Las abejas son seres imprescindibles para el planeta. Sin ellas colapsarían los ecosistemas y la existencia entera, pues están encargadas de polinizar más de la mitad de las plantas. Pero además, estos insectos maravillosos nos proveen de un alimento universalmente idolatrado: la miel.

Los usos de la miel van más allá del placer de endulzar el paladar.

usos-de-la-miel-remedios-naturales-caseros

Este elixir ha sido utilizado milenariamente como un remedio natural, debido a que contiene una gran cantidad de vitaminas. También ha sido un elemento clave para todo tipo curaciones y terapias, pues su composición ácida la hace un espacio inhabitable para las invasivas bacterias, a las cuales puede neutralizar en nuestra piel y nuestro organismo. E incluso la miel ha sido la protagonista de ciertos rituales antiguos, como en el caso de algunas comunidades mayas, las cuales ingerían una bebida a base de miel y corteza de árbol antes de las festividades religiosas.

Para obtener todos los beneficios de la miel sólo tienes que asegurarte de su procedencia, pues pueden ser de origen ilegal, lo que significa que estará adulterada y no será pura. Si la compras en el supermercado, cerciórate de que no diga que es jarabe o una imitación. Fíjate bien también en la etiqueta, pues algunas marcas que afirman ser miel no lo son del todo, ya que muchas le añaden azúcar o agua.

Si tienes alguna duda, sólo observa su composición: tiene que ser tan espesa que se adhiera al recipiente donde se encuentra. También puedes conservar la miel durante un tiempo y ver si se cristaliza, lo que es algo que le sucede sólo a la miel auténtica.

15 usos de la miel para remedios caseros

usos-de-la-miel-remedios-naturales-caseros

1. Desintoxicar el organismo

La miel es un antioxidante natural, y sus enzimas ayudan a desintoxicar el cuerpo. Puedes tomar un shot de jugo de piña con 1 cucharada de miel cada mañana, en ayunas. O agua caliente con 1 cucharada de miel y 2 de vinagre de manzana. Debes hacerlo durante por lo menos 2 semanas.

 

2. Fortalecer el cabello

Ingredientes:

  • Miel
  • Aceite de almendra
  • Plátano

Tritura el plátano con un tenedor, agrega 1 cucharada de miel y un chorrito de aceite de almendra. Mezcla bien y coloca la plasta en el cabello desde la mitad hasta las puntas. Deja reposar 20 minutos y enjuaga. Esto suavizará tu cabello y cerrará las puntas abiertas.

 

3. Restaurar la piel del rostro

Ingredientes:

  • Miel
  • Canela

Mezcla 3 cucharadas de miel con 2 cucharaditas de canela en polvo. Bate bien y agrega con una brocha sobre todo el rostro. Deja actuar durante 20 minutos.

 

4. Cicatrizar las heridas

Necesitas:

  • Miel
  • Una o mas cajas con apósitos hidropoliméricos

Para lograr que una herida cicatrice correctamente debes untar miel directamente en la zona previamente desinfectada, dejando un pequeño espacio sin miel para que respire la piel. Después debes colocar encima un apósito hidropolimérico (un tipo de venda que puedes conseguir en cualquier farmacia), el cual sirve para absorber el líquido que expulse la herida. Hazlo una vez al día hasta que notes que la herida casi desaparece.

 

5. Aliviar la tos

Ingredientes:

  • Miel
  • Aceite de coco
  • Jugo de limón

Sólo tienes que mezclar 1 cucharadita de miel, 2 cucharadas de aceite de coco previamente calentado y 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido. Puedes agregar 2 o 3 cucharadas de esta mezcla a una taza de agua caliente o té y verás que te cortará la tos en poco tiempo. 

 

6. Recuperación de los músculos

Después de entrenar, sólo tienes que tomar 1 cucharada de miel. Esto te ayudará a reponer energía, pero también ayudará a tus músculos a no atrofiarse debido a la pérdida de glucosa que se sufre tras una rutina exigente. La miel es perfecta para esto, porque contiene azúcares que el organismo asimila con facilidad.

 

7. Hidratar las manos

Ingredientes:

  • Aceite de almendras
  • Miel

Mezcla 2 cucharadas de miel y 1 de aceite de almendras, revuelve bien y unta la mezcla en todas tus manos. Espera a que actúe por lo menos 20 minutos antes de lavarte las manos.

usos-de-la-miel-remedios-naturales-caseros-555 copia

 

8. Combatir problemas digestivos

Una infusión de menta con miel después de la comida te hará sentir mucho más ligero. Para problemas crónicos puedes tomar cada mañana una infusión de jengibre con miel, pues el jengibre es antiinflamatorio.

 

9. Restaurar el pH para eliminar el acné

Ingredientes:

  • Miel
  • Yogurt
  • Avellana
  • Aceite de oliva

Mezcla 1 cucharada de yogurt y 1 cucharada de miel. Revuelve y añade 1 cucharada de avellanas molidas y 5 gotas de aceite de olivo. Cuando tengas una crema homogénea, aplica en la cara sin masajear. Déjala actuar durante 15 minutos y enjuaga.

 

10. Dormir bien

Tomar un poco de leche (de vaca o de avena) antes de dormir con un poco de miel te hará conciliar mejor el sueño. Lo que sucede es que la miel tiene azúcares de fácil absorción que producen serotonina de manera natural. De igual manera, la leche tanto de vaca como de avena contiene triptófano, que interviene en la regulación de los ciclos nocturnos.

 

11. Eliminar el pie de atleta

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • Miel

Pica 1 diente de ajo y mezcla con 1 cucharada de miel. Aplica la pasta en las zonas afectadas y deja actuar.

 

12. Perder peso

Toma un vaso de agua tibia con canela y miel en ayunas. Esto te ayudará a generar cambios en tu metabolismo y a reducir los antojos por cosas dulces.

 

13. Desinflamar la congestión nasal

Ingredientes:

  • Miel
  • Vinagre de manzana
  • Agua tibia

Mezcla 1 cucharada de miel y 1 de vinagre en un vaso de agua tibia y consúmelo en ayunas. Esto puede ayudar a tratar incluso la sinusitis crónica, pues las propiedades antibacteriales de la miel actúan contra las bacterias que provocan la congestión nasal de la sinusitis.

 

14. Calmar la ansiedad

Tomar miel ayuda a relajarse, gracias a que produce la liberación de insulina y serotonina. Puedes recurrir a la miel en momentos de ansiedad, en lugar de comer dulces o fumar. Una botana de manzana con queso cottage y miel es ideal para esos casos, y mejor aún si tienes paletas de miel pura, que se venden en tiendas naturistas.

 

15. Disminuir el dolor de cabeza

Ingredientes:

  • Miel
  • Clavos de olor
  • Agua

Calienta 1 taza de miel a baño María, agrégale 10 clavos de olor y vierte el producto en un recipiente de vidrio. Deja reposar durante 1 día y toma este elixir en agua caliente o en té cuando tengas dolor de cabeza. Verás que el dolor se reducirá considerablemente y te relajarás.