No cabe duda de que, hoy más que nunca, es indispensable navegar la red con cuidado. Seguido nos topamos con todo tipo de fake news, bromas de mal gusto que podrían hacernos pasar un mal rato, o personajes que por saltar a la fama o vivir como influencers, venden lo que sea para ser adorados por sus lectores. El último de este tipo de contenidos virtuales es el de una mujer que asegura que beber orina de perro es bueno para la salud, y que puede incluso tratar el cáncer.

En un video que ya tiene más de 300 mil reproducciones, Lynn Lew, usuaria de la orinoterapia canina, afirma que beber esta “pócima” ayuda tanto al tratamiento de cosas tan cotidianas como el acné, como a enfermedades tan graves como el cáncer. Según Lew, nadie lo sabe porque “las farmacéuticas han guardado celosamente el secreto”.

Resulta impactante la sola existencia de estos contenidos en la actualidad, que pretenden engañar a un público cada vez más informado. No obstante, siempre hay quien lo pueda creer, así que denunciar este tipo de aberraciones, que rayan en lo grotesco, parece ser un imperativo.

Sobre todo porque beber orina de perro podría ocasionarte por lo menos una infección en las vías urinarias, ya que se ha comprobado que la orina de perro está hecha de amonio, bacterias, hormonas y ácido úrico, lo que incluso ha provocado enfermedades en dueños de perros que tuvieron algún contacto indirecto con la orina de sus mascotas.

La cantidad de personajes que buscan hacerse de fama fácilmente en Internet aumenta todos los días, y francamente, más allá de lucir gracioso, parece aterrador.