En la naturaleza hay una variedad de plantas y frutos que promueven una buena salud, y entre ellos está la miel. Esto no es nuevo: la medicina herbolaria y natural ha sido utilizada desde hace milenios por distintas culturas de todo el mundo y su eficiencia ha sido probada.

Posiblemente, más de una vez tu familia te ha recomendado miel para tratar la gripe. Ahora, un nuevo estudiocientífico comprobó que este producto natural es uno de los mejores tratamientos para la tos y el dolor de garganta. Es muy común que las infecciones del tracto respiratorio afecten la nariz, la garganta, la laringe y los bronquios.

Aunque los antibióticos atacan rápidamente las bacterias que causan las infecciones, los médicos han recomendado la miel como una alternativa para tratar los síntomas. Gracias al análisis de distintos estudios en los que se comparó este producto con medicamentos que incluían miel como ingrediente, se llegó a la conclusión de que este producto natural es demasiado complejo y poco uniforme como para valorar su funcionamiento.

Sin embargo, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oxford recomiendan la miel por ser un remedio de uso frecuente y muy conocido por los pacientes. “Además es barato, de fácil acceso y sus daños son muy limitados”, concluyen en el estudio mencionado. La miel es, en muchos sentidos, más viable y efectiva que los medicamentos comunes. Ahora, cada vez que tengas tos o un resfriado leve puedes considerar integrar a tu tratamiento un poco de este ingrediente maravilloso.

También en Ecoosfera: 10 increíbles razones para tener miel en casa

 

¿Cómo elegir una buena miel?

Siendo uno de los productos naturales más consumidos, en ocasiones puede ser difícil de conseguir, y también hay que reconocer que no todas las mieles son especialmente benéficas para el cuerpo. Por ejemplo, la miel cruda o 100% natural es distinta a la procesada que venden en los supermercados. De hecho, se estima que el 76% de la miel que hay en los supermercados es falsa, pues es un producto genéticamente modificado con niveles significativos de jarabe de maíz con mucha fructosa.

miel-natural-beneficios-salud

Por su parte, la miel “cruda” o natural contiene polen de abeja, que tiene proteína medicinal que ayuda a la desnutrición y al desequilibrio energético. Además, la mezcla cruda puede almacenarse por más de 1 año.

En caso de que quieras comprar tu propia dosis de este delicioso producto natural, te recomendamos hacerlo con productores o vendedores locales; pregúntales sobre el proceso de creación de su miel y la manera en que se puede conservar.

 

Sigue leyendo: ¿Dónde comprar miel orgánica y artesanal en México? Aquí te decimos