Deléitate un rato con el misterioso hexágono de Saturno en movimiento

Algo tiene Saturno que ha maravillado al ser humano desde hace milenios (empezando por su enigmático hexágono de nubes).

Saturno es, sin duda, uno de los planetas más misteriosos y sensuales de nuestra galaxia. Este gigante de gas tiene un lugar en múltiples mitologías. Por ejemplo, en la romana, donde es personificado por un dios homónimo; en la mitología hindú es Shani, el dios Ninurta entre los babilonios y Cronos en la mitología griega. 

Pero más allá de su potencial alegórico y su liviandad, la cualidad que más maravilla a los científicos –y quizá a los poetas– es una peculiaridad meteorológica en su polo norte. Se trata de un vórtice de nubes en forma de hexágono que ondula con los vientos.

En un estudio reciente, publicado en Nature Communications, se descubrió que durante el verano otro vórtice hexagonal se sitúa sobre el que ya conocemos, en la estratósfera de Saturno. Esto abre la posibilidad de que haya ocurrido una sobreposición de hexágonos en esa zona, o quizá en realidad se trata de un cuerpo encumbrado que ocupa verticalmente cientos de kilómetros. Algo así como una monumental torre, lo cual haría de esta bondad saturnal una todavía mucho más espectacular.

saturno-hexagono-nubes

En todo caso, mientras la ciencia sigue intentando descifrar la peculiaridad de este planeta, nosotros te invitamos a simplemente disfrutar su belleza e imaginar que estás debajo de ese cenit hexagonal filosofando en que, probablemente, la vida sea sólo una perfecta coreografía de fuerzas múltiples. 

* Este GIF animado resultó de la unión de 128 imágenes capturadas por la sonda Cassini y ensambladas en la NASA para documentar el movimiento del manto hexagonal que cubre a Saturno. 



Una pareja reforestó todo un bosque como proyecto de vida (este fue el resultado) 🌲

Y ahora es refugio para cientos de animales en peligro de extinción.

La vida en pareja es indisociable de los proyectos a mediano y largo plazo. Toda relación requiere de que se forme un proyecto de vida en común que dé sentido a la existencia compartida.

Pero existen muy pocos casos donde un compromiso de amor muto se vea nutrido por una labor tan noble como la realizada por Léila y Sebastião Salgado, una pareja que en 20 años reforestó un bosque tropical en Minas Gerais, al sureste de Brasil.

Ahí había vivido Sebastião durante su infancia y juventud. En la preparatoria conoció a Léila, y ambos llegaron a vivir en París y en Londres, ya que su país pasaba por tiempos convulsos. Durante ese tiempo Sebastião estudió economía y estuvo a punto de trabajar para el Banco Mundial. Pero intempestivamente decidió que lo suyo era la fotografía, y su trabajo como fotoperiodista lo llevó a África, donde documentó el terrible genocidio de Ruanda.

Cuando por fin la pareja pudo volver a Brasil tras el fin de la dictadura, y desgastado de tanto documentar el sufrimiento humano, Sebastião se encontró con que en su antiguo hogar también había ocurrido un genocidio. Sólo que éste fue perpetrado contra la naturaleza: ya no había bosque en Valle del Río Doce. Quedaba un yermo territorio sin vida animal a la vista.

Pero cuando todo parecía perdido, Léila le propuso a su compañero hacer de la reforestación de Valle del Río Doce su proyecto de vida. Y así fue como dieron inicio, en 1998, a un proyecto que implicó la creación de una organización ambiental, llamada Instituto Terra, la cual ha fomentado, desde entonces, el desarrollo sustentable de esta zona.

Antes y después del bosque en Valle del Río Doce:

pareja-reforesta-bosque-reforestacion-masiva-brasil-conservacion-ambiental

Casi 3 millones de árboles fueron plantados.

Ahora, este santuario es hogar de cientos de especies en peligro de extinción, entre ellas aves, mamíferos, anfibios y reptiles, además de casi 300 árboles distintos. Pero nadie los llevó ahí: ellos simplemente regresaron al bosque que les había sido arrebatado debido a la deforestación masiva y otras intromisiones humanas.

La labor de esta pareja se ha extendido más allá de los confines de Valle del Río Doce y Minas Gerais, y ha permeado hasta otros estados de Brasil que comparten este gran territorio natural que es el bosque atlántico, y que se extiende hasta Paraguay y Argentina. Además, desde el año 2002 cuentan con una escuela medioambiental, y hasta diciembre de 2012 se desarrollaron más de 700 proyectos de desarrollo sustentable, conservación y restauración.

En el siguiente corto documental puedes ver más de este proyecto, que sin duda es un hermoso ejemplo de cómo dar sentido a la existencia compartida. Si quieres saber más de la labor fotográfica de Sebastião Salgado –y en caso de que no lo hayas visto–, puedes ver el maravilloso documental La Sal de la Tierra, hecho por su hijo, Juliano Ribeiro Salgado.

 

*Imágenes: 1) Luiz Maximiano; 2) Instituto Terra



Escucha estos escalofriantes sonidos captados por la NASA en el sistema solar (AUDIO)

Escucha estos peculiares sonidos que nos hablan de los movimientos que hacen los cuerpos celestes, parecen salidos de una película de terror.

Las festividades como Halloween y el Día de Muertos mexicano invitan a deleitarse a través de las sensaciones terroríficas, pues se ligan con lo paranormal, lo fantasmal y lo mortuorio. Y –mientras que no a todos les complacen este tipo de experiencias– definitivamente hay algo encantador en conectar con “el más allá”, a través de exaltar las emociones. Lo misterioso tiene una cualidad atractiva, que nos invita a imaginar y sólo requerimos de muy pocos incentivos.

Alimentando ese espíritu, la NASA hizo una compilación con una serie de escalofriantes sonidos captados en el sistema solar, especial para estos días de fantasmas. Estos recuerdan a los que se escuchan en las películas de terror: voces ahogadas, susurros, respiraciones, pasos y extraños pitidos como de nave extraterrestre.

nasa-sonidos-planetas-sistema-solar-espacio-escalofriantes-halloween

En realidad, los extraños sonidos son resultado de una especie de traducción que investigadores científicos hacen a partir de ondas de radio captadas por las naves. Estas son transformadas a ondas sonoras y, lo que se escucha es sólo un reflejo de los datos extraídos en el espacio. En la NASA se hacen monitoreos constantes de naves y cuerpos celestes con el fin de estudiar sus movimientos. Los sonidos nos hablan entonces del movimiento de diferentes objetos en el espacio, pero, de cualquier manera, al escucharlos es difícil no imaginar a los misteriosos personajes terroríficos que protagonizan las fiestas para los muertos.

Te presentamos algunos de los más escalofriantes:

La nave Juno, al atravesar el inmenso campo magnético de Júpiter, recuperó este extraño oleaje.

 

El telescopio espacial Kepler captó este extraño sonido emitido originalmente en forma de luz por el sistema de estrellas KIC12268220C. El sonido definitivamente recuerda a una nave espacial de marcianos, de las antiguas películas sobre el espacio.

Estos extraños sonidos, como de fantasmas interfiriendo aparatos electrónicos son emitidas por Ganymede, la luna más grande de Júpiter.

Las ondas de radio emitidas por Saturno, fueron captadas por la nave espacial Cassini, que ha pasado 13 años explorando las lunas del gran planeta, en busca de alguna que pueda ser habitada. El planeta responde con esta aterradora respiración.

Este terrorífico sonido, como de un animal correteando detrás de las paredes, es el único que sí fue grabado como sonido directamente y no traducido a la forma sonora, a partir de datos. Es el sonido que emite el polvo que dejó tras de sí el cometa Tempel 1, al chocar con la nave espacial Stardust.

Descubre la lista completa:

*Imágenes: NASA