Infografía: los estados de México donde se ha prohibido el plástico

Muchos estados ya han implementado políticas sustentables que apuntan a que dejemos atrás nuestra dependencia al plástico.

Ya no podemos seguir produciendo y consumiendo plástico como lo hacemos en la actualidad. Por más que existan proyectos científicos que están encontrando originales formas para reutilizarlo, lo cierto es que estamos usando demasiado de este material dañino, a tal grado que no podemos reciclarlo todo.

Además, solemos olvidar que hace pocas décadas nadie dependía del plástico. Nuestros padres crecieron sin necesidad de este material tóxico. ¿Cómo organizaban su vida sin necesidad de bolsas, empaques y envases de plástico? Es lo que hoy nos toca pensar y repensar colectivamente.

Y es que, en promedio,
cada persona utiliza 650 bolsas de plástico al año en México.

estados-mexico-donde-prohibido-plastico-prohibicion-popotes

Afortunadamente, en este país ya se ha empezado a avanzar rumbo a una sociedad libre de plástico. Muchos estados de México ya han prohibido el uso de todo tipo de productos plásticos, desde bolsas hasta popotes, lo que nos orilla a ingeniárnoslas para sustituir un montón de productos. Lo cual, por cierto, no es tan difícil: en Guatemala sustituyeron las bolsas de plástico con hojas de plátano, y muchas comunidades indígenas que han dejado el plástico voluntariamente han encontrado otras soluciones igual de originales.

Y ni hablar de iniciativas tan novedosas como la de Nueva Zelanda, donde todos los alimentos frescos serán vendidos sin bolsas de plástico. Ejemplos hay muchos: seguirlos depende de nuestra voluntad para contribuir a la salud de la naturaleza.

¿Cuáles son los estados de México
donde se ha prohibido el plástico?

Hasta ahora, son 11.

¿Cuándo entrarán en vigor los reglamentos?

La mayoría de las leyes ya han sido reformadas. 
Pero será hasta enero de 2020 cuando se comenzarán a levantar multas…
Así que, ¡cuidado!

estados-mexico-donde-prohibido-plastico-prohibicion-popotes



Amor, vulnerabilidad y masculinidades alternas: entrevista con el poeta Jericho Brown

“Creo que especialmente para los hombres es difícil salir al mundo a decirles a todos ‘Estoy buscando intimidad. Estoy buscando ser vulnerable.'”

Jericho Brown, nacido en Louisiana en 1973, es uno de los poetas más interesantes de la escena literaria estadounidense actual. Con Please, The New Testament y The Tradition, tres breves pero contundentes libros, Brown ha cimentado una sensibilidad muy particular, donde se unen la rabia y el dolor de la violencia policial que sufren las comunidades afroamericanas, con los propios episodios de la vida del autor lidiando con temas como el racismo, la homosexualidad, la autoimagen corporal y lo que significa ser una persona sensible en un mundo que parece castigar la sensibilidad.

Portada de “The New Testament”

En una entrevista reciente, Brown comparó la creación artística con el enamoramiento. Según él, se trata de actos en donde nos ponemos en situación vulnerable, y que eso es precisamente lo que nos atrae del arte.

“Es como cuando estás enamorado. No te puedes enamorar sin ser vulnerable (…) Todo en nuestra cultura nos entrena para no ser vulnerables, para evitar la intimidad. Y la poesía nos pide que seamos de una forma en la que normalmente no estamos entrenados para ser. La poesía puede entrenarnos para ser así. No estamos entrenados para hacerlo. Creo que es difícil admitirlo para la gente. Creo que especialmente para los hombres es difícil salir al mundo a decirles a todos ‘Estoy buscando intimidad. Estoy buscando ser vulnerable.’”

Y es que, para Brown, los poetas siempre se escudan en ocupaciones secundarias cuando se les pregunta a qué se dedican: responden que dan clases o editan libros, pero no se nombran a sí mismos “poetas”, es decir, seres vulnerables.

jericho-brown
Jericho Brown (Imagen: AJC.com)

¿Pero qué significa exactamente ser vulnerable, y por qué eso debería ser importante?

Para Brown, se trata de que la poesía nos permita observar dentro de nuestros propios abismos sin sucumbir al vértigo. En sus propias palabras,

“Cuando empiezas a observarte a ti mismo encuentras un montón de mierda fea. ¿Sabes a qué me refiero? Así que, cuando hablo de ser vulnerables, me refiero a la habilidad para observar esa mierda fea. Transformar la mierda fea en lenguaje que va a convertirse en algo que esperamos que sea hermoso (…), pero no significa que creas que es hermoso. Puedes ver lo feo que es.”

La vulnerabilidad nos permite observarnos a nosotros mismos y a los demás sin voltear el rostro. Cuando hablamos de intimidad en aspectos emocionales, se trata de poder acercarnos a nuestros rasgos menos atractivos sin tratar de estetizarlos, ni hacer como que no están ahí.

El trabajo creativo (aunque, desde cierto punto de vista, cualquier trabajo, así como la vida misma, comportan un ingrediente de creatividad) es especialmente exigente a este respecto: la obra de arte le pide al artista su vulnerabilidad, y a su vez el artista debe estar atento para reconocer que esa vulnerabilidad que lo lastima puede nutrir su relación con el mundo.

“Escribir más allá de las líneas que salieron fácilmente. La gente llega a la línea fácil y creen que ya terminaron. Pero ese es solo el comienzo. Ahí es cuando te dices, ‘¡Mierda, ahora voy a tener que decir la verdad porque acabo de mentir!” (…) Para mí, eso es lo que quiero decir al hablar de ser vulnerables frente a la obra. Me refiero literalmente a sentarte y hacerla y tomar lo que te ofrezca. Y si no te está dando nada, entonces insistir en ella hasta que lo haga.”

Aquí puedes leer y escuchar algunos poemas de Jericho Brown en español.



Es oficial: Jalisco se une a la guerra contra el plástico y prohíbe estos productos

En favor de la sustentabilidad, Jalisco prohíbe estos productos de uso cotidiano que contaminan terriblemente.

En Jalisco, un grupo de estudiantes del Centro Universitario de los Altos creó un sustituto de plástico hecho a base de nopal en 2015. Ahora, con la prohibición de algunos plásticos que entró en vigor en este estado el 1o de enero, Jalisco se convierte en uno de los estados que habrá que seguir de cerca en materia de sustentabilidad y medioambiente.

Además de los popotes –contra los que se ha hecho una auténtica cruzada mundial–, los plásticos prohibidos en Jalisco para venta y uso son:

  • Bolsas de plástico
  • Botellas de plástico
  • Platos y vasos de unicel
  • Empaques de botanas y bollería

 

En las costas de Jalisco: olas de plástico

prohiben-plastico-jalisco-mexico-prohibicion-bolsas-popotes

La iniciativa se produjo a partir de las investigaciones dirigidas por algunos especialistas en algunas costas de Jalisco, que a la fecha están inundadas de basura plástica. Según corroboró la Universidad de Guadalajara (UdeG), tan sólo en dos limpiezas realizadas por académicos y estudiantes del Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur), en conjunto con la asociación civil Vive Planeta Azul, se recolectaron 300 kilos de residuos. Y esto sólo en 5 kilómetros de costa.

Francisco de Asís Silva Bátiz, investigador del CUCSur, recordó en el comunicado de la UdeG por qué esto debe preocuparnos, individual y colectivamente. Y es que los microplásticos forman parte de esta contaminación omnisciente: incluso están en el agua que bebemos de botellas de plástico. Y no sólo los ingerimos por esa vía, sino a través de las especies marinas que se consumen como alimento.

Por eso festejamos esta iniciativa, que se suma a la de otros estados, como Veracruz, Sonora y Querétaro, pero sobre todo a las pioneras comunidades indígenas que se han rebelado contra el plástico y la contaminación.