Música fresca: los mejores discos de 2018 para Ecoosfera

Aquí tienes tu dosis de #MúsicaFresca y sensible; la mejor de este 2018.

Epifanías y milagros, tragedias y sinsabores; todos éstos, ingredientes infaltables de cada año. Y, por fortuna, lo mismo ocurre con la buena música: jamás falta en el trayecto de la existencia. Por eso hoy celebramos que en 2018 se hayan cultivado estos reveladores paisajes sonoros, los mejores para Ecoosfera. Aquí tienes tu dosis de #MúsicaFresca y sensible:

Curaduría: @Surrealindeath & @ParadoxeParadis

 

Slow Sundown / Holy Motors

Dream pop, spaghetti shoegaze

La evolución del shoegaze comparte extrañas combinaciones con la oscuridad. Y en ese intento de evolucionar los estados emocionales, esta banda de Estonia nos convida psicodelia pop con un poco de melancolía cinematográfica; un álbum perfecto para imaginar historias y navegar la noche. 

 

Con Todo El Mundo (N & S America Edition) / Khruangbin

Funk, instrumental, psych

Misticismo sonoro y downtempo para relajar los músculos mentales. Inspirado por los viejos casetes tailandeses de los años 70 y los sonidos del Medio Oriente, este álbum recoge una lista de deliciosas pistas para reconectar con la vibra del planeta. 

 

Chillhop Essentials – Fall 2018 / Chillhop Records

Chillhop, lo-fi, trip hop, jazz fusion 

En el género del chillhop y derivados, existe tanta música fresca que quizá tendríamos que hacer una lista especial para escoger lo mejor. Por eso decidimos elegir esta grandiosa compilación que reúne los tracks más bonitos de este género de Bandcamp por excelencia. 

 

One Hyndred Mornings / Windows96

Downtempo, vaporwave

Vaporwave de fina manufactura. Un álbum brillante para imaginar paisajes con soles eléctricos a ritmo de downtempo

 

ColtHilary Woods

Nordic noir, instrumental, dream pop, experimental

Una composición minimalista, oscura y de alta belleza. Sintetizadores, grabaciones de campo, un piano y una dulce lírica nos recuerdan por qué, a veces, lo más simple podría deslumbrar nuestras expectativas. Se lee en su página de Bandcamp algo que es cierto: “El poder en el corazón de Colt es una canción de sirena, a la vez misteriosa, oscura y hermosa, que te arrastra”.

 

All Melody / Nils Frahm

Electrónica, clásica contemporánea

Un disco minucioso, perfectamente construido y que tal vez representa el máximo punto que, hasta ahora, ha alcanzado este brillante músico alemán.

 

Pasar de las Luces / Mint Field

Shoegaze

Un suspiro dedicado al cielo, en la galaxia del shoegaze. Es el primer álbum de larga duración de Estrella Sánchez y Amor Amezcua, mexicanas radicadas en Tijuana. Con una trayectoria de 4 años y muchas presentaciones a nivel internacional, Mint Field nos entrega este bellísimo paisaje sonoro, escondido en la niebla de un montón de distorsión y delay

 

AddendumJohn Maus

Synth pop, avant pop, lo-fi

Desde sus años como músico primitivo en compañía de Ariel Pink, en la Universidad, Maus ha encontrado la forma de “aullar” (literalmente) canciones dentro de una elevada y sofisticadísima atmósfera analógica. Quienes todavía no sabían de su existencia, tuvieron la fortuna de presenciar su transformación a su regreso, luego de varios años de mostrarse inactivo hasta 2017. Y en este retorno, el teórico furioso nos trajo una pieza inigualable que demuestra la calidad e intelectualidad musical a la que se ha elevado. Los sintetizadores, la voz de la melancolía y el performance llevado a otros tiempos.

 

Suicide by Sun / Casino Versus Japan

IDM, ambient

Inigualable pieza de música ambiental que se entrega a los pasajes sonoros del dream pop. La celebración de los 20 años de una de las trayectorias más discretas y refinadas de IDM nos recuerda por qué la música es belleza sin palabras. 

 

Twenty TwentyMolly Nilsson

Synth pop, 80s

Al igual que Maus, Nilsson comenzó a presentarse en vivo como cantautora, dándole play a su música previamente diseñada. Hoy tenemos este interesantísimo álbum rico en sintetizadores, guitarras y nostalgia ochentera. Pop que se reinventa en la etapa 2000.

 

Collapse – EP/ Aphex Twin 

Electrónica

Patrones sonoros genialmente desfigurados, con el pleno sello de Richard D. James. 

 

Floating Features / La Luz

Neopsicodelia, psych, folk, rock

La Luz es una de las girl bands favoritas del rock hoy en día. Su nuevo álbum invita a surcar lo que manifiesta la mente y los sueños, en una dosis de 11 tracks suaves de inevitable calidad alucinógena. 

 

Road to Knowhere / Tommy Guerrero

Jazz, funk, afrobeat

Literalmente, te lleva por un viaje en carretera al atardecer. El siempre inquieto Tommy Guerrero está de vuelta, con un seductor álbum que apela a las más finas hebras de la escena musical africana de los años 70. Un poco de funk con personalidad cinematográfica para recorrer los estados de la mente. 

 

Capricho del Diablo / San Cha

Latino, cumbia, goth

A los chicanos les gusta la cumbia y también el goth. Aquí una finísima prueba: 

 

Superclean Vol. II / The Marías

Dream pop, neo soul, latino, psychedelic soul, pop

Los latinos nos volvimos fans de esta banda que logró compaginar el dream pop y el soul con la música en español. Bellísimas piezas girly protagonizadas por una voz que inspira sensualidad y ternura.

 

New Hymn to Freedom / Szun Waves

Jazz experimental

Seis improvisaciones en vivo de finísima exploración jazzera, cortesía de un trío brillante. 

 

Heaven and Earth / Kamasi Washington

Jazz contemporáneo

Frescura jazzera que no olvida regar las raíces de este género. 

 

Thought Gang / Thought Gang (David Lynch and Angelo Badalamenti)

Jazz experimental, jazz esotérico

Los amantes de Twin Peaks no se perdieron a este gigante. Cuando apareció la segunda temporada de Twin Peaks y recién empezaba la producción de Fire Walk With Me, nació la idea de Thought Gang. La banda esotérica y altamente experimental de David Lynch y Angelo Badalamenti no es menos que surrealista: un collage sofisticado de sonidos instrumentales y narrativas al azar, oídos al final de un túnel. El resultado: el brillante jammeo de algunos viejos locos jugando a ser músicos.

 

Right On / Tess Parks & Anton Newcombe

Neopsicodelia, psych, rock

Una entrega más de la máquina de canciones, Anton Newcombe, esta vez con el singular toque de su compañera de los últimos años, Tess Parks. Psicodelia contemporánea pura, para seguir creyendo en el rock n’ roll. 

 

And Nothing Hurt / Spiritualized

Space rock

Una impecable ofrenda a la nostalgia. J. Spaceman realizó este álbum de forma independiente en su totalidad; sin embargo, la calidad de composición y el sonido dreamy y gospel que lo caracterizan no están para nada ausentes. Esta nueva producción nos invita a soltarnos y a reconocer el camino que hemos recorrido con fervor y absoluta belleza sonora. 



Podríamos tener un sexto sentido magnético (nuestro cuerpo como una especie de brújula)

Ya existe la primera prueba neurocientífica de que podemos sentir los campos magnéticos.

Mucho antes de que se inventaran las brújulas, es probable que los primeros humanos se orientaran a partir de una especie de sexto sentido magnético. Por lo menos a eso apuntan algunas investigaciones; la más reciente de ellas con evidencia neurocientífica. Más aún: es probable que aún tengamos vestigios de un sentido que antes quizá estuvo más desarrollado, como también lo estuvieron otros primigenios sentidos ligados a la intuición que aún poseemos. 

humanos-sentir-campos-magneticos-magnetorrecepcion-neurociencia

Podría sonar a ciencia ficción, pero este poder podría no ser sino parte de nuestra evolución como seres vivos. Ello no nos haría únicos: más de 50 animales, desde abejas hasta perros, tienen este “súper poder” llamado magnetorrecepción. De hecho, las aves no sólo tienen esta capacidad alojada en el cuerpo, sino en sus ojos, ya que, al parecer, una proteína en su retina les permite detectar campos magnéticos con la mirada.

¿Por qué y cómo nosotros tendríamos este poder?

El primer experimento que se realizó para saber si los seres humanos también somos una brújula andante lo hizo el geofísico Joe Kirschvink. Éste hizo pasar campos magnéticos rotativos a través de algunos voluntarios mientras medía su actividad cerebral. Para sorpresa de Kirschvink, cuando el campo magnético giraba en sentido contrario a las agujas del reloj, ciertas neuronas actuaban de manera irregular, generando un aumento en la actividad eléctrica del cerebro.

No obstante, aún no se sabía si esta actividad era nada más que una reacción. Para que nuestro cuerpo fuese una brújula, tendría que procesarse cierta información que sirviera para la navegación, aunque fuese de manera intuitiva. Además necesitaríamos de células que funcionaran como magnetorreceptores, como en el caso de la proteína Cry4 que se aloja en la retina de las aves.

La cuestión es, ¿tenemos magnetorreceptores?

Las hipótesis de Kirschvink han sido lo suficientemente sólidas como para atribuírseles un campo de estudio propio. Y es que, de encontrarse que tenemos un sentido magnético, podríamos saber más sobre cómo la superficie de la Tierra influenció nuestra evolución. Asimismo, podríamos hacer más y mejores hipótesis sobre las condiciones geológicas de hace millones de años.

humanos-sentir-campos-magneticos-magnetorrecepcion-neurociencia
Muestra 3D de la cámara de pruebas de magnetorrecepción el Caltech

Por eso, Kirschvink formó un grupo de investigación conformado por él mismo, así como un neurocientífico y un neuroingeniero. Este equipo colocó a más de 30 voluntario al interior de una cámara especial en la cual pueden manipular los campos magnéticos a voluntad. Ahí llevaron a cabo diversas pruebas para registrar la actividad del cerebro a través de electroenefalografía. Los investigadores encontraron que los campos magnéticos en cierto ángulo promovían una respuesta fuerte en el mismo ángulo del cerebro, lo que sugiere un mecanismo biológico estimulable, según escribió el propio Kirschvink para The Conversation.

Esto es ni más ni menos que la primera evidencia neurocientífica de que tenemos un sentido magnético. Si éste no se encuentra alojado en una zona en específico, sino que varía según las condiciones, quiere decir que tiene una función, y que de alguna forma debe traducirse en información orgánica útil para la navegación. 

Quizá este sexto sentido magnético fue más fuerte en el pasado, pero quizá lo podamos estimular e incluso evolucionar. Las preguntas –y las posibilidades– siguen abiertas.

 

*Imágenes: 1 y 2) Public Domain Review