La basura no se desvanece. Al salir de casa, su camino apenas comienza. Lo que sucede es que la mayoría de los desechos, al llegar a los vertederos, se trituran y terminan en el mar. Los macroplásticos como bolsas y botellas se rompen hasta formar microplásticos, los cuales se juntan en el fondo marino.

Midiendo poco menos de 5 milímetros, los trozos de plástico se desvanecen en la inmensidad del océano, y aunque se crea que es plástico perdido, no lo es. De acuerdo con científicos del Centro Nacional de Oceanografía del Reino Unido, masivas cantidades de microplásticos viven en los océanos.

plastico-contaminacion-oceanos

Según un estudio publicado en Nature Communications, al tomar una muestra de los primeros 200 metros superiores del océano Atlántico se calculó la presencia de entre 12 y 21 millones de toneladas métricas de microplásticos. Esto quiere decir que en 1 solo metro cúbico de agua de mar hay cerca de 7,000 partículas de plástico. Incluso, la cantidad de plástico podría ser mayor, debido a que los científicos tan sólo analizaron el 6% del océano y un rango muy limitado de plásticos.

Así, los expertos comenzaron a armar una imagen de la contaminación del océano. Las partículas sintéticas han corrompido los mares y hoy más que nunca se debe pensar sobre el “ciclo de los microplásticos”.

microplasticos-atlantico-oceano-contaminacion

Las pequeñas partículas trituradas se mueven desde la tierra, el mar y el aire. Así como salen de nuestras casas, vuelven a nosotros en distintas y preocupantes formas. Por decir lo menos, los microplásticos se quedan en los vertederos por siglos, pero si pensamos en los resultados graves, podemos considerar que a veces llegan a nuestros pulmones.

El viento también acarrea desechos y en la atmósfera se acumulan partículas que caen como lluvia plástica. Así, tal como en el aire, los investigadores se preguntan cómo es que los procesos naturales del agua mueven los microplásticos: de arriba hacia abajo o del fondo a la superficie.

También en Ecoosfera: 12 innovadoras acciones para salvar los océanos

 

El proceso de los microplásticos en los océanos

A principios de 2020, un grupo de expertos reveló que las corrientes de agua en realidad transportan los microplásticos hasta escupirlos en el lecho marino, contaminando distintos ecosistemas. Otros científicos descubrieron que los peces suelen confundir las partículas con alimentos y esto altera la cadena alimentaria.

Esto significa que, tarde o temprano, los microplásticos regresan a nosotros en los productos de consumo marino. Pero una de las principales razones por las que no nos damos cuenta de la existencia de los microplásticos es porque el 99% de ellos son mucho más pequeños de lo que imaginamos.

cuanta-basura-plastico-genera-comida-contaminacion

En esencia, aún no se sabe con exactitud cuántos microplásticos yacen en el océano Atlántico, pero se estima que pueden ser millones de toneladas. Esta investigación tan sólo desenmascaró 200 metros de la superficie oceánica, y eso no es nada considerando el tamaño general del Atlántico.

Sin embargo, los expertos no se dan por vencidos. La tarea de contabilizar los microplásticos oceánicos es muy compleja por distintas razones, pero este pequeño acercamiento revela la gravedad del asunto y la necesidad de eliminar el plástico del consumo humano.

 

Sigue leyendo: Los microplásticos llegaron a los órganos del ser humano (así nos autocontaminamos)