A simple vista, este protista se hace evidente por su brillante color. Conocido como el moho de limo, este organismo es una criatura excepcional que se dedica a rastrear nutrientes. Creciendo varios metros en lugares inusuales, el moho pierde su energía durante el invierno, pero una vez que llega la primavera crea un espectáculo húmedo y vibrante.

A pesar de que no tiene cerebro, este organismo pareciera desarrollar laberintos y evitar obstáculos para conseguir comida. Las estrategias que desarrolla superan a cualquier organismo de este tipo. Siendo testigo de su sorprendente astucia, la investigadora Heather Barnett captó las capacidades del moho de limo.

Revelando sus complejas redes de tubos, adaptación y fascinante apariencia, Barnett creó un montaje que hace énfasis en la sofisticada forma de vida de este protista. La investigadora aplicó distintos experimentos de 2009 a 2018 para probar las habilidades del moho y el resultado fue espectacular.

 

También en Ecoosfera: La nieve rosa, un fenómeno raro y excéntrico de colaboración natural

 

Adentrándonos en el amorfo moho de limo

Los experimentos revelaron que los moldes del moho de limo son fractales exquisitos. La información de este organismo es en esencia nómada. A medida que avanza por el terreno, el protista toma microdecisiones sobre las condiciones del entorno y los recursos que ahí encuentra.

A través de señales químicas, esta masa celular sin forma calcula las complejidades y se adapta biológicamente. Sus patrones dendríticos son como los vasos sanguíneos de las ramas o relámpagos de vida.

Estos videos son hipnotizantes en cualquier sentido. Es surreal mirar un organismo tan pequeño que parece gozar de la independencia más grande de este planeta. Sus delgados filamentos son tan activos como la sangre que corre por nuestro cuerpo.

Dentro de cada circuito, la vida corre sin límites. La evolución ilimitada es una habilidad única del moho de limo. Esta sorprendente adaptabilidad destaca el resiliente poder de la naturaleza. Este organismo desafía la capacidad de comunicación y en todo sentido coopera para salir victorioso.

 

Sigue leyendo: El radiante moho de limo que crece como un fractal en el Zoológico de París