Los hombres altruistas son más atractivos y tienen más relaciones sexuales: ¿por qué?

Los hombres altruistas tienen más sexo que los que no lo son: ¿un indicador evolutivo?

¿Qué hace atractivo a un hombre? Las respuestas inmediatas podrían ser la apariencia, el sentido del humor, o incluso el statu quo. Pero, de acuerdo con un estudio publicado por la reconocida revista British Journal of Psychology, el altruismo y la bondad aparentemente remarcada desempeñan un papel fundamental en la elección de pareja, particularmente en las mujeres que buscan relaciones a largo plazo.

La investigación se basó en una encuesta donde se evaluaron las relaciones de pareja de hombres que habían realizado buenas obras, tales como ayudar a un extraño en la calle, donar dinero o apoyar a las personas que los rodeaban sin interés alguno de por medio. En esta encuesta se encontró que los hombres que reportaron actos más altruistas habían tenido más relaciones sexuales y más probabilidades de haber tenido relaciones sexuales en el último mes. Estos hombres también rankearon entre los que habían tenido más parejas a lo largo de su vida. La investigación sugiere que el altruismo es una señal de cualidades deseables y que podría haber evolucionado por selección sexual, de manera que esta virtud está ampliamente relacionada con el éxito de apareamiento.

Por otro lado, en un estudio de 2016 publicado en SAGE Journals se evaluó a un grupo de 202 mujeres a las que se les mostraron diversas fotografías de hombres con diferentes perfiles, entre los que se encontraban algunos en los que eran notorias las buenas obras, la gentileza y la capacidad de ayudar a otros. En esta encuestas, dichos hombres fueron considerados como más atractivos independientemente de su físico, y más tomados en cuenta por las mujeres para una relación duradera. 

 

Ellas los prefieren más humanos

Si bien existe evidencia psicológica de que los hombres “egoístas” y físicamente atractivos resultan parejas deseables para una sola noche, en el estudio publicado en el British Journal of Psychology los hombres altruistas fueron los elegidos por mujeres que deseaban establecer una relación a corto y a largo plazo.

Otros estudios anteriores habían demostrado el potencial que tiene la “humanidad” en los hombres, como el publicado en 2013 por The Journal of Social Psychology, en el que se encontró que las mujeres valoraban el altruismo por encima de otros rasgos, debido a que la pareja tenía más probabilidades de calificar como un buen padre

No ha de sorprender escuchar que dichas virtudes atraen más a las mujeres, puesto que se trata de una condición muy simple de explicar: el fenotipo. En la mencionada investigación se concluyó que la preferencia de las mujeres por hombres bondadosos -altruistas- se debe a las buenas cualidades fenotípicas apreciadas en un hombre, es decir, a que su naturaleza de comportamiento altruista podría indicar que posee la personalidad de un buen compañero, un buen padre e, incluso, que es una persona confiable

Si bien este estudio ahondó en las preferencias de las mujeres a la hora de elegir pareja, habría que contrastar si estos hombres “altruistas” en verdad poseen las cualidades fenotípicas esperadas por su pareja, es decir, si los hombres altruistas resultan tan atractivos a la hora de enfrentarse a la vida diaria en pareja como lo son, a simple vista, por su capacidad de ayudar a otros.



Luna de trueno y eclipse parcial hoy: transmisión en vivo y todo lo que debes saber

Se trata del último eclipse lunar del año y los espíritus del “rayo” se apoderan de esta enigmática luna llena…

Mucho de las tradiciones nativas americanas circula en torno a la conexión entre los astros y la tierra. De ahí que según algunos de sus mitos, ciertas lunas llenas se encuentran relacionadas con la tierra, especialmente con las cosechas, aunque también con el clima y las estaciones del año. Según la tradición nativa americana, se le llama luna del rayo o luna de trueno a la luna llena que aparece durante el mes de julio. Su nombre, como puede ser obvio, se relaciona con la temporada donde ocurren las tormentas más fuertes. También se le conoce como la luna del ciervo, pues es en esta temporada cuando los cuernos de este animal brotan de su aterciopelada piel. 

En esta ocasión, la luna del rayo o luna de trueno viene acompañada de un suceso especial: el último eclipse lunar de 2019. Si bien este eclipse será parcial, podrá alcanzarse a notar si miras en el horario indicado. 

Aproximadamente 7 minutos antes del pico de la luna llena, nuestro astro favorito comenzará a sumergirse en la sombra de la Tierra, iniciando el último eclipse lunar del año. Mientras tanto, Saturno estará acercándose a la luna en el cielo nocturno.

La luna no se pondrá roja durante el eclipse, pero sí podrá verse una parte de ella que comenzará a lucir gradualmente más oscura a partir de las 22 horas (tiempo de la Ciudad de México) y volverá a su estado inicial a la 01 hora del 17 de julio.

Este eclipse tendrá una magnitud máxima de 0.65, lo que significa que el 65% del diámetro de la luna estará cubierto por la sombra de la Tierra, por lo que diversos medios de divulgación científica le han llamado “eclipse de media sangre”.

La luna de trueno y el eclipse parcial serán visible en casi todo el mundo. Si en tu ciudad no puedes verlo, no te preocupes, aquí te proporcionamos el video de la transmisión en vivo



Tu vida sexual y tu salario están íntimamente relacionados, mira por qué

El estudio no sugiere tener sexo en la oficina, sino que existe una correlación entre el salario y la frecuencia de la actividad sexual.

El salud, el dinero y el amor (o la vida sexual, si se prefiere) son, sin duda, las mayores preocupaciones de cualquier trabajador en esta época. Un triángulo frágil que, sin embargo, muestra una firme interdependencia según un estudio publicado en la Revista Internacional de la Fuerza de Trabajo.

En dicho estudio, el doctor Nick Drydakis, de la Universidad Anglia Ruskin, afirma que los trabajadores que tienen actividad sexual dos o tres veces por semana ganan en promedio 4.5% más que los trabajadores que tienen sexo con menor frecuencia. 

Se entrevistó a más de 7,000 trabajadores y trabajadoras de distintas edades y orientaciones sexo-afectivas, además de utilizar metodologías que dieran cuenta de la posible información falsa que la gente compartiera (porque no es ciencia que la gente suele mentir sobre su cuenta bancaria y su vida sexual).

Se propone que la actividad sexual es un indicador de salud física y mental que debe considerarse como parte de la serie de rasgos productivos de una persona, en este caso, de trabajadores y trabajadoras.

Según Drydakis, es difícil saber qué lleva a qué: si la falta de sexo a ingresos bajos o los sueldos altos a mayor frecuencia de relaciones. Se sabe, sin embargo, que “el celibato resulta en menores salarios, así como los menores salarios conllevan menos sexo. Es decir, tenemos argumentos socioeconómicos, de salud y de salud mental para respaldar ambos efectos”.

vida-sexual-salario2
No queda claro si a más sexo mayor salario, o viceversa, pero la relación se sostiene estadísticamente

 

¿Riqueza sexual?

El estudio no señala diferencias salariales entre trabajadores heterosexuales y homosexuales: la orientación no parece ser el factor determinante del mayor salario, sino la frecuencia de actividad sexual.

Esta misma relación directa fue incluso más alta en la franja de edad entre 26 y 50 años. De igual forma, el sueldo de individuos con capacidades diferentes sexualmente activos resulta mayor que el de los no activos.

Para los investigadores, la actividad sexual no se desarrolla solamente en el terreno de lo íntimo, sino que debe tomarse en cuenta como “barómetro para la salud, la calidad de vida, el bienestar y la felicidad”.

La hipótesis de Drydakis es que el sexo tiene un impacto emocional importante sobre otras áreas de la vida, como el trabajo. Igualmente, señala que otras formas de cuidados que no involucren relaciones sexuales (el contacto, la vida social), son importantes para el equilibrio de la salud mental.

Padecimientos como la ansiedad y la depresión tienen un impacto económico importante. No se trata de decir que estos pacientes deberían tener “más sexo” para estar más sanos y trabajar mejor, sino de entender que cuidar de nosotros mismos y de los demás (incluyendo el ámbito sexual) impacta positivamente en el resto de nuestra vida emocional.