¿Violencia de género en el sector ambiental? ¿Existe?

En el sector ambiental, si eres mujer, estás en desventaja.

* Por: Amelia Arreguín

 

En el sector ambiental, si estás en una conferencia internacional, en una asamblea comunitaria o en un taller de capacitación, tengas 15, 25, 50 o 70 años, si eres de México, Sudáfrica, Japón o Alemania, si eres mujer, estás en desventaja y vulnerabilidad. De manera constante, el techo de cristal, el mansplaining, el acoso sexual, la discriminación, la violencia psicológica, entre otras formas de violencia de género, están presentes.

Hay muchas situaciones que no han recibido atención porque “el género” no es un tema prioritario en el sector ambiental. Pero quiero que conozcas estos casos y juzgues por ti misma/o la urgencia de actuar. No voy a contarte todo lo que he visto y vivido durante estos años, pero te comparto cinco casos, sólo para ilustrar:

  • Una negociadora internacional con más de 15 años de experiencia en su tema es constantemente cuestionada y ninguneada por el jefe de delegación cuya masculinidad se siente amenazada ante una mujer con conocimiento y seguridad.
  • Ocho mujeres jóvenes son acosadas sexualmente por un compañero durante una semana en un taller de capacitación. El sujeto argumenta no estar consciente y pretende salir sin sanción.
  • Mujeres jóvenes voluntarias en un evento de procuración de fondos con empresas son víctimas de intento de violación. Todo mundo guarda silencio porque puede afectar la reputación de la A. C. organizadora, del gobierno estatal y las empresas participantes.
  • Una mujer joven asiste a una asamblea comunitaria a presentar un proyecto y los ejidatarios la ignoran hasta que uno de sus compañeros tiene que pedir que la escuchen.
  • Mujeres indígenas que acuden a su municipio para hacer trámites son ignoradas durante horas. Al final de su espera reciben como respuesta que su diligencia es improcedente porque no tienen la titularidad de la tierra.

No es posible cumplir con los compromisos internacionales, implementar la agenda ambiental internacional o cumplir con ambiciosos planes nacionales, si el sector está plagado de historias como las contadas arriba. No es posible, éticamente, atreverse a hablar de sustentabilidad, desarrollo sostenible, decrecimiento o justicia ambiental, si no somos capaces de reconocer que las mujeres, mitad de la población mundial, 70% de las guardianas de la biodiversidad, vivimos historias de terror cotidianas cuando lo único que buscamos es contribuir a la solución de la crisis ambiental global.

Es urgente denunciar estas situaciones, hacer visible esta realidad y transformarla. El sector ambiental, desde lo local hasta lo internacional, no es la excepción cuando hablamos de violencia de género. Pero, compañeras, compañeros, no es posible “salvar al mundo” si por dentro estamos mal y ejercemos violencia contra las personas con las que trabajamos, en particular contra las mujeres.

Cerrar los ojos no es una opción. Sigamos el ejemplo de las mujeres por quienes el 8 de marzo se ha convertido en un día de conmemoración. Exijamos el cumplimiento de los derechos de las mujeres en este sector. Compañera, si ves que otra compañera es violentada, actúa. Compañero, solidarízate. Compañera, si eres violentada, denuncia, aquí tienes a una aliada. Usemos los mecanismos legales por los que muchas otras han luchado.

Eco Maxei
Autor: Eco Maxei
Eco Maxei Querétaro AC es una organización sin fines de lucro cuya misión es fomentar la coexistencia armónica entre las personas y con la naturaleza. Somos una organización multidisciplinaria, fundada e integrada por jóvenes agentes de cambio desde 2014.


Científicos encuentran cocaína en camarones de río

Los camarones analizados en ríos del Reino Unido contienen trazos de cocaína y pesticidas nocivos para la salud.

La contaminación no solo vicia el aire que respiramos; nuestros residuos también llegan al mar. Cada vez más animales marinos se ven afectados por el plástico, que se encuentra hasta en nuestros propios cuerpos. Pero el daño va más allá. Científicos del Reino Unido han encontrado cocaína en los camarones provenientes de sus ríos. Así es: hay trazos de droga en los mariscos que varios consumimos. 

No se trata de un caso aislado ni un suceso extraño. El estudio publicado en Environment International, que puede consultarse aquí, tomó muestras de 15 sitios en julio 2018, que abarcan 5 zonas del área de Suffolk. A través de un biomonitoreo cauteloso, se determinó que había pesticidas y farmacéuticos en dichos entornos. ¿Qué quiere decir? Que aquellos químicos utilizados por la población terminan en el río e impregnan a sus habitantes acuáticos. 

Este no es un problema reservado al Reino Unido, pues claramente no son los únicos consumidores de farmacéuticos. Los trazos de farmacéuticos que se liberan a través de la orina y que llegan a los ríos por el drenaje son los principales culpables, y un estudio realizado en México quizá arrojaría datos similares. 

Otras drogas descubiertas en los camarones fueron ketamina, un tranquilizante de alta potencia, y tramadol, un opioide utilizado para tratar dolores crónicos. También se hallaron muestras de pesticidas que el Reino Unido ha prohibido por su grado de letalidad, como fenuron. La transparencia de los ríos no oculta ninguna práctica nociva; todo lo que se hace en tierra firme puede encontrarse en ellos. 

¿Significa que comer camarones importados nos afectará? No en primera instancia. De acuerdo al estudio, las concentraciones halladas en los camarones no son suficientes para causar un daño inmediato en quien lo consuma. Pero no por eso debemos respirar tranquilos. Sabemos que el daño acumulativo puede ser real si comemos productos contaminados a largo plazo. 

Este sorprendente hallazgo sirve para recordarnos que nuestros hábitos dejan huella. De alguna forma u otra, lo que desechamos acaba por regresar a nosotros. No estamos separados del lugar que habitamos, hay una conexión que nos une al resto de los seres que viven en el entorno. Por eso el desarrollo de una conciencia sobre lo que compramos, consumimos y tiramos es vital para mantener este delicado equilibrio. 

También en Ecoosfera: 10 acciones contra la contaminación por plástico



Estos son los países más peligrosos para ser mujer

Conoce cuáles son los 10 países más peligrosos para las mujeres. ¿Y el tuyo qué tal?

Ser mujer es un peligro. Tal sentencia puede parecer cruda y desproporcionada, pero se afirma en la violenta realidad que cotidianamente afronta el género femenino en todo el mundo: esa mitad de la población que “sostiene la mitad del cielo”, como afirman románticamente –y no sin razón– las feministas chinas.

Un estudio reciente, llevado a cabo por la Thomson Reuters Foundation, ha revelado en qué países tal peligro es más palpable, lo cual se traduce en violencia sexual y redes de tráfico para trabajos sexuales forzados o matrimonios impuestos. Los resultados están basados en las investigaciones de 550 expertos de Europa, África, América y el Pacífico, y la investigación incluyó a trabajadores sociales y de la salud, académicos y organizaciones no gubernamentales, entre otros.

paises-mas-peligrosos-mujer-violencia-genero-mundo-mexico

¿Cuáles son los 10 países más peligrosos para ser mujer?

10. Estados Unidos

9. Nigeria

8. Yemen 

7. República Democrática del Congo

6. Pakistán

5. Arabia Saudita

4. Somalia

3. Siria 

2. Afganistán

1. India

La India fue el país con mayores índices de dichos delitos, y el más peligroso para ser mujer.

paises-mas-peligrosos-mujer-violencia-genero-mundo-mexico

La población femenina de la India está severamente expuesta a la violencia de género debido al arraigo cultural de ciertas prácticas –como los matrimonios forzados–, mismas que son un caldo de cultivo para abusos de todo tipo que incluyen la mutilación genital, la esclavitud y la violencia psicológica a temprana edad.

Entre 2007 y 2016 se reportaron 4 casos de violación cada hora en la India.

No extraña que el resto de países pertenezcan en su mayoría a Oriente, una zona del mundo que es fuente de conocimientos primigenios y fundamentales, así como de grandes avances tecnológicos e incluso iniciativas ecológicas, pero donde la mujer sigue siendo considerada poco menos que un objeto, y en ocasiones también se enfrenta a la guerra, como es el caso de Siria y Afganistán.

Esto demuestra que lograr la equidad de género requiere de cambios profundos, los cuales involucran prácticas culturales e incluso hacen necesario extirpar los paradigmas patriarcales arraigados en el inconsciente de las personas.

Los hombres deberían cambiar su pensamiento ortodoxo. De esa forma las mujeres podríamos respirar tranquilas.

(Mujer india encuestada por Trust.org)

 

El único país de Occidente que entró en la lista fue Estados Unidos, donde en los últimos años se ha incrementado la violencia de género, ante lo cual las respuestas de la sociedad, y de mujeres organizadas bajo la proclama #MeToo, no se han hecho esperar.

No obstante, y más allá del estudio de Thomson Reuters, otros países del continente americanos son muy peligrosos en este sentido. Así lo demuestran todos aquellos donde se realizan actividades mineras, en los cuales la violencia laboral es realmente mortífera para las mujeres, sobre todo indígenas.

O como en México, donde se registran 7 de los 12 feminicidios que ocurren cada día en América Latina.

paises-mas-peligrosos-mujer-violencia-genero-mundo-mexico

Cabe destacar que por eso la categoría jurídica de feminicidio fue traducida al español por primera vez en México, como parte de la batalla dada por feministas como Marcela Lagarde ante el incremento de estos delitos en Ciudad Juárez –un oscuro caso que tiene su propia entrada en Wikipedia–.

Esto ha constituido un enorme paso en contra de los peligros de ser mujer en la actualidad, que debe trasladarse a otros países, junto con la pelea multidimensional de erradicar la violencia de género y lograr la equidad a nivel psíquico, de conciencia, pero también a nivel mediático, laboral y jurídico.

 

Imágenes: 1) Reuters Adnan Abidi; 2) Reuters; 3) César Martínez