinfonías de los volcanes no son sólo interesantísimas para todo melómano de la naturaleza o vulcanólogo aficionado, sino que podrían llegar a ser una especie de alarma que nos ayudara a evitar catástrofes como la que hace poco asoló a los hermanos guatemaltecos.



Investigadores observan cómo se ve la tristeza en tu cerebro

Se trata de una inédita cartografía de la tristeza sobre el vasto territorio del cerebro.

La tristeza es como el clima: un estado psíquico fluctuante, que viene y va, quizá como una tormenta. la tristeza puede llegar en cualquier momento pero, por fortuna y hay que recalcarlo, también siempre pasará. No cabe duda que todos la hemos experimentado, pues se trata de una condición humana primigenia. Más aún, la tristeza es una energía que potencia nuestras capacidades sensoriales y cognitivas, pues nos hace experimentar el mundo de otras maneras.

Es por eso que la tristeza ha sido el sedimento de portentosas creaciones humanas. Y por eso –ya lo decía Virginia Woolf–, hay un tipo de tristeza que algunos no buscar mitigar, sino quizá comprender y aprovechar. Pero esa gran energía que compartimos colectivamente, ¿es asequible? Al parecer, sí.

Científicos estadounidenses pudieron ver cómo se ve la tristeza en el cerebro.

tristeza-depresion-cambia-cerebro-afecta

Un estudio se realizó recientemente en la University of California sobre 21 pacientes de epilepsia, quienes estaban en un hospital esperando una cirugía que tardaría varios días. Los psiquiatras insertaron cables en las cabezas y sienes de los pacientes y midieron su actividad eléctrica durante una semana. De esta forma, los investigadores pudieron observar el tipo de comunicación eléctrica que se generaba en el cerebro de los pacientes.

Para su sorpresa, la comunicación entre redes específicas del cerebro, involucradas con la emoción y la memoria, coincidió en 13 de los 21 pacientes. La tristeza estaba asociada en ellos a un circuito neuronal particular en el cerebro, el cual conecta la amígdala, una zona del cerebro encargada de regular las emociones, con el hipocampo, principal almacenador de recuerdos.

Esto quiere decir que las emociones modifican cómo dialogan las zonas del cerebro entre sí, y cómo funcionan las redes neronales. Éstas han sido cada vez más tomadas en cuenta en estudios sobre el cerebro y la inteligencia, e incluso se ha develado que compartimos mucho más con algunos animales de lo que creíamos, debido al funcionamiento de estas redes.

Según dijo para NPR Vikaas Sohal, uno de los autores encargados del estudio:

Había una red que una y otra vez nos decía si se sentían felices o tristes.

tristeza-depresion-cambia-cerebro-afecta
Así se ven los mapas de estas redes neuronales

El estudio podría llevar a trascendentes avances para una mayor comprensión de los trastornos emocionales, pues los investigadores cuentan ahora con una cartografía más clara de la tristeza sobre el vasto territorio del cerebro.  Esto podría ser especialmente importante en el caso de la depresión, pues saber más sobre las redes neuronales que activan y desactivan diversos procesos en zonas como la amigdala y el hipocampo puede ayudar a encontrar nuevos remedios a la depresión.

Podrían hacerse tratamientos específicamente para cambiar la actividad de estos circuitos neuronales.

Esta cartografía cerebral de la tristeza es una buena noticia para las millones de personas que padecen depresión, la cual será para el 2020, según la OMS, la primera causa de discapacidad en países como México. Y también es buena noticia para la conciencia contemporánea, pues con este tipo de evidencias científicas es posible cultivar mayor empatía colectiva hacia los trastornos mentales, que sin duda modifican nuestro cerebro de maneras hasta ahora desconocidas, pero que nos atañen a todos.

Imágenes: 1) videohive, edición Ecoosfera; 2) Johnny Keethon; 3) cell



Descansa tu mente aquí: un sitio web para crear tu propio ecosistema sonoro

¿Bucas un poco de placer mental? Prográmalo tu mismo con este generador de sonidos ambientales.

La ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma, por sus siglas en inglés) es uno de esos fenómenos que podríamos llamar un escape de la mente. Se trata de un fenómeno biológico que ocurre en el cerebro, una sensación de placer y relajación innegables donde, básicamente, la mente es masajeada por impulsos del exterior que pueden ser visuales, táctiles o sonoros.

En un esfuerzo por compartir un poco de este placer a través de los sonidos primarios, el sitio web ASMRION comparte un sensacional catálogo de resonancias ASMR. Este generador de sonidos ambientales nos permite fabricar minimalistas ecosistemas sonoros para el deleite de la mente. ¿Cómo? Con una parrilla sencilla, que va desde el sonido de un bosque al amanecer después de haber llovido, el crujir de una fogata o de unas hojas secas, hasta los susurros de personas en una conversación o el corte de una hoja de papel de tajo.

crear-tus-propios-sonidos-naturaleza-musica-asmr

La gama de resonancias ASMR es muy amplia, y a veces extraña o impredecible. Lo que sí es seguro es la relajación y sensación de placer instantáneo, una vez que sumergimos la mente en ellas. 

Prueba tu dosis aquí.

*Imagen principal: Jaen Madrid