Una carta de navegación sonora…

Aquí compartimos algo de la música más estimulante, y siempre de reciente manufactura, que el camino nos va compartiendo. Géneros varios y artistas diversos, reunidos en breves selecciones bajo una sola constante: celebrar la sensibilidad que alimenta el imaginario musical y que acompaña nuestros soles y tormentas.  

Curaduría: Javier Barros

Ediciones anteriores:

Música fresca I

Música fresca II

Música fresca (III) 

1. Maria Somerville 

2. log(m) & Laraaji

3. Kikagaku Moyo

4. La Dispute

5. Tomas Nordmark

 

All my People (2019) / Maria Somerville

Dream pop identitario, que sabe a raíces del folclore irlandés y que, sobre todo, presume un espíritu genuinamente onírico; este álbum podría bien ser el sueño electrónico de una chica rural (y es precioso). 

Dream pop

 

 

The Onrush Of Eternity (2019) / log(m) & Laraaji

Un poco de dub astral, ecualizado con fino IDM, de la mano del discreto mago Laraaji en colaboración con los hermanos Rew & Lex MacCrimmon.

Dub, IDM, ambient

 

Masana Temples / Kikagaku Moyo – 幾何学模様

Muy fina psicodelia con pinceladas de jazz progresivo cortesía del cuarto álbum de estos exploradores japoneses. 

Rock psicodélico 

 

Panorama (2019) / La Dispute

Sus poderosas letras inducen a un estado literario que raya entre el shoegaze y el grunge; esta banda de Michigan demuestra en Panorama por qué es considerada el más refinado exponente del subgénero conocido como The Wave (o la versión “new wave del poshardcore“).

Wave 

 

Eternal Words (2019) / Tomas Nordmark

Dioramas sonoros compuestos por una miríada de texturas que, al condensarse, forman cuerpos de electrónica seducción; algo así es lo que este artista sueco hace germinar en este álbum.   

Abstract ambient

 

* Imagen principal: Anna Marinenko