¿Por qué son estos los paraísos más instagrameables del planeta? 📱✨

Una selección de los territorios fantásticos que Instagram nos permite conocer y apreciar.

La primigenia y humana pasión que sentimos por los viajes y la fotografía tiene en Instagram a su red social ideal, pues miles de usuarios contribuyen diariamente a hacer de Instagram el mayor y más exquisito álbum fotográfico que se tenga del mundo. Y lo mejor es que podemos mirarlo cuando queramos y transportar nuestro espíritu a sitios de insospechada geografía y repletos de patrimonios materiales de la humanidad.

Algunas cuentas de esta red social son una auténtica ventana para mirar los territorios más insólitos y sorprendentes que existen. Una de ellas es, sin duda, la de NatGeo, que hace poco realizó un concurso para premiar a las mejores fotografías de Instagram.

Pero si te preguntabas qué otra cuenta seguir para que te dejen de aparecer sólo desayunos y selfies, aquí te presentamos algunos de los lugares más instagrameables del mundo, cortesía de la cuenta de Passion Passport y sus asombrosas visiones colectivas de territorios fantásticos.

 

Chefchaouen, Marruecos

Petra, Jordania

Mie, Japón

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Win a trip to Thailand, The Seychelles, or The Maldives! Intrigued? There are just a couple of days left to enter. Link in bio. #PPLoveInTheAir 📷@godive2000 📍Mie, Japan 🇯🇵

Una publicación compartida de Passion Passport (@passionpassport) el

Nepal

Capadocia, Turquía

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“My partner and I were staying at a hotel in Cappadocia, and one of the employees told us about a magical sunrise spot that we absolutely had to see. He took out a map and showed us exactly where to go, but in our early-morning stupor, we got lost and almost missed the big event. We finally found the location with only minutes to go. As hot air balloons passed overhead, it felt like the whole Earth was standing still. The light from the desert sun was warm and golden, and we could only hear the clicks of our cameras and the soothing sounds of the flames keeping the balloons aloft. Even though we took a few photos, we were so mesmerized that we didn’t care if we got ‘the shot.’ It was an unforgettable experience that made us both feel incredibly calm and happy — it’s safe to say that Cappadocia brought out the best in us.” 📷@xkflyaway 📍Cappadocia, Turkey 🇹🇷 #passionpassport Eager to learn more about Turkey? Click the link in our bio for our travel guide to Istanbul!

Una publicación compartida de Passion Passport (@passionpassport) el

Angkor Wat, Camboya

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“Looking back on our time in Cambodia, I think the color yellow and the feeling of warmth, happiness, and adventure it provoked played a wonderful part in our experience. We got very lucky with the weather, and each sunrise and sunset bathed everything it touched in the most magical golden light. This pushed us to make the most out of our time every day — we always made it outside for sunrise and sunset, even when we were tired from our daily activities. If it weren’t for this opportunity as winners of the #PPExpediaYellow contest sponsored by @expedia, we might not have visited Cambodia any time soon. It was one of our favorite trips, full of moments we will remember for a lifetime.” Click the link in our bio to read more about @tom.shu’s journey and Cambodia’s brilliant hues. 📍Angkor Wat, Cambodia 🇰🇭#ExpediaPic #passionpassport

Una publicación compartida de Passion Passport (@passionpassport) el

Bangkok, Tailandia

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“Located an hour away from Bangkok is Wat Sampran, a Buddhist temple like no other. I originally came across it online and knew that I had to experience it for myself. After some planning, I woke up early to get there for sunrise, only to feel I was in a different world. As a fan of ‘Dragon Ball Z’ growing up, the nostalgia I felt was powerful — taking me back to my childhood and reminding me Shenron, a dragon from the show. To this day, Wat Sampran remains one of my favorite pieces of architecture I’ve ever witnessed.” 📷@_deepsky 📍Wat Sampran, Khlong Mai, Thailand 🇹🇭 What travel destinations have transported you to another world? Tell us your experiences on #passionpassport or comment below!

Una publicación compartida de Passion Passport (@passionpassport) el

Chiang Mai, Tailandia

Monte Fuji, Japón

Barcelona, España

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Want to win an amazing 6-day urban yoga retreat in Barcelona? Head to the link in our bio to enter and for the full details! 📷 @sebastien.nagy 📍Barcelona, Spain 🇪🇸 #passionpassport

Una publicación compartida por Passion Passport (@passionpassport) el

Sajonia, Alemania

Danao, Filipinas

/center>

Masái Mara, Kenia

Cordillera Huayhuash, Perú

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“While on assignment in Peru, I trekked through the Cordillera Huayhuash, and these folks were our escorts as we journeyed through their homeland. It was unbelievable how much faster they were than us. Over the course of three days, we hiked 65km at an altitude as high as 4750m. I was feeling sick due to the altitude, but the scenery at Lago Jahuacocha allowed me to forget about it all, even if it was just for a moment. I never realized Peru’s landscape had so much versatility beyond Machu Picchu!” Interested in having your own outdoor Peruvian adventure? Click the link in our bio. 📷@flopunktwe 📍Cordillera Huayhuash, Peru 🇵🇪 #passionpassport

Una publicación compartida por Passion Passport (@passionpassport) el

Nueva York, Estados Unidos

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

We’re hiring! There are several positions available out of our New York City offices or on a project basis. Check out the link in our bio for all of the details. 📷 @kevinwonka 📍New York City, USA 🇺🇸 #passionpassport

Una publicación compartida por Passion Passport (@passionpassport) el

Moscú, Rusia

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“It was late November, and Moscow had already experienced two consecutive weeks of cold, gray weather. But on this day, nature decided to give us a gift. When I saw the sun climbing over the horizon, I excitedly made my way over to the city center. Even though it was early, I noticed other people hurrying through the streets as well, cameras in hand, asking others to take photos of them near the city’s landmarks. As I composed my shot of St. Basil’s Cathedral, I felt grateful for the beautiful morning — both for myself and for the visitors, too. The sun had given us all a reason to smile.” 📷@mazurevanasta 📍Moscow, Russia 🇷🇺 #passionpassport

Una publicación compartida por Passion Passport (@passionpassport) el

Bali, Indonesia

Noruega



Una pareja reforestó todo un bosque como proyecto de vida (este fue el resultado) 🌲

Y ahora es refugio para cientos de animales en peligro de extinción.

La vida en pareja es indisociable de los proyectos a mediano y largo plazo. Toda relación requiere de que se forme un proyecto de vida en común que dé sentido a la existencia compartida.

Pero existen muy pocos casos donde un compromiso de amor muto se vea nutrido por una labor tan noble como la realizada por Léila y Sebastião Salgado, una pareja que en 20 años reforestó un bosque tropical en Minas Gerais, al sureste de Brasil.

Ahí había vivido Sebastião durante su infancia y juventud. En la preparatoria conoció a Léila, y ambos llegaron a vivir en París y en Londres, ya que su país pasaba por tiempos convulsos. Durante ese tiempo Sebastião estudió economía y estuvo a punto de trabajar para el Banco Mundial. Pero intempestivamente decidió que lo suyo era la fotografía, y su trabajo como fotoperiodista lo llevó a África, donde documentó el terrible genocidio de Ruanda.

Cuando por fin la pareja pudo volver a Brasil tras el fin de la dictadura, y desgastado de tanto documentar el sufrimiento humano, Sebastião se encontró con que en su antiguo hogar también había ocurrido un genocidio. Sólo que éste fue perpetrado contra la naturaleza: ya no había bosque en Valle del Río Doce. Quedaba un yermo territorio sin vida animal a la vista.

Pero cuando todo parecía perdido, Léila le propuso a su compañero hacer de la reforestación de Valle del Río Doce su proyecto de vida. Y así fue como dieron inicio, en 1998, a un proyecto que implicó la creación de una organización ambiental, llamada Instituto Terra, la cual ha fomentado, desde entonces, el desarrollo sustentable de esta zona.

Antes y después del bosque en Valle del Río Doce:

pareja-reforesta-bosque-reforestacion-masiva-brasil-conservacion-ambiental

Casi 3 millones de árboles fueron plantados.

Ahora, este santuario es hogar de cientos de especies en peligro de extinción, entre ellas aves, mamíferos, anfibios y reptiles, además de casi 300 árboles distintos. Pero nadie los llevó ahí: ellos simplemente regresaron al bosque que les había sido arrebatado debido a la deforestación masiva y otras intromisiones humanas.

La labor de esta pareja se ha extendido más allá de los confines de Valle del Río Doce y Minas Gerais, y ha permeado hasta otros estados de Brasil que comparten este gran territorio natural que es el bosque atlántico, y que se extiende hasta Paraguay y Argentina. Además, desde el año 2002 cuentan con una escuela medioambiental, y hasta diciembre de 2012 se desarrollaron más de 700 proyectos de desarrollo sustentable, conservación y restauración.

En el siguiente corto documental puedes ver más de este proyecto, que sin duda es un hermoso ejemplo de cómo dar sentido a la existencia compartida. Si quieres saber más de la labor fotográfica de Sebastião Salgado –y en caso de que no lo hayas visto–, puedes ver el maravilloso documental La Sal de la Tierra, hecho por su hijo, Juliano Ribeiro Salgado.

 

*Imágenes: 1) Luiz Maximiano; 2) Instituto Terra



Mirada de pájaro: las mejores fotos aéreas tomadas con drones en el 2018

Una oportunidad para ver al planeta desde una perspectiva tan vertiginosa como apabullante.

La tecnología de los drones nos ha abierto las puertas al deleite sensorial. Gracias a éstos y al agudo ojo de algunos grandes fotógrafos aéreos, podemos contemplar los ecosistemas naturales y humanos en una perspectiva que nos llena de tanto asombro como de goce, y que antes sólo era posible captar con globos aerostáticos o vehículos aéreos –con todas las limitantes que ello significaba–.

El Drone Photography of the Year es un concurso que se encarga de dar a conocer las mejores fotografías áreas tomadas con drones, lo que no sólo es un reconocimiento más que merecido, sino que ayuda a difundir estas visiones únicas de la naturaleza y de la sociedad, llenas de perfecta geometría, planos sinuosos y sin duda, uno que otro inesperado paisaje.

Se recibieron 4,400 fotografías de 101 países;
hubo 7 ganadores
.

Aquí te mostramos las siete fotografías premiadas, así como las menciones honoríficas de este certamen, cuyas imágenes te harán profundizar tu concepción del mundo y sucumbir a su infinita belleza.

mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Adam Barker, ganador de la categoría Vida salvaje
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Ovi D. Pop, ganador de la categoría Abstracto
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Gabriel Scanu, ganador de la categoría Naturaleza
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Dhritiman Mukherjee
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Qinghua Shui, ganador de la categoría Gente
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Francesco Cattuto, ganador de la categoría Urbano
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Vincent Riemersma, ganador de la categoría Deportes
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Kirsten Täuber
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Thomas Vijayan
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Thomas Vijayan
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Bachir Moukarzel
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Anders Carlson
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Francesco Cattuto
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Byron du Bois
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Gary Cummins
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Yavor Michev
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Alex Visbal
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Davide Lopresti
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Luis Alonso
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Fan Zhang
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Xiaoxiao Liu
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Mieke Boynton
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Peter Virag
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Davide Lopresti
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Branko Markovic
mejores-fotografias-areas-drones-concurso-fotografico-2018
Stephan Fürnrohr