Abrimos el clóset y lo primero que vemos es un montón de ropa, y automáticamente pensamos “¿Qué me voy a poner hoy? ¿hará frío o calor?”. Posiblemente elijas aquellas prendas que amas y te hacen sentir más cómodo. Sinceramente, al reducir este proceso el resultado es sencillo: un clóset minimalista.

minimalismo-closet-ropa-cosas

Todos, al menos una vez en la vida, hemos comprado ropa que jamás volvemos a ver. Los cajones y el fondo del clóset son excelentes lugares para acumular cosas que no necesitamos, por ejemplo, un par de jeans que creíste que ibas a usar, la chamarra de invierno, unas bufandas o un vestido que no terminan por convencerte.

La propuesta de un clóset minimalista no es para hacerte sufrir, sino para facilitar las cosas y descubrir que a veces con una sola cosa es suficiente. Para explicar un poco cómo construir un clóset minimalista queremos acudir a Joshua Becker.

El autor de Becoming Minimalist, un blog que nos guía hacia una vida simple, nos enseña las ventajas de “la alegría de uno”. Esto se trata exactamente de una práctica poco común y de un estilo de vida en el que descubrimos que tenemos más de la cuenta.

“La alegría de uno” es una corriente que va en contra de nuestra tendencia cultural: el consumismo. Estamos acostumbrados a acumular miles de cosas para el futuro o “por si las dudas”, creando más desorden en nuestro entorno.

Debemos considerar que el desorden no siempre es físico, también podemos crear un desequilibrio en el costo, trabajo y energía que ocupamos para vivir día a día. Estos elementos pueden ser alterados por lo que nos rodea, por ejemplo, el momento en el que abrimos nuestro clóset y vemos ese desorden frente a nosotros.

tenis-ropa-minimalismo

También en Ecoosfera: El minimalismo como estilo de vida, la nueva tendencia que desafía nuestro paradigma

 

Abriendo las puertas a un clóset minimalista

Rápidamente nos podemos dar cuenta de los beneficios de tener nuestro espacio en orden y sin acumulaciones. Por ejemplo, al limpiar y eliminar todo aquello que ya no necesitas, inmediatamente la mente y el cuerpo se renuevan.

Becker nos explica que hay muchas razones para tener un ejemplar de lo que necesites. El clóset es un buen lugar para comenzar a aplicar “la alegría de uno”, por ejemplo, si únicamente tienes un par de tenis es muy probable que valores mucho más ese artículo por ser único.

Tener sólo un ejemplar de cada cosa te obligará a mantenerlo mejor, cada artículo de tu guardarropa se volverá esencial y especial. En lugar de ser víctimas de la idea de que siempre necesitamos más o un respaldo, podemos reducir nuestras necesidades a un elemento y encontrar un punto de evolución en el que no seremos dependientes de lo que tenemos físicamente.

ropa-minimalismo-gancho

Estamos de acuerdo en que formar un guardarropa minimalista no será algo sencillo, pero no necesitas deshacerte de todo rápidamente. Tomate tu tiempo, aparta la ropa que usas más y ve haciendo una selección paulatina.

Aquello que no utilices o necesites puedes donarlo, el objetivo es que vayas liberando a tu clóset y a ti mismo de una carga material que termina contribuyendo al desorden. Uno de los beneficios del clóset minimalista es la disminución de costos, pero lo más relevante es desarrollar nuestro sentido del valor real de las cosas que en verdad necesitamos y apreciarlas por el hecho de que fueron hechas para mejorar nuestra vida.

 

Sigue leyendo: 5 principios para adentrarte en el minimalismo digital