A menudo las personas necesitamos fuerza, aclarar la mente y volver a nuestra esencia. Actos tan simples como respirar bien, cerrar los ojos y calmar la mente son ejercicios de meditación avalados por la ciencia que nos otorgan la fuerza necesaria para continuar.

Practicar la meditación nos ayuda a aceptar las fallas y a no hundirnos en pensamientos ansiosos. A veces, la lucha más difícil es con la mente y con nosotros mismos. El cerebro en ocasiones puede superarnos, pero una autoexploración del pensamiento podría liberar nuestro mejor potencial.

meditacion-ecoosfera-meditar-como-ejercicios

Podemos concentrarnos en los beneficios de la meditación de acuerdo con algunas técnicas zen, pero para los más escépticos respecto del tratamiento del cuerpo a través del pensamiento existen algunas opciones respaldadas por la ciencia.

Investigaciones hay muchas, y la literatura científica se centra en los diversos beneficios de la meditación, entre ellos la respiración. La capacidad del ser humano para equilibrar el cerebro a través de distintos tipos de respiración es magnífica.

También hay otras técnicas de meditación: un paseo por el bosque, escuchar música, relajarse mientras se toma un baño, etc. Las posibilidades de provocar cambios en algunas zonas del cerebro y mejorar tu salud son muchas, sólo hace falta que las pongas en práctica.

También en Ecoosfera: 5 beneficios comprobados que te da la meditación

 

Ejercicios de meditación respaldados por la ciencia

Mindfulness 

Mindfulness es la práctica para aprender a gestionar las emociones y perfeccionar el estado de la conciencia. Un estudio publicado en Psychosomatic Medicine explicó que la técnica mindfulness ayuda al desarrollo de anticuerpos que protegen el sistema inmunológico. Una plena conciencia sobre las emociones puede ayudar a disminuir las toxinas dañinas para el cerebro; es por eso que aprender a controlar lo que hay en nuestra mente se refleja en la salud. 

 

Parpadear 

Parpadear es una actividad humana tan natural que apenas la percibimos. En algunas pruebas de multitasking se comprobó que una mayor atención al parpadeo puede servir como un estímulo dirigido. Es decir que el ser humano, al ser capaz de focalizar su atención, puede generar una mejor gestión de los recursos cerebrales.

 

Practica tu atención

Una atención plena en lo que estamos haciendo mejora significativamente nuestra memoria y le da tiempo al cerebro para procesar la información. Conecta con tu inconsciente, platica con tu voz interior y procesa mejor lo que sientes y observas.

 

Pensamientos positivos

Maximiza los pensamientos positivos. Desarrolla tu intuición de forma que puedas evitar lo negativo. La psicología positiva se ha dedicado a recrear prácticas de relajación que se asemejan a la meditación, y una de ellas es construir emociones positivas.

Construye tantos pensamientos y experiencias positivas como puedas; incluso si sucede algo no tan bueno, puedes transformarlo en un recurso personal para enfrentar los síntomas negativos. Se ha comprobado que esta práctica de meditación produce un aumento de las experiencias felices que después se van transformando en emociones positivas.

 

Meditación en grupo

La conexión humana es uno de los momentos fundamentales a través de los cuales el ser humano puede sentir satisfacción tanto mental como física. Los beneficios del contacto humano son extraordinarios; sin embargo, en muchas sociedades, los sentimientos de inestabilidad, falta de seguridad, etc., han contribuido a la pérdida de un sentido colectivo de positivismo.

No se trata de que el contacto humano sea obligatorio, sino de generar una solidaridad colectiva que pueda sentirse aunque no necesariamente sea visible. Esta conexión social está implícita en nuestra esencia y se ha demostrado que ser cercanos a otros nos beneficia emocionalmente. Un par de sesiones de meditación o respiración con otros, platicar y escuchar son acciones que pocos hacemos con detenimiento. Date momentos de convivencia sin esperar algo a cambio y reemplaza lo negativo por algo funcional.

 

Respiración

El dolor es parte de la vida y es parte de sentirnos reales y frágiles, pero hay técnicas que ayudan a sobrellevar el dolor físico y mental. La respiración es la herramienta más poderosa que tiene nuestro cuerpo, ya que las interacciones cerebrales pueden ser transformadas a partir de la respiración. Cuando estamos estresados, la respiración es acelerada y corta y se convierte en un estímulo nocivo, pero cuando respiramos de forma lenta, estamos dando el tiempo necesario para que nuestro estado cognitivo mejore.

Hay muchos ejercicios de meditación funcionales y el panorama que se abre ante nosotros nos permite descubrir los beneficios internos y médicos de cada práctica. Explorar el control del cuerpo en beneficio de la mente es tan natural como querer deshacernos del estrés.

Es aventurado ignorar las frustraciones o problemas de la mente, pero controlar nuestros pensamientos es tan sólo mirar el mundo desde otro lugar, desde uno mejor y más propositivo.

 

Sigue leyendo: Los beneficios de la meditación se quedan contigo hasta por 7 años