Qué comemos, cómo comemos, cómo cocinamos: probablemente no ha habido una generación que tenga tan presente la importancia de hacerse estas preguntas como los millennials. Y aunque no nos gusta que nos resuman en un término, ¡ninguna generación ha cambiado tanto los paradigmas sobre la alimentación con creatividad y nuevos hábitos como la nuestra! 

millennials-comida-alimentacion-cocina-4

Los millennials introdujimos en la conciencia contemporánea esta preocupación, y gracias a las redes sociales hemos logrado que hoy se hable de, por ejemplo, la importancia de los productos frescos, orgánicos y socialmente responsables en la dieta humana, e incluso hemos señalado la importancia de retomar el diálogo con la alimentación, de maneras originales, frescas y claro, deliciosas.

 

 

Esto ha significado aprender y reaprender sobre los alimentos: desmentir mitos, como que la mantequilla “es mala” ―cuando, en realidad, tiene un montón de beneficios―, o aguzar los sentidos para distinguir entre buenos y malos alimentos ―por ejemplo, la abismal diferencia entre mantequilla y margarina―.

millennials-invierten-sustentabilidad-futuro-medioambiente
Laurel Golio

Ahora sabemos que la mantequilla y alimentos como la pasta, el huevo o la leche son, de hecho, muy buenos. Es más: podemos probar que son mucho mejores de lo que creían las generaciones anteriores; por supuesto, dentro de una dieta balanceada. Además hemos reinventado la cocina con ingredientes que han mostrado ser superalimentos, como el aguacate, el cual hace de una simple tostada algo alucinante para el paladar.

 

 

Porque los millennials también cocinamos…

millennials-comida-alimentacion-cocina

¿Quién dice que la juventud no cocina? Por supuesto que lo hacemos: nos encanta comer bien y a nuestra manera. Sí, quizá muchas veces no alcanza el tiempo para nada, pero no por ello nos olvidamos de consentirnos con un buen brunch o una cena deliciosa preparada con nuestros ingredientes favoritos. 

alimentacion millennials cocina

Nuestra forma de cocinar a veces se distingue por ser sencilla, sin complicaciones, pero también sana, sustentable y original. Sabemos cómo mezclar sabores y crear nuestras propias recetas, utilizando el Internet para aprender y compartir sobre calidad de vida y mundo culinario.

Todo esto los millennials lo hacemos sin descuidar al planeta, porque ya estamos cansados de heredar malas noticias. Somos una generación informada y, entre otras cosas, evitamos los alimentos repletos de ingredientes nocivos para nosotros y el planeta.

Así que la próxima vez que te vuelvan a decir que los millennials no distinguen un cuchillo normal de uno para untar mantequilla (como destacó un tendencioso estudio) puedes responder que, afortunadamente, distinguimos otra cosa: la diferencia entre la mantequilla y la margarina en salud, calidad y sabor. Sin duda, eso es más importante.

millennials-comida-alimentacion-cocina-4

También puedes hablar de los muchos otros estudios que están demostrando que a los millennials nos importa lo que comemos y que sí, sí sabemos cómo (y nos encanta) cocinar.

Aquí te van tan sólo algunas pruebas:

 

Pero ante la duda, ¡comprobemos nosotros mismos cuánto amamos la cocina!

¿Eres joven del milenio? Responde esta pequeña encuesta: