El plástico es el material omnipresente por excelencia. A donde quiera que vayas, seguramente tendrás contacto con pequeños fragmentos de plástico. La cultura del “usa y tira” convirtió al planeta en un basurero gigantesco, y hoy enfrentamos las consecuencias. Primero fueron los mares, y ahora el ser humano es el que se encuentra impregnado de microplásticos. Nos estamos autocontaminando. 

¿Cómo llega el plástico a nuestro interior? Puede ser a través de botellas desechables, aire, agua, etc. El plástico está prácticamente en todas partes (aunque no lo veas). Se estima que en promedio una persona ingiere cerca de 5 gramos de plástico cada semana, y también lo ingiere por vía de la respiración.

El plástico ahora está en nuestro cuerpo. La basura plástica se acumula en tantas partes del mundo que al final del día regresa a nosotros. Durante años ha contaminado océanos, animales, ecosistemas enteros, y ahora también tejidos y órganos humanos.

También te puede interesar: De cómo es que las bolsas de té contaminan tu bebida con billones de microplásticos

 

Microplásticos en órganos humanos

La información en torno a los microplásticos en el cuerpo humano es relativamente poca. Sin embargo, los investigadores descubrieron que además de acumularse en el tracto gastrointestinal, el plástico también se acumula en los tejidos del cerebro y de todo el cuerpo.

Con un tamaño cercano a los 5 milímetros, las partículas encontradas en los tejidos pertenecen a piezas de plástico más grandes que se descomponen en el entorno natural. A menudo, la erosión del viento y el agua descomponen estos productos que después navegan en el aire. El análisis de 47 muestras de pulmones, hígado, riñones y bazo reveló la presencia de muchos tipos de micro y nanoplásticos, entre ellos: policarbonato (utilizado en botellas de agua), tereftalato de polietileno (usado en poliéster y envases desechables), polietileno (utilizado en bolsas y películas plásticas) y BPA.

plastico-100-reciclable-reutilizable-berkeley

 

Los riesgos del plástico en el cuerpo humano

Los efectos del plástico en la salud aún no han sido bien comprobados. No obstante, los microplásticos han causado en distintas especies tanto inflamación como cáncer e infertilidad. Varun Kelkar, integrante del equipo de investigación mencionado, señala que:

Nunca queremos ser alarmistas, pero es preocupante que estos materiales no biodegradables que están presentes en todas partes puedan ingresar y acumularse en los tejidos humanos, y no conocemos los posibles efectos sobre la salud.

Con el fin de medir la exposición a microplásticos, el equipo planea desarrollar una herramienta en línea para identificar los lugares o actividades con mayor riesgo. Esto permitirá crear una base de datos completa sobre el riesgo de los plásticos.

plastico esta en tus heces popo intestino

Este descubrimiento es otro poderoso recordatorio de la urgencia de transformar el consumo actual. El plástico continuará acumulándose en todos los rincones, y el reciclaje ya no puede salvarnos de las consecuencias. Si queremos evitar los males que provoca el plástico (y los microplásticos) en la salud y en todo el planeta, es momento de actuar. No permitamos que este autoenvenenamiento continúe.

 

Sigue leyendo: Y para comer… ¿qué te parece una cucharada de plástico?